Reforma laboral incluyente

Esta semana la Cámara de Diputados comenzará a analizar la propuesta de Reforma Laboral enviada por el Gobierno Federal, será la primera reforma de importancia que se debata en el poder legislativo y que tendría un impacto en la clase trabajadora.

Entre las propuestas que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social envía se encuentran: democracia en el trabajo, que tiene que ver con la elección libre de sus dirigentes por voto libre, directo y secreto; contratos colectivos, que busca garantizar que en las negociaciones los trabajadores y empleadores mejoren la productividad y las condiciones laborales; creación del centro federal de conciliación y registro laboral, donde se promoverá la imparcialidad y la libertad sindical a través del Centro; justicia laboral, se sustituirán las Juntas de Conciliación y Arbitraje por los Tribunales Laborales adscritos al Poder Judicial; eliminación de la extorsión, con la acreditación ante el Centro Federal de Conciliación se evitará el chantaje de emplazamiento a huelga por parte de sindicatos.

Mientras la iniciativa se encuentra en debate, empresarios como Beatriz Hernández Rojas presidenta de la Asociación de Microindustrias de Querétaro (AMIQRO), llama a que las empresas estén preparadas para atender los nuevos cambios ya que impactará en el ambiente laboral de las compañías.

Recientemente estuvo en nuestro país Guy Ryder, director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), quien afirmó que es viable establecer mecanismos para dar cumplimiento a la libertad sindical y la contratación colectiva y que también vigilará el cumplimiento de este ya que México firmó el Convenio 98 en septiembre de 2018 por lo que se encuentra obligado a cumplir.

Comentó sobre los ejes de la Reforma Laboral “me parece que con la propuesta se da una respuesta adecuada a las dificultades que presentan los contratos de protección, en donde además se pase la justicia laboral al Poder Judicial y que haya un buen registro de los sindicatos y de los contratos”.

Estaremos pendientes del resultado de los foros que se llevarán a cabo en la Cámara de Diputados, pero independientemente del texto y contenido de la nueva ley laboral, esperamos que esta se convierta en una política pública en materia laboral que tanta falta hace. En los últimos tres sexenios hemos carecido de una política económica que priorice la recuperación salarial por encima de las variables macroeconómicas que continúan privilegiando el control de la inflación conteniendo los salarios. Aunque recientemente se dio un paso importante al incrementar el salario mínimo, sin embargo, la brecha salarial con respecto a otros países, incluidos EU y Canadá, sigue siendo amplia.

RENE SÁNCHEZ JUÁREZ / Práxis política / Puebla, Pue. / Febrero 26 de 2019.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.