El futuro del sindicalismo en la cuarta transformación o sindicalismo de cuarta en el futuro

De un modo consciente o inconsciente, el dócil y burocratizado sindicalismo que hoy nos queda es, en gran parte, responsable del adormecimiento social resultante del proceso de globalización económica en marcha. No me alegra decirlo, mas no podría callarlo: José Saramago

Las reformas laborales de reciente cuño, ya con el sello de régimen de AMLO, contemplan lo que se ha dado en llamar la democratización de los sindicatos del país, en un proceso que aún se encuentra en preparación para su procesamiento y el que sin duda será de manera gradual pues dependerá en gran medida de lo que precisamente constituye su esencia: la voluntad de decisión de los trabajadores y de la propia sociedad. Será un paso trascendente y muy doloroso pero, ¿Valdrá la pena?

Los sindicatos hoy en día son las instituciones en la que menos confían los mexicanos desde el 2004 y hasta octubre de 2018 según encuestas anuales realizadas por Mitofsky, esto por la falta de transparencia en sus manejos y porque cada vez representan menos a los trabajadores y por sus líderes señalados por la corrupción además del tráfico de influencias y enriquecimiento.

Como principio de una mayor justicia laboral para los trabajadores, el Congreso aprobó recientemente una reforma laboral quizá la más importante en década,  a lo que Javier Buenrostro historiador por la UNAM dice que López Obrador en realidad está desmontando uno de los mecanismos históricos de control del presidencialismo mexicano, al desmontar los sindicatos y la elección de sus dirigentes. Con esta medida también se busca democratizar a los sindicatos y la elección de sus dirigentes, esto es regresarle el poder y derechos a la clase trabajadora y la libre afiliación será primordial para la democratización del sindicalismos mexicano.

Sin embargo se espera que el país transite a un nuevo sistema sindical en México en esta cuarta transformación con la ratificación del convenio 98 de la organización internacional del trabajo (OIT) con esto se busca la libertad sindical y el fenómeno de la negociación colectiva voluntaria; el capítulo laboral del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) impulsa el voto libre y secreto, el derecho a la negociación colectiva y el establecimiento de órganos independientes que registren las elecciones sindicales y resuelvan las controversias laborales; y la legislación secundaria de la reforma laboral  promueve la desaparición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje así como la creación de Tribunales Laborales, Centros de Conciliación y un Organismo descentralizado que registre los contratos colectivos o lo sindicatos, con estos tres instrumentos se desarticulará el corporativo de relaciones laborales que se estableció en México desde los años 30 y que aún sigue vigente. Francisco Hernández Juárez, Secretario General del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana y Presidente Colegiado de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) dice que todo va en el misma dirección de fortalecer, modernizar y democratizar el mundo del trabajo y también señala que el nuevo gobierno trae criterios que van en esa línea, pero hay un elemento esencial para que todo pueda tomar cauce: la reforma secundaria. Por otra parte Alfonso Buzas investigador de la UNAM afirma que los sindicatos regresarán a manos de los colaboradores, los trabajadores celebrarán contratos colectivos si lo desean y habrá una auténtica contratación colectiva.

Los instrumentos que según algunos especialistas desarticularán el viejo esquema sindical en México son el 1. El Convenio 98 de la OIT que promueve la libertad sindical y busca poner en marcha las condiciones para estimular y fomentar la negación colectiva voluntaria, 2. El T-MEC que busca prohibir la injerencia del empleador en las actividades sindicales y propone órganos independientes para registrar elecciones sindicales y 3. la Reforma al artículo 123 de la Constitución que pondría en marcha los centros de conciliación y el organismo descentralizado encargado de registrar los contratos colectivos del trabajo y los sindicatos así como los procesos administrativos relacionados. Estas reformas mostrarán un nuevo rostro al sindicalismo mexicano que deseamos sea en beneficio de la vida pública de nuestro país y esperemos también proteja los intereses comunes y defienda los interés económicos y laborales de todos los trabajadores que resultamos ser la mayoría de los mexicanos.

PEDRO OLVERA / Retruécanos / San Luis Potosí, S.L.P. / Agosto 3 de 2019.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.