Minuto a Minuto

Aumentaría Fondo de Ayuda Inmediata para Víctimas en 5 mdp

** Agresores están obligados a reparar el daño **

 ** Aumentan año con año el número de víctimas que buscan apoyo del Fondo de Ayuda **

En lo que va del año suman 900 las personas víctimas de algún delito o violación a sus derechos humanos que han accedido al Fondo de Ayuda Inmediata o de Reparación del Daño, lo que significa que la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas del Delito (CEEAV), haya desembolsado 2.5 millones de pesos, informó su titular Jorge Vega Arroyo.

Destacó incluso que el recurso para este fondo ya se agotó en este 2019, pero al parecer se soportará de acuerdo a las víctimas que requieran de este apoyo a través de una aportación adicional que el gobierno estatal hará para lo que resta del año.

Ante la necesidad de que más personas requieran de este fondo, la CEEAV ha solicitado una ampliación del orden de los 5 millones de pesos, dentro del presupuesto de 39 millones que la instancia requiere para continuar con su trabajo de apoyo.

Vega Arroyo señaló que los apoyos de ayuda inmediata que se destinan a través del fondo, se utilizan para gastos de alimentación, hospedaje y en un momento dado para el pago de servicios funerarios los cuales son integrados en la carpeta de investigación y son recuperables hasta que un juez emita la sentencia sobre el imputado, quien debe resarcir el daño a la o las víctimas y de ahí, lo que el estado haya aportado se reintegra a un fideicomiso.

No obstante el titular de la CEEAV dijo que cuando el culpable no tiene dinero para pagar, el estado absorbe un porcentaje de esa reparación al daño, o bien se puede proceder al aseguramiento de algún bien inmueble para someterlo a remate y de ahí, recuperar el monto ya que por ley así debe aplicarse el procedimiento.

En este 2018, se tiene apenas una recuperación del fondo del 30 por ciento, pero se siguen los procedimientos de los diferentes casos, aunque en otros la aportación que hace el Estado se pierde debido a que el agresor no tiene con qué pagar.