Pide Salud a Instancias no Bajar la Guardia ante Dengue, Zika y Chikungunya

“En las cuatro zonas del estado debemos incrementar las medidas preventivas de las arbovirosis o lo que comúnmente conocemos como enfermedades trasmitidas a través de un mosquito, me refiero a las enfermedades conocidas como Dengue, Zika y Chikungunya, que son transmitidas por el mosquito Aedes Aegypti, el cual tiene un ciclo de vida muy conocido y si nosotros reconocemos estas etapas podremos seguir las medidas preventivas”, dijo el biólogo Juan Francisco Martínez Perales, Jefe del Departamento de Control de Enfermedades Transmitidas por Vector de la Secretaría de Salud.

Al explicar de manera específica el ciclo de vida del vector, el funcionario estatal indicó que “hay que recordar que los mosquitos nacen de un huevo y que este perdura aproximadamente un día; posteriormente este mosquito se transforma en una larva y su ciclo de vida va de tres o cinco días; s siguiente fase de vida es como una pupa que dura de uno a dos días y con esto tenemos en el agua a estos insectos durante cinco días, por lo que deberemos siempre mantener el saneamiento básico en nuestras viviendas y así evitar que emerjan los insectos adultos que son quienes trasmiten la enfermedad”.

“Si nosotros evitamos el tener acumulamiento de cacharros o depósitos que puedan almacenar agua por más de siete días, con esto evitaríamos el ciclo de vida del vector y no tendríamos insectos adultos que son los que al final de cuentas pueden dañar nuestra salud al trasmitir la enfermedad”, señaló el Jefe del Departamento de Control de Enfermedades Transmitidas por Vector.

Juan Francisco Martínez Perales insistió en pedir a la población que evite tener cacharros, -es decir-, fierros viejos, botes, llantas y cualquier objeto inútil que no tenga alguna función en casa y que sí acumula agua y que al hacerlo nos pone en riesgo:

“Si se tiene la necesidad de almacenar el agua, esta debe estar cada tres o cuatro día en constante cambio para evitar el ciclo biológico de este mosquito, pues con ello evitaríamos las poblaciones grandes de este insecto Aedes Aegypti”.

“Sin criaderos no hay larvas, sin larvas no hay mosquitos y sin mosquitos al final de cuentas no habrá dengue, por eso le pido a la población que se sume a las campañas de prevención siguiendo las siguientes medidas de higiene: lavar con jabón y cepillo cubetas, piletas, tinacos, cisternas y floreros; mantener limpios los bebederos de animales y cualquier recipiente que acumule agua; tapar los tanques y recipientes que guardan agua o que puedan acumularla si llueve; tirar botellas, llantas, latas, cáscaras, trastes, fichas, tapaderas, bolsa de papas y otros objetos o recipientes que ya no se utilizan y en lo que se puede acumular agua; voltear los recipientes que sirvan para guardar agua como las cubetas y tambos y, -finalmente- limpiando los patios, jardines, azoteas de escuelas, viviendas y el entorno, a fin de evitar riesgos”.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.