Hay que evitar los pasos distantes entre los esposos

La clave del amor eres tú. No te enfoques en buscar pareja, enfócate en construir la mejor versión de tu vida, para ser una mejor pareja para tu pareja. Nelson Mandela nos decía acerca de ser la mejor versión de ti mismo lo siguiente: “No podrás vivir en auténtica pasión, si te conformas con una vida que es menos de la que eres capaz de vivir”, se aprende que el coraje no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El valiente no es el que no siente miedo, sino el que vence ese temor.

Mira derribar y destruir a tu pareja es fácil, los héroes en el matrimonio son aquellos cónyuges que construyen y trabajan por la paz y la creación en la relación de pedacitos de cielo en vez de infiernos, es tan fácil crear líos entre los esposos, basta una frase dicha en mal momento por uno de los dos para que se desate una dialogo no grato a los ojos de Dios, y no grato para crear la versión de sí mismo de cada uno de los dos, es cuando me pregunto Puede la esposa (esposo) a reconocer a Dios en la persona de su esposo (esposa).

En verdad te digo mi estimado lector, nadie nace odiando a su prójimo, si no me crees, piensa en ese niño de 2 o 3 años de edad, no es bueno ni es malo, la gente aprende a odiar, y vaya que se puede aprender a odiar fácilmente pero también se puede aprender a amar, pues el amor le viene más natural al corazón de las personas. La educación, el respeto, la convivencia, la tolerancia, entre los esposos, esos talentos, son el arma más potente para cambiar entre ellos y lograr ser la mejor versión de cada uno de ellos mismos.

Créeme, si estás buscando a la persona que cambiara tu vida, échale una mirada al espejo, cuando trabajes en lograr ser la mejor versión de ti mismo para ti y tu pareja, sigue trabajando en ello, y si vuelves a fallar en el intento, no importa, cada vez fallaras mejor y te rendirás menos, hay que evitar a toda costa los pasos distantes entre los esposos.

Un matrimonio debe rodearse solo de personas que los eleven en su condición de esposos, nunca de personas que fomenten y siembren la inquietud, discordia y la envidia, la duda entre los esposos, todo ello puede traer como consecuencia un daño importante de tu trabajo acerca de la mejor versión de ti mismo. Entre los esposos hay una palabra muy importante que se llama transparencia, y que logra maravillas entre ellos para consolidarse. Cero preocupaciones, todo llega, todo cambia y todo pasa. hay que evitar a toda costa los pasos distantes entre los esposos.

Existe una reflexión muy importante que establece la diferencia entre la escuela y la vida, y dice así: en la escuela primero aprendes una lección y luego te ponen una prueba, y en la vida, te mandan la prueba y después aprendes la lección. En la relación matrimonial sucede exactamente igual, nadie se casa enseñado, ni sabiendo ser pareja, ningún matrimonio comienza sabiendo cómo ser padres,

No podrás vivir en auténtica pasión en tu matrimonio, si te conformas con una vida matrimonial que es menos de la que eres capaz de vivir”, se aprende que el coraje no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él miedo, los esposos valientes no son los que no sienten miedo y preocupación, sino todo lo contrario, son los que vencen ese temor, y aquel matrimonio que aprende a serlo venciendo ese temor, consolida con su pareja gran cantidad de gracias, porque están trabajando y se están dedicando a ello. hay que evitar a toda costa los pasos distantes entre los esposos.

El razonamiento que debe haber en cada uno de los esposos que trabajan en ser la mejor versión de si mismos, debe girar en torno a declararse ser totalmente capaz en todo momento y aceptarse capaz, de tal forma que pueda crear paz en su mente y en su corazón, para poder desbordarse con su pareja, nunca me olvido de esa frase que dice “Nadie da lo que no tiene” y en la relación matrimonial debe haber superávit de ser capaz. hay que evitar a toda costa los pasos distantes entre los esposos.

Sueña sin miedo y vive sin límites. En el aceptarse a ser capaz te lleva a vencer el miedo, hay hasta un poema al miedo, que dice más o menos así: Querido miedo… Tengo que decirte que lo nuestro se acabó. Ya he tenido suficiente. Ya me has frenado en demasiadas ocasiones y no estoy dispuesto a aguantar esta situación ni un minuto más. Además, he conocido a otros más interesantes que tú. Se llaman confianza, ilusión y esperanza, así que me despido porque me voy con ellos. Y bien pues así es como se debe encarar todo obstáculo que nos produce miedo. hay que evitar a toda costa los pasos distantes entre los esposos.

El matrimonio horroriza y produce miedo cuando las cosas no están funcionando y por miedo las personas se quedan como congeladas sin hacer nada, eso opera tanto para ellas como para ellos. Porque son de estructura mental diferente y las manifestaciones del miedo en cada uno de ellos se manifiestan e identifican diferente.

En un libro que se llama “Que hago si mi media naranja es toronja” los autores Evelyn Prado Maillard y Jesús Amaya Guerra, son mexicanos, profesionales respectivamente de la Educación y de la Psicología. En este libro me llama la atención que algunas conclusiones entresacadas de él que me habían llegado por distintos medios. Y no me ha decepcionado, todo lo contrario, sin ser un libro de descubrimientos deslumbrantes, sí es un libro afinado y didáctico en sus reflexiones sobre las diferencias entre hombres y mujeres a la luz de la neurociencia.

Con oportuno sentido del humor y sin desbarrar en enfoques machistas ni feministas y con una amena aplicación de la neurociencia, se dan respuestas a preguntas tópicas y típicas de las relaciones entre los dos sexos: ¿Por qué mi marido habla sólo en monosílabos? ¿Por qué mi mujer no perdona y mucho menos olvida? ¿Por qué las mujeres sólo piensan en el amor? ¿Por qué los hombres sólo piensan en el sexo? ¿Por qué los hombres son tan lentos y las mujeres tan desesperadas? ¿Por qué los hombres son tan desidiosos y las mujeres tan obsesivas? hay que evitar a toda costa los pasos distantes entre los esposos.

Hombres y mujeres llevamos más de diez mil años viviendo juntos y todavía ignoramos los motivos de las divergencias entre uno y otro sexo, lo cual genera no pocos conflictos que muchas veces se resuelven en ruptura. No se trata de pretender llegar a ser iguales, sino de ser más felices sabiendo por qué somos distintos y actuando en consecuencia.

Creo que yo regalaría este libro a quienes estén pasando por una crisis conyugal o de pareja, a aquellos que vayan a iniciar una relación sentimental o, simplemente, a aquellos que quieran ahorrarse disgustos con sus parejas. La clave del amor eres tú. No te enfoques en buscar pareja, enfócate en construir la mejor versión de tu vida, para ser una mejor pareja con tu pareja. hay que evitar a toda costa los pasos distantes entre los esposos.

Olvidar es fácil, pero hay que recordar que olvidar es un proceso que lleva trabajo, las tristezas del corazón son las más grandes y las más difíciles de asumir, para sanar una herida de amor, hay que dejar de tocarla. La clave del amor eres tú, Dios puede sanar un corazón roto, pero tienes que darle todas las piezas, el mejor tipo de amor es el que te hace mejor persona, no busca transformarte en alguien que no eres, sino sacar la mejor versión de ti.

En los matrimonios hay que enfocarse en construir una mejor versión de sus vidas, para ser una mejor pareja con su pareja, quédate con quien conozca la peor versión de ti, y en vez de irse, se quede y te ayude a ser mejor, después de todo tú eres la mejor versión de mí, es lo que hay. hay que evitar a toda costa los pasos distantes entre los esposos.

La Mejor Versión de Ti Mismo, Usa Este Poderoso Secreto para Vivir una Vida Extraordinaria Descubre cómo cambiar tu vida para vencer uno de los más grandes miedos que todos tenemos, el miedo al cambio. Nunca preguntes porque te amo. Solo acepta que lo haga, y lo haré por el resto de mi vida. Me di cuenta que es el amor de mi vida porque a pesar de los años he sentido la necesidad de ser parte de su vida, de saber que está bien. Que está feliz así no sea conmigo. hay que evitar a toda costa los pasos distantes entre los esposos.

Tomando una reflexión de ÁNTONIO ROYO MARÍN en la que nos dice que SOMOS HIJOS DE DIOS, y que hay que conocer el Misterio de la divina Gracia me he permitido hacer una analogía muy interesante Donde te haces consciente Entre las infinitas posibilidades que tienes ante ti, y solo hay un camino lleno de luz que espera por ti. La Santísima Trinidad inhabita en nuestras almas para hacernos participantes de la vida íntima de Dios y en la vida íntima del matrimonio, hay que evitar a toda costa los pasos distantes entre los esposos.

El Alma esta por la gracia, recibiendo continuamente de Dios su vida sobrenatural, de manera semejante a cómo el embrión en el seno materno recibe en cada instante la Vida de la madre y de ella vive. Y Para eso vino Cristo al mundo, para que vivamos por El, como nos dice el apóstol San Juan y el mismo Cristo en el Evangelio: Yo He Venido para que tengan vida, y la tengan abundante. Ahora se comprende lo que querías decir San Pablo con aquella misteriosa expresión: Ya no soy yo quien vive, es Cristo quien vive en mí hay que evitar a toda costa los pasos distantes entre los esposos. Pues ya no son los esposos los que viven, es cristo quien vive con ellos.

Tiene, pues, la generación divina adoptiva alguna semejanza con la generación Eterna del Verbo en el seno del PADRE; y nuestra unión con DIOS por la gracia de parecer, de algún modo a la unión existente Entre Él y El Padre en el Espíritu Santo. Tal y como debiera pasar en los matrimonios esa unión con Dios. Ningún teólogo se hubiera atrevido jamás a decir esto si no tuviéramos por delante las Palabras mismas de Cristo.

Palabras en su sublime oración SACERDOTAL en la noche de la cena: Pero no ruego solo por estos, sino por cuántos han de creer en. Mi por Su Palabra; para que todos sean uno, como Tú PADRE, estás en Mí y Yo en Ti, para que también ellos sean uno en nosotros y el Mundo crea que Tú me has enviado. Hay que evitar a toda costa los pasos distantes entre los esposos.

Y Yo les he dado a ellos la gloria que Tú me diste, a fin de que sean uno, como nosotros somos uno. Yo en ellos y Tú en Mí para que sean consumados en la Unidad. El Hijo es uno con el PADRE por su unidad de naturaleza divina que eso y no otra cosa es la gracia Santificante. El Hijo vive del Padre, y nosotros vivimos particularmente de Dios. Él está en el PADRE, y el Padre en El, y nosotros estamos también en DIOS, y Dios en nosotros.

Por aquí se ve como mediante la gracia, somos introducidos en la vida Trinitaria, que es la vida misma de Dios, y como El habita en nosotros, comunicándonos esa misma Vida Divina. Y sin las Tres Divinas Personas las que en nosotros miran, pues no es propiedad de ninguna de ellas en particular, el engendrar nos cómo hijos de Dios, sino que es una acción enteramente común a las tres.

Están pues, en el alma justificada las tres Divinas Personas engendrándola sobrenaturalmente,. Vivificándola con su propia Vida, introduciéndola, por el conocimiento y el amor, en lo más hondo de sus íntimas relaciones. Ahí el Padre engendra realmente al Hijo, y del PADRE y del Hijo procede real y verdaderamente El Espíritu Santo, realizándose dentro del alma el sublime misterio de la unidad trina y de la Trinidad una, que es la misma de DIOS.

Podemos hablar con analogía del matrimonio dependiente de los esposos yo dependo de él y él depende de mí Y con el sentido de la oración de los matrimonios en situación de conflicto donde ya Dios no ésta entre los esposos. Pedir que vuelva a bañar el espíritu santo a este matrimonio. Volviendo a ser una sola carne. El hijo con el padre es una unidad de naturaleza divina.Nosotros los esposos por la gracia somos introducidos a la naturaleza divina que es la vida misma de Dios (amor) que habita en nosotros.

Para que el matrimonio tenga vida eterna, no soy yo quien vive en mi al contraer matrimonio ante Dios y la iglesia, dicen los esposos, Es Cristo quien vive ahora entre nosotros, por eso en el matrimonio donde esta Dios no hay infiernitos, hay solo pedazos de cielo entre ellos.

Les comparto una hermosa Oración para las parejas en crisis, tiene que ver con una petición a Dios con el estilo que caracteriza a Aleteia. Que ese amor que tú bendijiste brote nuevamente: Jesús, aquí estamos, los dos frente a ti, como aquel día en que recibimos el sacramento del matrimonio. Como aquel día en que bendijiste nuestro amor. Pero ahora Jesús estamos derribados, secos, lejos de ti, sin el agua de tu amor.

Y ya nuestro amor se ha secado, derrama tu Santo Espíritu sobre nosotros, para que nos limpie, nos lave, nos restaure y nos renueve, para que ese amor que tú bendijiste brote nuevamente. Jesús, corta y libera toda atadura de ambos al pecado, aleja todo espíritu de infidelidad, paséate por nuestra familia, por nuestro hogar, bendice a nuestros hijos, bendice nuestras vidas. Permite, Señor, que yo sea lo que mi esposo/a anhela, y que él/ella sea lo que yo anhelo. Señor, restaura ese sacramento fuerte por el que estamos unidos. Sana, Jesús.

Jesús, que la Sagrada Familia se mude a mi hogar, para que sepamos criar a nuestros hijos, al estilo de María y José, y para que nuestros hijos sean como Tú. Mándanos a tus santos ángeles, a los arcángeles san Rafael, san Gabriel y san Miguel, para que nos protejan. Derrama tu preciosa sangre sobre este matrimonio, sobre el hogar, sobre la familia, y Madre María, cúbrenos con tu manto. Amén.

MUJERES de origen Celta eran criadas tan libremente como los hombres. A ellas les era dado el derecho de elegir a sus compañeros y nunca podrían ser forzadas a una relación que no querían. Eran enseñadas a trabajar para que pudieran garantizar su sustento, eran excelentes amantes, amas de casa y madres.

La vida es lo que hacemos con ella, somos sus diseñadores, no sus víctimas La primera lección que recibía una mujer Celta era: «Ama a tu hombre y síguelo, pero solamente si ambos representan uno para el otro, lo que la Diosa Madre enseño: Amor, compañerismo y amistad»

La vida es lo que hacemos con ella, somos sus diseñadores, no sus víctimas Con estas enseñanzas le decían a la mujer celta que Jamás permitiera que ningún hombre la esclavice, le decían naciste libre para amar, y no para ser esclava. Jamás permitas que tu corazón sufra en nombre del amor. Amar es un acto de felicidad, ¿Por qué sufrir? Jamás permitas que tus ojos derramen lágrimas por alguien que nunca te hará sonreír. Jamás permitas que el uso de tu cuerpo sea cercenado. Tu cuerpo es la morada del espíritu. ¿Por qué mantenerlo aprisionado?

La vida es lo que hacemos con ella, somos sus diseñadores, no sus víctimas Dentro de las lecciones que recibía una mujer Celta comprendían consejos que determinar que Jamás te permitas estar horas esperando a alguien que nunca vendrá, aunque te lo haya prometido.

Jamás permitas que tu nombre sea pronunciado en vano por un hombre cuyo nombre ni siquiera sabes. Jamás permitas que tu tiempo sea desperdiciado con alguien que nunca tendrá tiempo para ti.
Jamás permitas oír gritos en tus oídos. El amor es lo único que puede hablar más alto.

La vida es lo que hacemos con ella, somos sus diseñadores, no sus víctimas. En la forja del carácter se le recomendaba que Jamás permitas que pasiones desenfrenadas te lleven de un mundo real para otro que nunca existió. Jamás permitas que otros sueños se mezclen a los tuyos, volviéndolo una gran pesadilla. Jamás creas que alguien pueda volver cuando nunca estuvo presente. Jamás permitas vivir en la dependencia de un hombre como si hubieras nacido inválida.

La vida es lo que hacemos con ella, somos sus diseñadores, no sus víctimas. En cuanto al amor se le decía Jamás te pongas linda y maravillosa a fin de esperar un hombre que no tendrá ojos para admirarte. Jamás permitas que tus pies caminen en dirección de un hombre que solo vive huyendo de ti. Jamás permitas que el dolor, la tristeza, la soledad, el odio, el resentimiento, los celos, el remordimiento y todo aquello que pueda sacar el brillo de tus ojos, la dominen, haciendo enfriar la fuerza que existe dentro de ti. Y, sobre todo, jamás permitas perder la dignidad de ser… mujer.

La vida es lo que hacemos con ella, somos sus diseñadores, no sus víctimas. Cada día voy creando la mejor versión de mí, haciendo que mi verdadero ser brille. Como brillaría una mujer Celta. Porque aunque no lo creas, te toco la mejor versión de ti misma, esa que nadie había tenido y que seguramente nadie tendrá, solo hay otro camino en la vida y lo que haces con ella, y comienza en ti. Hay que evitar a toda costa los pasos distantes entre los esposos.

Entre Griegos y Troyanos
Mtro. QFB. Fernando De la Fuente García
E-Mail: ferdelafuenteg@gmail.com
Facebook: Fernando DelaFuente García
Twitter: @FerranFercho
WhatsApp: 4444-16-9864
HAY QUE EVITAR LOS PASOS DISTANTES ENTRE LOS ESPOSOS

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.