Minuto a Minuto

Brasil a la derecha

Este fin de semana se llevó a cabo la primera vuelta electoral para elegir al próximo presidente de Brasil, y de acuerdo con los primeros resultados este país decidirá entre dos propuestas diametralmente opuestas, retomar el modelo social que encabeza el Partido de los Trabajadores o dar un giro en sentido contrario y optar por una propuesta de ultraderecha que hoy representa el candidato Bolsonaro.

Los primeros números ponen por delante y con una ventaja amplia al candidato ultraderechista postulado por del Partido Liberal Social, del que incluso se especulaba, lograría más del 50% de los votos, con lo que evitaría la segunda vuelta, ya desde el 7 de octubre, éste se habría declarado vencedor; sin embargo, las estimaciones lo colocan entre el 45 y 49% de las preferencias por lo que se enfrentaría nuevamente el próximo 28 de octubre, contra el candidato heredero de Lula da Silva, Fernando Haddad quien ha obtenido al menos el 25% de las preferencias electorales.

La historia reciente de la democracia brasileña nos sorprendió con un resultado impresionante al elegir en 2003 al líder obrero Luiz Inácio Lula da Silva; quien en el siguiente proceso presidencial obtuvo la reelección, para posteriormente cederle el cargo a su pupila Dilma Rousseff, quién se postuló bajo las mismas siglas del Partido de los Trabajadores. Recordemos que en 2016, Dilma fue destituida por el poder judicial de su país en un cuestionado impeachment , acusada de haber mentido al Congreso y en su lugar se designó a Michel Temer un senador de la derecha brasileña.

Todo parece indicar que los electores brasileños han optado en esta primera vuelta por una opción de gobierno conservadora, dejar a un lado el proyecto social de Lula y Dilma, que favoreció a los sectores más desprotegidos e impulsó una economía mas robusta y estable, que formó, junto con los países con economías emergentes más importantes, como la India, Rusia y China, el bloque económico llamado BRIC.

El candidato que hoy parece tiene todo para ostentar el cargo de presidente de Brasil, ha sido fuertemente criticado por sus posturas a favor de una dictadura militar en la que estuvo el país sudamericano, y por sus discursos machistas, homofóbicos, xenófobos y de odio. Manifestaciones multitudinarias en contra no han sido suficientes para concientizar a los votantes del riesgo de un presidente de estas características bajo la consigna #Elenão (#Élno).

Hay que ver el tipo de declaraciones que ha emitido el puntero de las preferencias electorales, cuando, por ejemplo, dijo a otra diputada, “Yo a ti no te violo porque no lo mereces”; o cuando describe así a su familia “Tengo cinco hijos. Cuatro varones y en la última ya tuve un momento de debilidad y salió niña”; el candidato del partido liberal social, también porta una camiseta con la frase “Derechos humanos, estiércol de la escoria social”.

Sin embargo, al parecer por los resultados de este primer conteo, la mayoría de los electores Brasileños están decididos a omitir estas barbaridades, tal vez no estén de acuerdo al 100% con la forma de actuar o expresarse de Bolsonaro, pero estiman que esto es un mal menor, ante la corrupción e inseguridad que se vive en Brasil, al parecer se necesita a un ex-militar en el cargo para poner orden.

La justicia brasileña también juega, aunque no debería, en este proceso electoral, cuando no deja competir a da Silva quien aspiraba a su tercer periodo presidencial, teniendo según sondeos previos a las elecciones, más del 60% de las preferencias, lo que Bolsonaro y sus simpatizantes han aprovechado al máximo para lograr la presidencia, ante este escenario adverso al candidato de Lula y de su partido, existe también el riesgo de que Dilma Rousseff quede fuera del senado. La polarización política que vive Brasil sin duda se refleja en los resultados de esta primera vuelta electoral. Las próximas elecciones en segunda vuelta, es la única oportunidad que tendrá el pueblo brasileño de reflexionar en cuanto a su futuro inmediato. Veremos si el candidato del Partido de los Trabajadores logra revertir el resultado lo cual se mira realmente complicado.