¿Su Palabra Tiene Valor?

su palabra

SAB 21 SEPTIEMBRE 2013 3:00
Leonel Serrato7 Pulso/ San Luis Potosí, S.L.P.

Le escribo esta carta dudando sobre cuál sería la mejor manera de escribirle una carta don Fernando que exprese bien mi sentimiento de que algo me debe; no sé cómo escribirle porque ya no lo conozco, es un perfecto e insondable desconocido, de modo que lo haré sólo en uso de mi derecho como mandante potosino.

Usted, don Fernando, hoy día no es el buen hombre con el que me llevó a platicar el licenciado Juan José Rodríguez Regil en los albores de 2009, ese se esfumó cuando se fue de pesca durante semanas antes de tomar posesión; ¿Recuerda nuestra conversación? Quizás no, pero yo sí, cada palabra.

En ese tiempo a Usted lo presentaron con muchas personas cuya opinión significara algo para la gente en San Luis Potosí, ¿Con cuántas ha quedado mal, o a cuántas cree haber decepcionado?

Apenas nos presentaron y me dijo con franqueza que quería dejar en claro que Usted no era un abortista, y que cuando opinó sobre la despenalización del aborto estuvo a favor porque muchas mujeres morían cada año víctimas de charlatanes, que era su deber preservar esas vidas como Secretario de Salud (de Su Alteza Inmarcesible), me lo espetó porque escribí un artículo en el que critiqué que fomentara el aborto, y hasta le equiparé a Bernard Nathanson antes de su arrepentimiento.

“Tengo muchas ganas de servir a mi Pueblo licenciado…” me dijo con una pasión que sólo se ve en quienes creen en lo que dicen; “No tiene idea de lo que me ha tocado ver como médico y como funcionario del gobierno.. cómo se desprecia a la gente pobre.. yo quiero cambiar eso y hacer Justicia, porque vengo de la cultura del esfuerzo…”

“Fui mojado… andaba uno con lo indispensable, pero no ambiciono más, sino devolver a San Luis todo lo que ha hecho por mi…”

“Conocí al doctor Nava, yo lo respetaba, aunque mi hermano Martín era el que tenía mucha cercanía con él… Martín lo conoce a Usted licenciado, y tiene muy buena opinión… sólo quiero la oportunidad de demostrar de lo que soy capaz…”

Cuando yo hablé, no supe ni que decirle don Fernando, lo percibí como un ser humano cálido, humilde, sensible y sincero.. Sólo atiné a expresarle mi buena voluntad con su proyecto, hasta creí que ya no era abortista, y le pregunté “¿En qué le puedo ayudar?”

“En todo lo que pueda, con su gentil opinión… en lo electoral, en lo legal licenciado… están con todo contra mí en el proceso interno.. pero más haciendo extensiva mi buena voluntad…”

Yo cumplí, es público y notorio que acompañé al equipo del licenciado Miguel Cardoza, y luego al del licenciado Cándido Ochoa, en la defensa legal de su candidatura, y a don Fernando Chávez y a don Eduardo González en el soporte político de la misma; el que no cumplió fue Usted.

Como no puedo creer que mintió sobre sus intenciones, o sobre sus motivaciones, o que logró engañarnos a todos, prefiero creer que yo sólo me engañé, y no puedo sino rogar por la generosidad de una explicación que me saque del error.

Le ruego que responda teniendo presente que en nuestro sistema legal y de gobierno el responsable único y directo de las decisiones ejecutivas es el Gobernador, si bien Usted no es el autor material de muchas cuestiones, sí es el que debe responder por todas ellas, aunque deteste hacerlo; no es excusa ignorar algún hecho, o desconocer algún acto; no le libra demostrar que le han desobedecido, o que han actuado sin sus órdenes; tampoco puede usar como respuesta la evasión, ni argüir su percepción de que quienes le preguntamos lo hacemos por odio, envidia o despecho, la respuesta es algo a lo que tenemos derecho.

¿Usted, don Fernando, cree que ha servido al Pueblo Potosino permitiendo que algunos malos policías lo golpeen, repriman o asesinen?

¿Se sirve al Pueblo Potosino dejando sin castigo los crímenes que a diario se cometen en toda la entidad, y que los verdaderos criminales anden campantes por todos lados?

¿Qué clase de servicio al Pueblo Potosino es regalar la más absoluta impunidad a quienes desde gobiernos anteriores (estatal y municipales) saquearon el erario?

¿Qué le está devolviendo al Pueblo de San Luis Potosí de lo mucho que dice haber recibido?

No logro entender su concepción de servicio al Pueblo cuando se extralimita y usa de los bienes públicos para su solaz; no puede entrar en mi mente cómo se puede servir a la gente en San Luis sin una sola obra pública de relevancia que detone el desarrollo y fomente el empleo; siempre he creído que no hay que dar pescados, sino enseñar a pescar, y no se enseña a pescar al repartir dinero público en despensas, becas, cobijas, pies de cría, apoyos o como quiera llamarles, esas son dádivas, es volver pordiosera a la gente sólo por ser pobre, es quitarle la estatura ciudadana; no puede gastarse el dinero público en pagar el servicio de la deuda heredada de su antecesor sin preguntar y reclamar las cuentas de en qué se gastaron esas sumas millonarias; no puede hacerse el disimulado sobre la responsabilidad civil, administrativa y penal de los pillos que fueron sus compañeros de gabinete sin que nos concite a la ira a todos los que dejamos en sus manos nuestra bien ganada lucha por recuperar la integridad en la función pública; no tenía derecho a usar la buena fe y la esperanza para burlarse de nosotros; por lo mismo no puede esperar que dejáramos de reclamarle su abulia y dejadez; no puede hacerlo por decencia, pero además recuerde que Usted empeñó su palabra de honor.

Dio su palabra de que serían potosinos las y los encargados de la seguridad; dio su palabra de que desmilitarizaría esos espacios; dio su palabra de garantizar pleno respeto a los derechos fundamentales de todas las personas; dio su palabra de que el Contralor del Estado sería propuesto por la sociedad civil y oyendo la opinión de los partidos políticos ajenos al suyo; dio su palabra de que no habría impunidad y castigaría a los ladrones del erario, y lo firmó públicamente; pero la palabra empeñada no obliga sino a quien está acostumbrado a honrarla, y en ese tenor, sólo Usted puede decir si algo debe.

Ingenuidades

Priistas, de la izquierda o de la derecha, todos los pequeños políticos gustan de los aplausos grabados, si no ¿Para qué harían eso que llaman “Informe”?

leonelserrato@gmail.com

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.