¿De quién es el municipio donde se habita?

La proximidad social más importantes en una comunidad, es la vecindad que se establece desde los municipios en donde las personas viven. Es ahí en donde se nos permite la interacción gregaria, bajo normas de conducta que deberían ser cumplidas por quienes habitamos en una determinada demarcación municipal.

Desde luego que el ejemplo que se da en comportamiento municipal, debe ser elevado a los estados y por supuesto a la federación, de donde emana la ley fundamental que, le da fortaleza a nuestra federación, la cual agrupa a los estados de nuestro México.

Últimamente los municipios, desprotegidos casi en su totalidad, muestran su fragilidad frente a los ciudadanos, convirtiéndose en vulnerables. No sólo se trata de lo que nos quejamos en cuanto a violencia, impunidad y, corrupción, en el sector público, también, de quienes ejercen o, quieren ejercer poderes fácticos, desde la sociedad, persiguiendo intereses muy definidos políticamente.

El lugar de trabajo en beneficio de la sociedad, como debería ser donde se reúnen los servidores públicos, en este caso, municipales, han sido profanados con insultos y descalificativos indecibles en estos espacios. La confrontación parece interminable en perjuicio del pueblo potosino.

Se ha detenido el trabajo para nuestro mutuo progreso y, desde luego a cargo de nuestros representantes municipales, convirtiendo el espacio público de trabajo, en un deplorable espectáculo de pleitos y agresiones verbales y, en muchos casos físicas.

La altura de miras y el trabajo para la colectividad, incluyente, sin importar colores o, filias y fobias, es ya una falacia. El debate de argumentos razonables, ante la imposibilidad de tenerlos, ha dado paso a la barbarie de las agresiones colectivas, a punto de hacerse una batalla campal.

Pareciera que las instituciones creadas para dirimir diferencias, están en desuso, no se buscan más. La tardanza en la aplicación rápida de la ley, deja a la deriva a los usuarios y, espectáculos indeseables como el que comento, se can generando poniendo en peligro la convivencia social.

Litigar diferencias o, buscar justicia en los medios, es un grave error. Una agresión, se contestará cono otra de mayor impacto, creando ascendentes descalificativos en una sociedad presumiblemente civilizada, a costa de la ciencia y tecnología, se vuelve por e ello, en depredadora del ser humano, constituyendo el retroceso de la sociedad, en el lugar de una progresista.

Desde los diferentes espacios, donde muchos queremos aportar progreso a la comunidad, hacemos un llamado a que esta violencia doméstica, se detenga y las diferencias tomen curso en la autoridad competente y, esta, urgir el resolutivo de las diferencias en forma clara, rápida y contundente.

San Luis Potosí, no debe seguir en esta escalada de violencia que, se agrega a la que vive la Republica Mexicana. Finalmente los que vivimos en esta demarcación, lo seguiremos haciendo y, no sería difícil, cuando estos actos violentos, escalen, vallan indeseablemente, a costar la pérdida de vidas, abonado a lo que la inmensa mayoría de los mexicanos aborrecemos.

@jaimechalita

JAIME CHALITA ZARUR / Espacio de reflexión / San Luis Potosí, S.L.P. / Julio 19 de 2019.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.