Quiere recuperar las ganas de reconocer a Dios en su marido que es su prójimo

El peligro es creer en Dios pero vivir sin Dios. Tomando en cuenta que la tarea de la pareja es transferir y trasmitir la fe en dialecto, dialecto del Amor de su casa y dialecto del Amor de la familia, porque ese dialecto es bueno y es el único. Está escrito en el Génesis, en la creación del mundo cuando dice: “Dios (que es Amor) vio que todo era bueno”. No olvides que has venido a este mundo a escribir tu propia historia, no esperes nada de nadie espera solo de ti.

Recientemente el Papa Francisco ha dicho: la trasmisión de la fe se puede hacer solo “en dialecto”, en dialecto de la familia, en dialecto de papá y mamá, en dialecto del abuelo y de la abuela, y en dialecto del prójimo. No lo olviden, la tarea es trasmitir la fe, pero con dialecto del amor de su casa y de la familia.

Ahora bien esposa, esposo mío, no puedo cambiar tu pasado ni tu futuro, pero desde ahora cuando me necesites voy a estar junto a ti. No puedo evitar que tropecemos solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas. Tus alegrías, tus éxitos y tus triunfos no son míos pero disfrutare sinceramente cuando te veo feliz. Señor todo mi pasado lo dejo a tu infinita misericordia, mi futuro a tu inagotable providencia y mi hoy, solo tengo mí hoy Señor para darte gracias y agradecerte todas las cosas que me has dado y la familia que junto con mi esposo hemos fundado. No lo olviden, la tarea es trasmitir la fe, pero con el dialecto del amor de su casa y de la familia.

En alguna ocasión, algunas personas me han dicho: “Tú te tomas las cosas de Dios muy en serio” Tal vez, -les digo yo- pero yo lo que sé, es que Cristo me tomó muy en serio cuando dio su vida por mí, así que, es lo que hay y te aguantas. “Jesús, quiero recuperar las ganas de estar junto a Ti” es una Oración preciosa de Rafa González OP, que viene a mi mente justo en este momento de Cuaresma, de reconciliación, de consolación, y, justo en este momento de escribir mi propia historia. No lo olviden, la tarea es trasmitir la fe, pero con el dialecto del amor de su casa y de la familia.

Sabes, esta Oración, también tiene que ver con mi deseo de recuperar las ganas de reconocer a Dios en ti, en la esposa, esposo que es el prójimo, y que entre otras cosa dice la Oración respecto de recuperarse de estar caído, por estar lejos de tu gracia, por estar lejos del esposo que es su prójimo, al no perdonar setenta veces siete.

Entonces «Jesús, quiero recuperar las ganas de estar junto a Ti» a Un año más en que me invitas a recorrer el camino hacia la Pascua. Soy consciente de que, tal vez, me encuentres con las mismas dudas e inquietudes que el año pasado. Perdóname, por eso, porque muchas veces pretendo orar y siempre encuentro mil excusas y Sin embargo, Tú siempre estás ahí, a mi lado; Sales a mi encuentro cuando estoy decaído y por eso quiero recuperar las ganas de estar junto a Ti.

Entonces «Jesús, quiero recuperar las ganas de estar junto a Ti» Cuando caminas cansado y agotado hacia el Gólgota, me haces ver que la vida es maravillosa, porque igual que Tú, cuando uno se ofrece para llevar la felicidad a los demás, a los despreciados, a los que nadie quiere, a los enfermos; se da cuenta de que a tu lado la vida tiene otro sentido.

Por eso, Entonces «Jesús, quiero recuperar las ganas de estar junto a Ti» para pedirte que me ayudes, para que tu palabra no sobre en mi mochila; para que pueda conocerte mejor; para que si hago ayuno lo haga sin ruido; para que mi caridad florezca con sencillez; que mi oración brote como un rayo de sol entre las nubes, y sobre todo, que nunca deje de buscarte.

Por eso «Jesús, quiero recuperar las ganas de estar junto a Ti» para que me Ayudes también, para que este tiempo de Cuaresma, sea un oasis de meditación y de paz; de pensar en las veces que me he olvidado de Ti mientras Tú sufrías y morías por cada uno de nosotros. Nada más ni nada menos, que por amor.
Jesús. Ya sé que quieres que te mire a los ojos y así pueda descubrir que merece la alegría seguirte. Por todo eso, Jesús, ayúdame.

Hablando del amor. Curiosamente las parejas de novios, cuando platican o dialogan, no solo se escuchan y se atienden, sino que hasta se leen el pensamiento y en muchos de los casos coinciden en palabras dichas al mismo tiempo, esto quiere decir que en ese momento sus corazones están muy cerca, muy juntos uno del otro en el amor, es más, a veces sin mencionar palabra alguna están sus corazones en una sintonía perfecta. Ellos si pueden reconocer a Dios en su pareja.

Pero que sucede muchas veces con los esposos, las parejas, cuando platican o dialogan, es muy importante que los dos se escuchen y se oigan y además se entiendan, cuando la pareja se grita y comienzan a ofenderse y a insultarse el uno al otro durante su conversación, quiere decir que en ese momento sus corazones están muy alejados entre sí en el amor, y eso hace en muchas ocasiones que la esposa no reconoce a Dios en su marido.

Entonces, el hecho de que haya tantos enfoques en las conversaciones de una pareja, da lugar a muchos malentendidos, donde el amor se puede esfumar de manera aparentemente inexplicable, y pueda la pareja vivir multitud de infiernitos en su relación matrimonial en lugar de vivir pedazos de cielo.

¿Y todo porque? porque muchas veces lo que se dicen no es lo que están entendiendo, donde uno esperaba una cosa, recibe otra y quien se la dio cree que esa es su manera de demostrar su compromiso, pero a uno no le sirve, y el otro piensa que es su problema… y ya tenemos el lío montado, entonces, vamos a asegurarnos de que lo que tú digas sea lo que yo entiendo, para que el amor de la pareja no se pierda.

Y para esto existe la comunicación de las existencias con la intensión de que ese Amor no se pierda y pueda seguir existiendo la fidelidad conyugal, y si por alguna razón la pareja estuviera viviendo en conflicto de matrimonio en este preciso momento, pues habría que aprovechar para para ellos lograran la conversión, y la renovación del el alma y corazón durante los próximos 40 días de la Cuaresma que se vivirán próximamente.

Para hallar el equilibrio cuando estás viviendo en conflicto de matrimonio, debes tener los pies firmemente plantados en la tierra, que parezca que tienes cuatro piernas en lugar de dos, de este modo podrás estar en el mundo de las soluciones, pero debes dejar de mirar el mundo con la mente, tienes que mirarlo con el corazón.

Lo mejor en la vida es lograr que tu pareja conozca todos tus defectos, errores y debilidades, y aún así piense que eres completamente increíble, Así llegarás a reconocer a Dios en tu esposa, esposo, que es su prójimo. Aunque algunas parejas confiesan tener miedo de que alguien los conozca de verdad, porqué puede que no le guste, entonces eligen ser un bicho raro que un monstruo. Y eso no abona, si la vida te pone barreras, tu reto es destruirlas.

El peligro es creer en Dios pero vivir sin Dios. Necesito reconocer a Dios en mi marido que es mi prójimo, fallé a veces como esposa, no siempre digo lo correcto y en ocasiones no sé ni que decir, no soy la mujer más hermosa del mundo, pero soy yo, tengo cicatrices porque tengo una historia, algunas personas me aman, otras no, hice cosas buenas, otras veces me equivoque.

Salgo sin maquillaje y muchas veces ni siquiera me arreglo el cabello, no pretendo ser alguien que no soy, soy quien soy y me siento orgullosa; así soy, puedes amarme o no; y si yo te amo, lo hago con todo mi corazón, mi felicidad es un estado de paz interior y yo ahora soy feliz. Absolutamente todo, forma parte de nuestra experiencia y sabiduría presente.

Dios tiene grandes bendiciones, recuerda mientras más grande es la prueba más grande será tu victoria, y tendrás felicidad. El plan de Dios es siempre el mejor, a veces el proceso es doloroso y difícil, pero recuerda que cuando Dios está en silencio algo está haciendo para ti, esto me hace recordar el siguiente cuentito, que dice más o menos así: Un hombre fue el único sobreviviente en un terrible naufragio, las aguas lo arrastraron a una pequeña isla inhabitada, abandonada y solo.

El hombre clamó a Dios pidiendo que le rescatara de su terrible situación, no familiarizado con las tácticas de supervivencia, el hombre batallaba para sobrevivir, eventualmente, logro construir una cabaña, allí dormía y guardaba las herramientas que hizo, todos los días el hombre miraba el horizonte, esperanzado de ver la respuesta a su oración.

Un día salió a buscar comida, pero al regresar a su cabaña la encontró quemada luego de un fuerte incendio, no quedó nada, sólo cenizas y humo, Dios mío, ¿Por qué me has hecho esto?, reclamó el hombre mientras lloraba, frustrado y desesperado, lloró hasta que se quedó dormido.

Al día siguiente, fue despertado por el sonido de un barco… habían venido a rescatarlo, emocionado preguntó, ¿Cómo supieron que yo estaba aquí?, navegábamos hacia el este, cuando vimos tu señal de humo, respondió el marinero. ¿Qué enseñanza nos deja este cuentito?, la enseñanza que nos deja es la presencia del toque de la mano del Maestro. Dios está trabajando en nuestras vidas, aún en medio de nuestras penas y sufrimientos, a veces nos desanimamos fácilmente cuando las cosas están marchando mal, pero.

Recuerda, la próxima vez que tu cabaña se esté quemando, no dejes de confiar, esas señales de humo, son las mismas que que la mano del Maestro, Dios usará… para traer su bendición. Tenemos que estar en constante oración porque el demonio está en constante acción para destruir todo lo que hacemos. Si no permanecemos en la oración y en la adoración, vamos a permanecer en la tentación, para cambiar nuestro corazón tenemos nosotros que la oración fluya y fluya como fluyo en los santos.

Era necesario para nuestra evolución. Así que hoy elige perdonarte y amarte aún por aquello que consideres “errores”, si lo traes a tu presente que sea únicamente para sanar y recordar lo aprendido.

Tomando en cuenta que la tarea de la pareja es transferir y trasmitir la fe en dialecto, dialecto del Amor de su casa y dialecto del Amor de la familia. El toque de la mano del maestro en nuestra vida nos ayudará cuando pasamos momentos que creemos no poder más, pero en ese momento Dios está atento a nuestro corazón, para ver si dudamos, no temas, no desmayes. No hay que darle gusto ni complacer al demonio, ese diablo, ese demonio, quiere que estemos peleados los esposos, si rompemos el matrimonio entonces el diablo gana y terminamos complacer al demonio.

Una vez más tenemos que estar en constante oración para que el demonio no destruya todo lo que hacemos por nuestro matrimonio, quiero recuperar las ganas de reconocer a Dios en mi marido que es mi prójimo. «Prometo serte fiel significa que no te cambiaré por nadie» Un relato de algo que todos en algún momento hemos escuchado pero que no hemos cumplido, siempre haciendo más grandes los problemas sin un diálogo de por medio que sea comprendido por ambas partes.

Carl G. Jung, padre del inconsciente colectivo sustentaba: Pensar es difícil, por eso es que la mayoría de la gente prefiere juzgar; y juzgar al otro y ser prejuicioso con el otro, provoca serios enfrentamientos entre los esposos, es decir crean infiernitos en lugar de crear pedazos de cielo.

En la mayoría de las relaciones la persona que viven matrimonios en situación de conflicto por estar viejos, anticuados, obsoletos, es decir un matrimonio fatigado, en la mayoría de los casos existen amigos, y familiares que le apuestan, que les sugieren, al cónyuge, a los esposos que se separen, que manden al carajo a su pareja, que manden al carajo a su prójimo, y no se dan cuenta que están invitando a mandar al carajo a Dios.

Estos amigos, y familiares que le apuestan a que los esposos se separen, deberían apoyarlos para que mantengan la unión de su matrimonio, deberían de juntarlos y decirles a ver ¿En dónde está el amor que se tenía cuando se casaron?, los amigos y familiares que quieren a los integrantes de ese matrimonio deben recordarles que el matrimonio es difícil y que es dependiente el esposo depende de la esposa y la esposa depende del esposo. Los amigos, y familiares deben hacer que los esposos se perdonen y continúen unidos para no darle gusto ni complacer al diablo.

Con la ayuda del toque de la mano del Maestro, hay que poner en práctica las palabras de Bruce Lee maestro y experto en artes marciales, cuando aconsejaba a sus alumnos en técnicas para evitar confrontaciones con otra persona, les decía: deberíamos vaciar nuestra mente y ser amorfos, moldeable, como el agua. Si pones agua en una taza se convierte en una taza. Si pones agua en una botella, se convierte en la botella. Si la pones en una tetera se convierte en la tetera.

No permitas complacer al diablo cuando le das gusto de enemistarte con otras personas, mucho menos si se trata de tu esposa, esposo, o pareja. Se suave, no dejes que el mundo te endurezca, no dejes que el dolor te haga odiar. No dejes que la amargura te quite la dulzura.

Es importante destacar la comunicación en el matrimonio, lo sabemos bien, pero ¿Qué tipo de comunicación creen ustedes que hay que lograr en un matrimonio para que ese matrimonio resista? ¿Pueden funcionar las palabras de Bruce Lee cuando aconsejaba a sus alumnos en técnicas para evitar confrontaciones?

Siempre he sustentado que hay que dividir en dos temas cuando se habla de la comunicación, en la comunicación verbal y la comunicación no verbal, las dos son muy importantes, nunca sabrás cuando una persona te ama si no te lo dice, pero tampoco estarás jamás convencido de que te aman, si una persona que te lo dice, no te da muestras de esto que dice, por lo tanto, comunicación no verbal ¿Qué es?, todo lo que haces y dices sin hablar, pero todo tiene unas consecuencias increíbles.

Ahora, quiero pasar a los versos del poema de un video que se ha vuelto viral en Internet, por lo bello de su contenido y por su bella música, en el video, la primera melodía se llama Humoresque by Dvorak y la última se llama Serenata de Franz Schubert y los versos son del Poema de Manuel Gutiérrez Nájera.

Si una pareja estuviera viviendo en conflicto de matrimonio, necesitarían irremediablemente el toque y la mano del Maestro. El contenido de esta hermosa Parábola es parafraseado el violín con los matrimonios en situación de conflicto, motivo del mensaje de las reflexiones de mi Artículo.

La Parábola dice así: Estropeado y marcado por el tiempo, no despertó ningún interés en el subastador, mas éste disimulando y sonriendo tomo el viejo violín y a todos se los mostró, ¿Qué me ofrecen por este instrumento? ¿Quién va a ser el mejor postor? Preguntó el subastador, un dólar dijo uno, ¿Alguno ofrece dos? Dos dólares dijo otro, y alguien más ofreció tres dólares, tres dólares, por tres dólares el violín doy.

Pero no, un hombre de cabellos blancos se adelantó desde atrás de la sala, se acercó lentamente, y tomó el arco, limpiando con su pañuelo el polvo al viejo, antiguo, obsoleto y vetusto violín de cuerdas flojas que con cuidado el hombre mayor ajustó, y comenzó a tocar Serenata de Franz Schubert, que es una dulce melodía, cual son de ángeles que a todos pareció, era como una canción angelical.

Al cesar la música el subastador o rematador, con vos trémula dijo: ¿Ahora cuánto ofrecen por este violín? y en alto el instrumento levantó para que todos lo vieran, a ver quién me da mil dólares por él? Yo, dijo una persona, mil dólares, tenemos ya mil dólares, ¿Alguien me da dos mil? Dos mil, dos mil, y ¿Quién me ofrece más? Ahh tres mil, por tres mil el violín se va, se va, vendido, y así fue, la gente aplaudió, hubo ovaciones.

Pero alguien preguntó, ¿Qué sucedió? ¿Qué cambió el valor del violín? ¿Y Cómo puede ser? Si no valía nada, ¿Cómo es que de pronto su valor aumentó? Al punto se oyó la respuesta muy clara, es que fue la mano de un Maestro que lo tocó, fue la mano del Maestro.

Muchos hay que con desafinada vida, marcada y estropeada del pecado, al fin a la malvada multitud se ofrecen, al más bajo precio como el viejo violín, por un plato de lentejas, una copa de vino o un juego de necios, al mejor postor, se vende, se vende y ya está vendido, exclama contento el subastador, más viene el maestro y los insensatos no lo entiendo, dicen, pues nadie captó el valor de una Alma y el cambio forjado, cuando la mano del Maestro la toco. En el nombre de Jesucristo, en este caso no se complació, ni se le dio gusto al demonio.

Pero algunas personas se preguntan, ¿Qué sucedió?, ¿Qué cambio el valor del violín (prójimo)?, la respuesta es simple, fue la mano del Maestro. Un violín no deseado se convierte en un instrumento de redención, esta suave parábola ofrece una discusión cautivante sobre el valor que Dios pone en cada individuo. La historia sigue el camino de un violín finamente trabajado que después de caer en diferentes manos está a punto de ser subastada por un par de dólares, hasta que recibió el toque del Maestro.

Parafraseando esta suave parábola, este violín no deseado viene siendo un matrimonio en situación de conflicto, un matrimonio candidato a divorcio, un matrimonio no deseado se convierte en un ejemplo de redención. Pero algunas personas se preguntan, por ejemplo esos amigos y familiares que alientan la separación de los esposos, ¿Qué sucedió?, ¿Qué cambio el valor del matrimonio ahora, ¿Cómo es que de pronto ese matrimonio aumento su valor, aumento el deseo de los esposos de reconocer a Dios en su esposa, esposo? Al punto se oyó la respuesta muy clara, fue la mano del maestro.

Dios me ama y lo que puedo hacer es, si acepto estar en sus manos. Sólo la mano del maestro creador puede restaurar los matrimonios en situación de conflicto, Sólo la mano del maestro creador puede darnos las ganas de ver a Dios en nuestra pareja y a nuestro prójimo. y hacer que seamos para lo que fuimos creados.

Sólo la mano del maestro creador puede restaurar y hacer que me vuelvan las ganas de seguir viviendo en matrimonio, pensaba que Dios me había olvidado pero nunca es así gracias por recordarme que vale la pena cada uno de los buenos momentos de mi vida por vivir y seguir adelante a pesar de Las fallas y obstáculos.

Cuando las cosas no han salido como las pedimos, recordemos que Dios tendrá siempre un proyecto mejor. El peligro es creer en Dios pero vivir sin Dios.

ENTRE GRIEGOS Y TROYANOS
Mtro. QFB. Fernando De la Fuente García
E-Mail: ferdelafuenteg@gmail.com
FB: Fernando delaFuente García
Twitter: @FerranFercho
WhatsApp: 4444-16-9864
“QUIERE RECUPERAR LAS GANAS DE RECONOCER A DIOS EN SU MARIDO QUE ES SU PRÓJIMO”

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.