«Cayeyo» Culpable por Homicidio Calificado

Con argumentos y pruebas científicas, Eduardo Hernández Jannet, conocido como «Cayeyo Jr.» fue declarado por el Tribunal de Juicio Oral, culpable por homicidio calificado con agravantes de ventaja y traición en contra del empresario Eugenio Castañón el pasado cinco de mayo del 2017 el fraccionamiento Campestre.

«Saqué una pistola que traía en mi pantalón y le disparé para defenderme; cerré los ojos di un paso atrás, quedé en shock», confesó sin titubear Eduardo Hernández Jannet, alias «El Cayeyo Jr.».

Los litigadores de la Fiscalía General del Estado obtuvieron fallo condenatorio en contra de Eduardo Hernández, por el homicidio ocurrido en el fraccionamiento Campestre de la ciudad capital en mayo del 2017 y el próximo lunes será la audiencia para individualizar la pena y determinar cuántos años le darán de prisión.

De acuerdo a un breve comunicado de la Fiscalía, con argumentos y pruebas científicas se comprobó la responsabilidad de Eduardo Hernández en el asesinato de Eugenio Castañón, por lo que el Tribunal de Juicio Oral dictó el fallo señalado por el delito de homicidio calificado con ventaja y traición.

La defensa del acusado buscaba «tumbar» el delito de homicidio calificado para que se cambiara a homicidio en riña, y que así la pena corporal fuera mucho menor.

Ante los jueces y una abarrotada sala de los juzgados de la penitenciaría de La Pila, ayer «El Cayeyo Jr.» continuó con su relato de lo ocurrido el día del crimen, en su domicilio ubicado en el fraccionamiento Campestre.

«Estábamos en mi casa ingiriendo bebidas alcohólicas; él me dijo que su familia tenía más dinero que la mía, que mi papá era un pinche ´cuidavacas´ y que yo era un mantenido, empezamos a discutir; yo le dije que era un pinche quemaperros y un piromaniaco (sic)», relató.

El inculpado aseguró que después de discutir, el hoy occiso intentó golpearlo en dos ocasiones, pero no especificó si él respondió a la agresión, después dijo que Eugenio tomó un cuchillo de cocina con el que pretendía herirlo, fue cuando él tomó una pistola que traía entre sus ropas, cerró los ojos y disparó a su víctima.

Al ser cuestionado por la defensa del por qué traía una arma, Eduardo señaló que minutos antes de la riña, la víctima le pidió que le mostrara las armas que se encontraban en un pasillo de la vivienda y que después se fajó una de las pistolas en su pantalón.

«Cayeyo Jr.» concluyó su testimonio y cuando era el turno de que el representante de la Fiscalía General del Estado lo cuestionara, el inculpado se negó a responder, sólo dijo: «me niego a contestar, ya dije lo que tenía que decir» y de inmediato regresó a su lugar.

Una vez con la sentencia condenatoria, en los próximos días se le individualizará la pena a Eduardo Hernández y por lo pronto, la Fiscalía del Estado está solicitando la máxima que serían 40 años de prisión.

La defensa anunció que apelará la sentencia condenatoria del Tribunal del Juicio Oral y ahora tiene cinco días hábiles para interponer este recurso ante instancias superiores.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.