Minuto a Minuto

Yemen: conflicto y protección a migrantes en tránsito

En la actualidad, existen múltiples urgencias y asuntos pendientes en materia de migración que obligan a darle la atención debida, en este caso, la protección de migrantes africanos en tránsito por Yemen. En la escena de esta situación, la mirada desde los derechos humanos es totalmente necesaria; y aunque existe creciente reconocimiento de su validez y utilidad sobre este concepto, se requiere instalarla en los estudios y propuestas de acción que se generen para dar soluciones palpables no solo a este conflicto, si no, a una inmensa mayoría de temas pendientes por resolver. En ese sentido, la perspectiva de derechos establece el piso mínimo desde el cuál se legitima una norma o política. El marco de los derechos fija obligaciones para los Estados y evita las prácticas institucionalizadas de violaciones de derechos que tienen lugar hoy en día, amparadas, entre otros aspectos, en la discrecionalidad de la autoridad. (Canales, 2016)

La protección es un proceso que toma largo tiempo, pues se desenvuelve en una cultura de la desprotección, y siendo esta, un acervo de hábitos y prácticas institucionalizadas instaladas que omiten las obligaciones que en la sociedad civil no se exigen en materia de derechos humanos. El resguardo de los derechos de las personas migrantes cuenta con un importante sustento en el derecho internacional y sus órganos y mecanismos, desde cuya matriz se generan estándares y obligaciones, y se gestan acuerdos regionales y mundiales. (Canales, 2016)

Por lo expresado en párrafos anteriores, esto tiene sustento cuando en el año del 2009 el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo publicó en el 2009 un informe titulado, Superando Barreras: movilidad y desarrollo humano, informe mundial sobre desarrollo humano, el cual sostiene que la movilidad es un factor esencial para el desarrollo de las personas y en el año del 2013 se aprobó la resolución surgida de Naciones Unidas en el marco del segundo diálogo de alto nivel sobre migración internacional y desarrollo celebrado en 2013, en donde los Estados y gobiernos que asistieron al encuentro, abogan por la cooperación y el diálogo en escala internacional, regional o bilateral y por la aplicación de un enfoque integral y equilibrado que reconozca las funciones y responsabilidades de los estados país de origen, tránsito y destino en esta materia, evitando recurrir a medidas que pudieran exacerbar la vulnerabilidad de los migrantes. En este documento se resalta la necesidad de profundizar la interacción entre la sociedad civil y los gobiernos para encontrar respuesta a los desafíos y oportunidades que plantea la migración internacional, y con ello lograr una migración segura, ordenada y regular, con pleno respeto de los derechos humanos.

Yemen ha sido históricamente un país de migración y tránsito desde el Cuerno de África hasta la península Arábiga. Los movimientos migratorios incluyen a refugiados, solicitantes de asilo, personas objeto de trata y migrantes que tienen la intención de permanecer en Yemen o transitar en su camino hacia los Estados del Golfo. El conflicto más reciente de Yemen tiene sus orígenes en un levantamiento en 2011 que forzó al entonces Presidente Ali Abdullah Saleh, a entregar el poder al vicepresidente, Abd Rabbu Mansour Hadi. La transición política provocó la confrontación entre simpatizantes de Saleh, el movimiento rebelde de los hutíes y las fuerzas de Hadi. No obstante, existen factores geográficos, religiosos y étnicos que se encuentran presentes en el conflicto desde antes del 2011, y que la nula respuesta a dar solución, ha provocado que la situación tan complicada por la que atraviesa este país, persista. Además, la presencia de grupos terroristas en la región, ha causado revuelo e interés en países que desean intervenir directamente por su “deber” en la lucha y el combate al terrorismo internacional y salvaguardar la estabilidad del sistema internacional.

La protección de las oleadas de migrantes que transitan por Yemen, debido al conflicto social y político y las enfermedades como el cólera que azotan el país, vuelven necesario dar a conocer este tema y se insta a que se resuelva ya que ha costado la pérdida de miles de vidas humanas. Se debe de buscar la articulación con la sociedad civil y organizaciones como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y garantizar aspectos fundamentales: atención médica, protección móvil y generar una estrategia de articulación con actores locales e instar a que se cumpla lo establecido de conformidad con el derecho internacional humanitario.

Yemen se encuentra en una de las peores crisis de su historia, en tanto, el conflicto armado interno y las guerras civiles que ocurren paralelamente en países del Cuerno de África, como es Somalia, obligan a miles de personas a ser desplazadas de sus países de origen en búsqueda de nuevas oportunidades. Si bien es cierto, podemos hacer una analogía con nuestro país, el cuál, se categoriza como una de las regiones más violentas y complicadas para ser un migrante en tránsito; en ese sentido, nuestro país cuenta con mayores reflectores por nuestra cercanía con Estados Unidos, en el caso de Yemen, ocurre todo lo contrario, es un país sin mucha presencia en los medios y un tanto olvidado por la opinión pública. Sin embargo es el segundo país más poblado de la península arábiga, solo por detrás de Arabia Saudí, y que no por su lejanía, debemos de olvidar aquellos conflictos que directa o indirectamente repercuten en la comunidad internacional.

@alexsol26
León, Guanajuato

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.