Salud Confirma Un Caso de Lepra en SLP

Un caso el año pasado de lepra en el municipio de Ciudad Fernández reportó la Secretaría de Salud y se encuentra en tratamiento médico sin presentar complicaciones a su salud, confirmó el Director de Salud Pública, Marco Aurelio Gamba Aguilera.

Dijo que San Luis potosí se encuentra entre los estados con menor incidencia d esta enfermedad infecciosa contagios, gracias a que se desarrollan actividades de prevención, diagnóstico, control, tratamiento y vigilancia durante todo el año, con la finalidad de que detectar a tiempo la enfermedad.

“Los estados con mayor número de casos son: Sinaloa, Michoacán, Jalisco, Nuevo León, Oaxaca y Guerrero. Sin embargo, el control de la lepra ha mejorado mucho gracias a las campañas nacionales y locales. El Programa Nacional de Lepra realiza acciones que permiten fortalecer y trabajar de forma conjunta con las entidades federativas para eliminar la lepra», indicó Gamba Aguilera.

La lepra es una enfermedad infecciosa crónica causada por una bacteria (Mycobacterium leprae). Es una enfermedad curable y si se trata en las primeras fases, se puede evitar la discapacidad. La Organización Mundial de la Salud proporciona el tratamiento de forma gratuita a todos los enfermos de lepra en el mundo.

El Director de Salud Pública de la Secretaría de salud explicó que esta enfermedad afecta principalmente a la piel, los nervios periféricos, la mucosa de las vías respiratorias altas y los ojos.

“La localización más frecuente es en cara, tronco y extremidades. Se manifiesta como manchas o placas hipopigmentadas, rojizas, cobrizas, nódulos e infiltración difusa generalizada; las lesiones se presentan en número y formas variadas, están asociadas a pérdida de la sensibilidad, alopecia, anhidrosis y pérdida de la fuerza o parálisis”, dio a conocer el funcionario estatal.

Datos sobre la lepra

• Se considera que el humano es el único reservorio del Mycobacterium leprae.

• El modo de trasmisión del bacilo de la lepra es por vía aérea, mediante microgotas de secreción que al hablar, toser o estornudar son expulsadas por el enfermo y el sujeto sano al inhalarlas es contagiado.

• Es importante señalar que para adquirir la infección se requiere la convivencia estrecha y prolongada con un enfermo bacilífero y con inmunidad disminuida.