Se agitan las aguas en el PAN

En el PAN  ha comenzado claramente la disputa para ganar la candidatura a gobernador. No es el tiempo más oportuno pero el empuje de los aspirantes ha desbordado las reglas y el calendario electoral.

Este partido se ha recuperado de la derrota sufrida a manos de Morena el año pasado. Ha curado sus heridas y está reorganizándose para ir por la revancha en las elecciones de 2020 y 2021. No ha perdido la pasión por el poder. Se prepara para dar la pelea contra el partido del presidente López Obrador.

Es visible el ímpetu que está adelantando los tiempos de la sucesión. Este arrebato  tiene como motor las ambiciones de algunos aspirantes a la gubernatura. Así quedó de manifiesto la semana pasada cuando el senador Marco Antonio Gama y el ex alcalde de la capital Octavio Pedroza anunciaron que buscarán ser candidatos.

Estos personajes se han abierto de capa y con ello aceleran las disputas al interior del PAN ya que no son los únicos que aspiran a quedarse con la candidatura.

Los adelantados y el madruguete.

Eran las 11 de la mañana del domingo 30 de mayo y en Ciudad Valles se habían congregado militantes panistas de todo el estado para ser testigos de la inauguración de la Casa de Enlace del senador Marco Antonio Gama. Como testigos de honor se hallaban presentes el líder nacional del Partido Acción Nacional, Marko Cortés, el coordinador de la bancada panista en la Cámara de Senadores, Mauricio Kuri y el presidente estatal del blanquiazul, Juan Francisco Aguilar.

Todo parecía un simple acto de apertura de una oficina de gestión cuando de repente el líder de los senadores panistas destapó a Marco Antonio Gama como candidato a gobernador.

El pronunciamiento tomo por sorpresa al dirigente estatal Juan Francisco Aguilar, quien hasta ese ese momento se dio cuenta que su presencia estaba convalidando un madruguete por parte de Gama y sus aliados de la dirigencia nacional.

En ese instante el líder estatal no dijo nada. Dejó pasar el destape por prudencia o cortesía política. No era políticamente correcto desautorizar en esa fiesta la adelantada propuesta.

Fue hasta el día siguiente cuando Juan Francisco Aguilar inició el control de daños consciente de que la propuesta de Mauricio Kuri equivalía a dar de escobazos a un panal. Y en efecto, el avispero panista se alborotó porque el madruguete de Gama mandaba la señal de que el Comité Ejecutivo Nacional ya tiene candidato a la gubernatura. Así que muy propio y con el rostro endurecido Juan Francisco Aguilar declaró a los medios de comunicación: “No son tiempos de destapes sino de ponerse a trabajar para entregar buenas cuentas a la ciudadanía y de poder echar a andar al caballo, ya después nos preocuparemos por el jinete”.

Casualmente el día del destape de Marco Antonio Gama (domingo 30 de junio) otro destacado panista, Octavio Pedroza Gaitán, manifestaba muy orondo en una entrevista ofrecida en exclusiva a un periódico local que… «He tomado la determinación de buscar la candidatura de mi partido a la gubernatura”.

No sabemos si Octavio sabía que Gama iba a ser destapado en Ciudad Valles ese domingo pero su autoproclamación como precandidato emparejó la competencia con el senador de la república.

En el desarrollo de la entrevista realizada a Pedroza Gaitán quedó de manifiesto que tiene muy clara cuál es la ruta que debe transitar para conseguir el ansiado trofeo. Dijo al reportero que: “será un proceso largo y complejo, que en una primera etapa requerirá lograr que el PAN me considere para la postulación y después hacerle frente a la madre de todas las batallas, la elección constitucional del 2021».

La estrategia que Pedroza dibujó al periodista es muy ambiciosa pero realista, afirma que primero buscará lograr un buen posicionamiento en su partido porque se siente alejado de los militantes ya que tuvo que estar 9 años fuera del estado cumpliendo funciones de diputado y senador de la república. Después, como segundo paso, buscará construir acuerdos, relaciones transversales y vínculos con otras fuerzas política para fincar una alianza ganadora.

Posteriormente trabajará en una tercera línea estratégica para sumar ciudadanos no militantes a su proyecto.

Como puede verse el precandidato Octavio Pedroza tiene una hoja de ruta bien trazada que aspira a construir un Frente Amplio compuesto por varios partidos y organizaciones ciudadanas que le sirvan como plataforma de lanzamiento a su aspiración.

Pero esta historia no está completa. Falta saber qué piensan y que van a hacer otros y otras aspirantes del PAN a la gubernatura.

¿Qué hará por ejemplo la diputada Sonia Mendoza ante estos madruguetes? ¿Se mantendrá pasiva o actuará en consecuencia para no quedar rezagada? ¿Y Alejandro Lozano, El Boris, ya abandonó sus aspiraciones?

¿Y Xavier Nava? ¿Tiene todavía alguna posibilidad de ser postulado como candidato externo del PAN?

Por otro lado no hay que descartar que si alguno de los aspirantes panistas no consigue la nominación porque al final se impone desde la cúpula a un candidato, está viva la posibilidad de jugar a través del partido “México Libre” que están formando Margarita Zavala y Felipe Calderón. La ex pareja presidencial está urgida de conseguir votos para obtener el registro oficial de su organización y en San Luis Potosí cuenta con seguidores. Si esto llegara a ocurrir el PAN se va a dividir y sus posibilidades de éxito disminuyen.

En conclusión: En el PAN ya se adelantó la disputa por la nominación a la candidatura a gobernador y a su dirigente estatal le están brincado las trancas.

ÁNGEL CASTILLO TORRES / Panóptico / San Luis Potosí, S.L.P. / Julio 8 de 2019 /

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.