Urge Frenar Embarazos en Adolescentes en SLP

La estrategia preventiva para evitar embarazos en adolescentes es algo que se sigue reforzando para evitar que el comportamiento de casos siga a la alza en San Luis Potosí, informó Cuauhtémoc Modesto López, titular del Consejo Estatal de Población (Coespo) y explicó que los municipios de mayor densidad de población de las cuatro regiones del Estado son los que más casos reportan al año.

Durante el 2018 y de acuerdo a datos de la Organización para la Cooperación y el desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el primer lugar de embarazo en adolescentes, por lo que se hizo un llamado a todos los padres de familia, para que puedan atender y orientar a sus hijos de los peligros y riesgos que se pueden evitar con una orientación e información oportuna.

Cuestionado acerca del tema del aborto y su posible regulación para el Estado, así como las repercusiones que podría tener respecto al comportamiento de casos de embarazo en adolescentes, el funcionario dijo que el ámbito de trabajo del COESPO se enfoca en la Estrategia Nacional de Prevención del Embarazo (ENAPEA), que es un instrumento rector desde el 2015 y en el que se busca orientar a los jóvenes para que puedan transitar por estas etapas con elementos para su futuro “no podemos salirnos de esa estrategia”, señaló.

Y es que se estima que al año se registran alrededor de 9 mil embarazos en adolescentes de entre 15 y 19 años de edad en San Luis Potosí, por ello indicó que si bien a los Servicios de Salud les corresponde la aplicación de políticas públicas para atender el embarazo adolescente, al Coespo “le toca visibilizar estos temas para sensibilizar a la población de que sí puede ejercer sexualidad porque es un derecho, pero también hay otros procesos que en su edad puede estar atendiendo”, apuntó.

Destacó que entre los objetivos que gira la instrucción de la Organización Mundial de la Salud se encuentran: Fomentar la comprensión y el apoyo a fin de reducir el número de embarazos antes de los 20 años de edad; aumentar el uso de anticonceptivos por parte de las adolescentes a fin de evitar el riesgo de embarazo involuntario; reducir las relaciones sexuales forzadas entre los adolescentes; reducir los abortos peligrosos entre las adolescentes e incrementar el uso de servicios especializados de atención prenatal, en el parto y posnatal por parte de las adolescentes.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.