Jornaleros Digitales, la Nueva Forma de Vivir en México

El difícil acceso a un trabajo con prestaciones y seguro para las familias, ha convertido a un gran sector de mexicanos en lo que ahora se le conoce como «jornaleros digitales», pues de acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo, la precariedad laboral ha orillado a los trabajadores a emplearse en plataformas como Bring Me, Uber Eats y Rappi.

Con dos mil 225 horas trabajadas por individuo, México encabeza la lista de países con las jornadas más extensas del mundo, seguido de Costa Rica, con dos mil 212 y Corea del Sur con dos mil 19 y aunque no se cuenta con cifras exactas del número de trabajadores en las plataformas digitales, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI publicó que hasta el último trimestre del 2018 se identificaron 12.1 millones de trabajadores independientes y 2.5 millones de trabajadores no remunerados.

En México, 55% de toda la población ocupada no cuenta con prestaciones sociales. Ni siquiera el acceso a instituciones de salud y la mayoría de estos trabajadores no gana más de tres salarios mínimos mensuales. Esta situación significa que más de la mitad de la gente que trabaja en el país se encuentra en situación de vulnerabilidad laboral.

El argumento para laborar dentro de las nuevas plataformas digitales es la paga semanal y el fácil acceso a las plataformas, además de la movilidad de horarios, lo que los convierte de manera indirecta en sus propios jefes, porque trabajen cuando lo deseen y de la manera o en el medio de transporte de su elección.

Para el nuevo empleado digital, la duración de sus jornadas varía en relación con sus ingresos y como no tienen contratos, no tienen salarios fijos y por tanto sus ingresos dependerán de lo que trabajen.

El trabajo de un jornalero digital asciende a poco mas de 42 horas semanales. Del total de empleados que se identifican como no remunerados o independientes, como los de las plataformas digitales, afirma laborar jornadas semanales de más de 48 horas, según las cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo.

Uber, Uber Eats, Rappi, Cabify y otras plataformas digitales operan bajo un modelo en el que los trabajadores fungen sólo como contratistas independientes y las firmas no están constituidas como patrones. Para la OIT, la economía de plataformas ha provocado que se acentúe la precariedad laboral en los países donde estas prácticas están permitidas y afirma que las políticas públicas deben centrar su atención en todas las nuevas formas que toma el trabajo.

En México y otros países de Latinoamérica el problema de la precariedad laboral digital se ha intensificado de manera acelerada durante los últimos diez años, sin embargo, la OIT señala que éste no es un problema aislado, pues alrededor del mundo, las plataformas digitales que operan bajo el sistema laboral colaborativo, agravan de manera importante la situación laboral de quienes se emplean en ellas.

La OIT propone modificaciones en los mercados laborales para mejorar las condiciones del futuro, ya que de no regularse la operación de estas plataformas que sub emplean a los habitantes, las próximas generaciones estarán conformadas por una segunda generación de jornaleros digitales.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.