AMLO: la ultraderecha mexicana

La ultraderecha mexicana con disfraz de izquierdista está creando un discurso nacionalista basado no solo en el combate de la corrupción y en la devolución de aquello que fue arrebatado, sino también en la paridad y en el feminismo, mensaje erróneo y que lastimosamente es leído como verídico por muchas y muchos.

El discurso de la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero ha sido y es considerado “feminista”, pero al momento que habla de paridad afirmando que la política necesita “mirada femenina”, me pregunto secretaria, ¿sabe usted que lo femenino no es único de las mujeres? O es acaso que ¿Las mujeres tenemos que ser femeninas para ocupar estos espacios? Con todo respeto, necesita más información sobre el tema. Tal vez usted lo dijo con buena intención secretaria, pero las palabras son poderosas y debería de estar preparada para el papel que ocupa.

El discurso de la Secretaria de Gobernación fue dado en Nuevo León este 16 de marzo y a pesar de que lo siguiente no concierne a gobierno federal ni a una decisión del Presidente, vale la pena retomar que este 7 de marzo en Nuevo León fue aprobada la penalización del aborto, sin distinción de casos entre los no nacidos, alegando igualdad. ¿Dónde queda la igualdad entonces? O es que ¿Se penalizará igual a violadores y a padres ausentes?

Vea usted, si creemos que la penalización del aborto es meramente “provida”, perdemos de vista que no solamente recae en el derecho de los no nacidos, sino que el tener control sobre los cuerpos de las mujeres es una posibilidad para recrear una nación y para mantener el orden.

Nira Yuval-Davis, en el libro Género y Nación, lo menciona al afirmar que “a menudo las presiones sobre las mujeres para tener hijos o no, las relaciona no como individuas, trabajadoras y/o esposas, sino como miembros de colectividades nacionales específicas”, además menciona que las mujeres hemos sido utilizadas para reproducir biológica, cultural y simbólicamente las naciones. Piense usted ¿No es Nuevo León un Estado en donde ha habido muchas muertes causadas por el narco? ¿Es muy aventurada la suposición de que se quiere repoblar el Estado utilizando nuestros cuerpos? En esta guerra del narco ¿Quiénes son las más afectadas y constantemente utilizadas como botín de guerra? ¿Cuántas violaciones hay en esta guerra? No le parezca extraño que la violencia sea permisiva y normalizada a través de esta penalización.

De igual manera, el pasado 8 de marzo, para la conmemoración del Día de la Mujer, la Senadora Martha Lucía Mícher dio un discurso para el Presidente, en el que lo halagaba y lo colocaba como salvador y reconocedor de la pluralidad de las mujeres, así mismo ella se reconoce como “feminista”, lo cual es un juego peligroso de parte del gobierno de México, pues de la mano del entendido de sororidad, todas tendríamos que respetar su discurso y además al igual que ella, apoyar todas las decisiones de Andrés Manuel López Obrador.

Yo me pregunto Senadora, cuando usted habla de transformación en nuestras vidas, ¿Se refiere al regreso de las mujeres a la esfera privada? O es que no se ha dado cuenta de que el cierre de algunas estancias infantiles y el manejo de presupuesto para refugios de mujeres que viven violencia de género, es un retroceso gigante para nosotras y que además de fomentar que las mujeres nuevamente dejemos nuestros trabajos para el cuidado de hijos, nos dejará sin lugares en los que podamos vivir nuestro derecho a una vida libre de violencia.

Martha, tienes razón al decir que la presencia de mujeres en el gobierno no garantiza consciencia de género, pues tu lugar en ese asiento no solo garantizará más violencia machista y misógina en nuestro país, sino una confusión del feminismo que tanto nos ha costado hacer escuchar; ten por seguro que de lado del Presidente cambiarán nuestras vidas, pues acabas de declarar la guerra a las de tu mismo sexo.

Esta ultraderecha mexicana, no solo se resalta por la reafirmación de una estructura patriarcal, es también una dictadura posible, pues la creación de la guardia nacional no solo modificó la Constitución, sino que modificará los poderes y los unificará a disposición de una única persona: Andrés Manuel López Obrador. Y es que, el Presidente no mueve piezas al azar, él está construyendo una nueva Nación que jugará a su favor y que aprovechándose de ser la figura representativa del Estado moverá y creará una estructura de poder nunca antes vista.

Ya lo aseguraba Timothy Mitchell en el libro Antropología del Estado, que “el constructor de estado no ocurre simplemente como una creencia subjetiva, sino como una representación que se produce en formas cotidianas visibles, como el uso de uniformes militares o la delimitación de fronteras”, y si pone usted atención, los uniformes de las distintas policías se eliminaran, los logos se removerán y nuestras fronteras están abiertas. Todo lo anterior pinta a que el presidente está creando una nueva Nación con nuevas personas que estarán agradecidas con su hospitalidad y con personas adheridas a un cuerpo militar, que estarán además de agradecidas, comprometidas con cumplir su palabra.

Otro pilar de esta ultraderecha será la religión, no importando la separación de la iglesia y el estado, pues según distintos periódicos nacionales, el pasado 13 de marzo Andrés Manuel López Obrador ordenó a la Secretaría de Gobernación analizar una iniciativa de reforma a la ley de asociaciones religiosas para que las iglesias difundan valores en televisión y radio pública; ¿Quién cree usted que fue encomendada para esta tarea? Nada más y nada menos que Olga Sánchez Cordero, la misma que cree aún, en pleno 2019, que lo femenino está ligado intrínsecamente con las mujeres.

El Presidente además pretende dar “libertad” a la religión para difundir valores como el amor a las instituciones y a la patria, lo cual suena nuevamente a esta construcción del estado-nación del que le hablaba anteriormente.

Andrés Manuel además menciona como la biblia enseña que el matrimonio es hasta que la muerte nos separe y señala que la familia (estructura primordial en una sociedad patriarcal y heterosexual) es un valor que él tiene sujeto. Esta iniciativa supuestamente está enfocada para el combate de las drogas, pero a mí me parece señor Presidente que esto es más que una terrible forma de control de la población.

¿Señor presidente dónde quedó su convicción y su supuesta izquierda?

Twitter: @danielaolro

DANIELA OLVERA / Sociedad Volátil / San Luis Potosí, S.L.P. / Marzo de 2019.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.