Minuto a Minuto

En Crisis Financiera se Declara Salamanca

Una deuda por más de 200 millones de pesos heredó la pasada administración de Salamanca y dejó un municipio en crisis financiera y sin recursos para sacar adelante los servicios y la operatividad de la ciudad, expuso la presienta municipal, Beatriz Hernández Cruz, sobre el análisis en que se encuentran las áreas de la administración municipal.

En este informe sobre el proceso de entrega-recepción, explicó que al 30 de septiembre de este año encontraron una deuda cercana a los 59 millones de pesos, es un recurso público que se debe a proveedores por pagar a corto plazo, entre quienes se encuentran contratistas de obra pública, servicios personales, retenciones y contribuciones, entre otras cuentas por pagar.

Detectaron otro adeudo en pasivos laborales que asciende a 10 millones de pesos. Adicional a estos recursos públicos ya comprometidos, existe una deuda de alrededor de 21 millones de pesos por concepto del convenio de colaboración y coordinación en materia de seguridad pública.

En suma, el total de la deuda por 90 millones de pesos., además de la deuda financiera que asciende a 116 millones de pesos.

“Como podemos apreciar, se generaron compromisos que rebasaron por mucho la capacidad financiera del municipio y el tiempo que duró la gestión anterior. Nos dejaron un municipio con crisis financiera y sin recursos para sacar adelante la operatividad y los servicios diarios que demanda nuestra ciudad, la cuarta más importante del estado”, dijo.

Explicó que la administración cuenta con un plazo de 45 días para realizar una revisión de la situación en que se encuentra el gobierno municipal y en cumplimiento a esos plazos presentó a detalle lo más relevante de este análisis que realizamos en todas las áreas de la administración.

Como alcaldesa, se dijo estar consciente de las exigencias y el reclamo de los salmantinos para resolver los problemas que heredaron en materia de seguridad, mantenimiento de la ciudad, alumbrado público, recolección de basura, relleno sanitario y el estado de nuestras calles, entre otros.

“Como lo he dicho siempre, no voy a evadir mi responsabilidad, ni voy a simular las cosas, hablaremos siempre con claridad, dando la cara y escuchando a los salmantinos, en un trabajo permanente y cercano a ellos”, concluyó.