Constitución ¿dónde estás?

Surgida en el Estado de Querétaro el día 5 de Febrero del año 1917, con 102 años de existencia, más de 700 reformas y modificaciones, aumentada en más del 100 por ciento de su contenido en letras, nuestra Constitución Política Mexicana, ha dejado de ser el instrumento nacional orgullo de grandes mexicanos, que pensaron en darle al país un documento para que los mexicanos viviéramos en paz y tranquilidad, además de contar con justicia social para todos.

Si aquellos valiosos mexicanos llamados constitucionalistas todavía vivieran, que vergüenza les daría ver lo que voraces políticos han hecho de su obra nacional, lejos a estado el país de contar con justicia social, la brecha entre ricos y pobres cada vez es más amplia, servicios como el de salud, educación, justicia pronta y expedita y sobre todo honesta y sin distinción de clases sociales y económicas es letra muerta.

¿Constitución dónde estás?, se preguntan muchos mexicanos pobres cuando llegan ante un Juez como acusados o en busca de justicia, buscan atención a su salud, en un hospital o centro de la Secretaria de salud, Seguro Social o ISSTE, sin medicamentos, médicos, lugar de internamiento fechas larguísimas o eternas muchas veces canceladas, largas filas para alcanzar una consulta mala atención y espacios sucios, mal olientes y ni siquiera una camilla o al menos una silla para los pacientes.

Nuestra Constitución Política en sus inicios fue para todos los mexicanos, sin distinción alguna, pero en la actualidad de esto solo quedo el artículo que así lo refiere, ya que en los hechos se volvió un documento para ricos y pobres, las reformas que se le han realizado han servido para servir a los intereses de los políticos, Gobernantes y poderosos, para fortalecer la impunidad y corrupción y sobre todo la injusticia social y la ingobernabilidad.

Todavía siguen como una aspiración de los mexicanos los temas de democracia, Justicia pronto y expedita además de honesta, el combate con energía a la corrupción y la impunidad, atención a la salud y educación de calidad, la igualdad de oportunidades que ya se termine el tiempo de los amiguismos y compadrazgos, gobernantes capaces y honestos, servicios públicos como agua, transporte, energía eléctrica y porque no ahora ya el internet a precios accesibles ya no gratis sino baratos, empleos estables y bien pagados y muchas cosas más que nuestra Carta Magna prevé y que lejos están de llegar a los Ciudadanos de a pie.

Y los ricos y poderosos que pueden decir pues que bendita Constitución, cada reforma es unos pesos más a sus bolsillos, acceso a cómodos y eficaces servicios de atención de su salud, educación, impunidad, leyes a su contentillo, en fin todo lo contrario a los pobres, y los políticos ya ni se diga puras reformas constitucionales a sus intereses para seguir con el hueso y vivir bien de los dineros del Pueblo.

Y PARA TERMINAR

Constitución para ricos y pobres, resultado de las frases arriba y adelante, Renovación Moral de la Sociedad, Solidaridad, Tecnocracia y ahora Juntos Haremos Historia, porque mejor regresamos nuestra Carta Magna a su origen y que se respete, y no que se piense en una nueva cuando no somos capaces de cumplir lo que en ella se plasma, justicia e igualdad para todos los mexicanos por el solo hecho de haber nacido en México, sin distinciones de ninguna naturaleza.