La Cuarta Transformación o Transformación a la Carta

La paz no se puede mantener por la fuerza.

 Solo puede ser conseguida por el entendimiento.

Albert Einstein.

Consta a quien quiera investigarlo que mi postura frente a la Ley  de Seguridad Nacional que pretendía implementar la Legislatura Federal anterior y el ex Presidente Enrique Peña Nieto nunca fue a favor, todo lo contrario y así lo escribí hace algunas entregas, porque me parecía que “no hay certeza de hacia dónde vamos en materia de seguridad. Lo único cierto y alarmante, sucedió el día 30 de noviembre de 2017, cuando se aprobó en la Cámara de Origen la Ley de Seguridad Interior. Esta Ley la necesitaba el Ejército solo para justificar lo que ya venía haciendo, pero también para hacer más de lo que tiene ahora permitido de facto. Legitima y le da la patente de Corso al ejército para muchas cosas, sé que esto molesta pero lo han dicho muchas organizaciones de derechos humanos, intelectuales, estudiosos y organizaciones civiles. Al parecer se le pusieron eufemismos, algunos trucos para hacer parecer que se van a proteger los derechos humanos al incluir una declaración expresa de respeto; que va a ser temporal; que todo está controlado; que habrá que cumplir requisitos y no hacer declaratoria (de protección a la Seguridad Interior) así porque sí. Pero finalmente el Presidente va a mandar a las diferentes regiones, discrecionalmente al ejército y lo va a dejar que se haga cargo de las cosas y ello va a vulnerar no nada más a las policías, va a vulnerar la democracia y el poder político mismo, de gobiernos estatales y municipales y de funcionarios electos conforme al voto, conforme al mandato popular”. Lo trascrito ahora data del 1 de diciembre de 2017 en la columna llamada “La Seguridad Interior y el Interior de la Seguridad”, no me desdigo pese a mi simpatía por el ahora Presidente López Obrador, pero ¿Hay Contradicción? No la hay, en el caso de la Ley de Seguridad Interior, el ejército podía, de acuerdo a la propuesta sepultada por el carpetazo más que por alguna de las acciones legales que se instrumentaron contra ella por varias organizaciones e instituciones como la Comisión Nacional de Derechos Humanos y otras, ejercitando la acción de inconstitucionalidad contemplada en el 105 de la Carta Magna, intervenir comunicaciones y tomar el mando policial en el momento en que se considere un peligro o cuestión de seguridad a su criterio, incluso sin esperar la “solicitud” de algún gobernador.

A propios y a extraños en su momento, incluso al morenismo, causó extrañeza la declaración de AMLO en el sentido de que siempre sí, el ejército seguiría apoyando las labores de seguridad civil, esto es, seguiría en las calles. ¿Qué puede explicar este cambio radical cuando durante la campaña criticó acremente al ejército, a quien lo puso en la calle cada una de las entidades federativas?

La inseguridad es tan critica que tal vez pueda justificarse la intervención directa del ejército, eso lo entendemos ¿Pero cuánto puede sostenerse la difícil convivencia entre los poderes de emergencia y la democracia? Y ¿Cuáles son las características o rasgos que identifican la disminución o merma de la gobernabilidad democrática?

Pues la Guardia Nacional no es lo mismo pero también tiene esa parte delicada de involucrar a los militares que ha provocado que alguien como Michelle Bachellet, que sabe lo que fue vivir bajo los criterios de la milicia en el poder represente. Claro que eso puede explicar también cierta predisposición de la Alta Comisionada de Organización de las Naciones Unidas para América Latina y ex Presidente de Chile cuando ese país volvía a la civilidad después de años de militarización. No obstante la diferencia puede ser, hay que diferenciar de una militarización total a una intervención parcial de los militares para capacitar lo que deberá (y sí lo esperamos) ser un órgano responsable, nuevo y limpio. De otra manera no será sólo la historia la que juzgue sino que de manera sumaria y en el momento menos pensado el complejo social de un México agobiado por la inseguridad habrá de pronunciarse de forma sumaria.

PEDRO OLVERA / Retruécanos / San Luis Potosí, S.L.P. / Abril 13 de 2019.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.