Uso y abuso del poder

Xavier Nava en dificultades// El ácido de la realidad// Su equipo no ayuda// La guerra con los Gallardo//En el PAN ya no lo quieren.

Ya se sabe que el poder tiende a corromper y saca a la luz la verdadera personalidad de quienes lo ejercen. La historia política local y nacional está llena de ejemplos que prueban esta afirmación.

Corrupción, abuso de poder, impunidad, opacidad e ineptitud son algunas de las prácticas que desprestigian a quienes hace un mal uso de un cargo público.

Funcionarios de gobierno, diputados, policías, jueces y magistrados son señalados con índice de fuego y condenados en el tribunal de la opinión pública cuando traicionan la confianza de los ciudadanos.

Xavier Nava en zona de peligro, agobiado por las dificultades de gobernar.

Un buen candidato no es necesariamente un buen gobernante. Ya en 1985 el político estadounidense Mario Cuomo puso en circulación una frase que daba cuenta de esta realidad: “se hace campaña en poesía, pero se gobierna en prosa”.

En campaña se enamora al electorado con  discursos y promesas que seducen. Pero ya en el gobierno la lógica es otra, hay que dar resultados.

Xavier Nava ha tenido la oportunidad de vivir esta experiencia. Contra todo pronóstico derrotó en las urnas a Ricardo Gallardo Juárez que en apariencia era un adversario invencible por las clientelas y alianzas políticas que lo arropaban y por el dinero con el que contaba para competir. Nava lo hizo morder el polvo pero ahora en el gobierno municipal sus resultados son escasos y está teniendo serios problemas para gobernar.

Gobernar es un oficio complicado que se ejerce en solitario y que frecuentemente es incomprendido. No son suficientes las buenas intenciones. Tampoco ayuda en las horas difíciles ser heredero de un linaje distinguido. El abuelo del alcalde, el doctor Salvador Nava,  no puede venir en su auxilio para decirle qué debe hacer al momento de tomar decisiones trascendentes. Si acaso Xavier Nava puede realizar un ejercicio de meditación y revisar de manera objetiva el legado ético y político que le dejó el galeno y actuar en congruencia.

A unos meses de gobernar el municipio más importante del estado Xavier Nava ha empezado a vivir la experiencia de ser sometido al ácido de la política tal y como es: cruenta, venenosa e ingrata.

Estos primeros meses de gobierno se han consumido en una feroz guerra de trincheras en contra su antecesor Ricardo Gallardo Juárez.  Ha sido un ejercicio desgastante con un final incierto. Denuncias van y vienen y las autoridades competentes no resuelven ni aplican sanciones. Son lentos y mientras tanto Xavier Nava se erosiona y pierde legitimidad.

Adicionalmente hay evidencia de que su equipo de gobierno no tiene experiencia ni ha sabido estar a la altura de las circunstancias.

Un ejemplo perfecto de esta naturaleza ambigua lo hemos visto en el más reciente resbalón que tuvo el gobierno municipal al desalojar de manera abusiva a la ex oficial del Registro Civil número 11, María Teresa Carrizales Hernández.

Por esta acción desmedida y de trato indigno la Comisión Estatal de Derechos Humanos inició un expediente de queja por considerar que se violentaron los derechos humanos de la víctima a la legalidad, la integridad y la seguridad personal.

La afectada ya acudió también al Congreso del Estado para pedir a los diputados iniciar juicio político en contra del alcalde y ha trascendido que está por radicar una denuncia ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Los tenaces enemigos de Nava, los Gallardo, no van a desaprovechar este desliz e intentarán tumbar al secretario del Ayuntamiento Sebastián Pérez García que fue el que ordenó el desalojo y al titular de la Dirección General de Seguridad Pública Municipal Edgar Jiménez Arcadia quien encabezó personalmente el torpe operativo.

El hoyo en que se haya metido Xavier Nava por este caso con apariencia de abuso de autoridad también está siendo aprovechado por quienes en el PAN no lo quieren como su candidato a la gubernatura. No solo le han retirado el apoyo sino que además están pidiendo  que se castigue a los responsables para provocar un daño colateral al alcalde para que sus aspiraciones de competir por la gubernatura se vayan al bote de la basura.

El alcalde Xavier Nava vive horas difíciles. Está metido en un callejón sin salida. Vamos a ver cómo sale de esto. Va a estar difícil.

ÁNGEL CASTILLO TORRES / Panóptico / San Luis Potosí, S.L.P. / Julio 15 de 2019.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.