Minuto a Minuto

Escándalo en la UFC, Batalla entre Nurmagomedov y McGregor se Sale de Control

En una batalla campal que saltó de la jaula a las gradas, se convirtió el combate estelar del UFC 229 en el T-Mobile de Las Vegas, donde Khabib Nurmagomedov sometió con un ‘matalón’ a Conor McGregor y luego de su victoria, personal de asistencia y aficionados comenzaron a retarlo, por lo que perdió el control y saltó de la jaula.

Nurmagomedov se lanzó por encima del octágono al rincón de su oponente, aparentemente para golpear al entrenador de su rival, Dillon Danis, lo que dio paso a una pelea multitudinaria en la que incluso varios miembros del público subieron al cuadrilátero a golpear al irlandés mientras este se recuperaba, obligando a la policía a actuar.

De pronto, el caos se trasladó dentro del octágono, donde un integrante del equipo de Khabib Nurmagomedov atacó a un Conor McGregor que seguía lamentando su derrota.

El jefe de la UFC, Dana White señaló que el cheque del ruso ha sido retenido mientras estudian los acontecimientos. Incluso podría perder el título. 

”Acabo de hablar con la Comisión Atlética de Nevada y me han dicho que, tras revisarlo, han tomado la decisión de que no van a retener el cheque de Conor McGregor, al que ya le han pagado. Sí han retenido el de Khabib”, apuntó a los medios de comunicación tras la pelea White, quien agregó que tres miembros del equipo de Khabib fueron detenidos por la policía.

Nurmagomedov, que dominó durante toda la pelea, denominada por la propia UFC como la “más grande de la historia”, dejó también su marca perfecta de invicto en 27-0 (ocho victorias por nocáut y nueve por sumisión), algo que ningún peleador de la UFC había podido lograr hasta ahora, mientras que McGregor bajo su marca a 21-4-0 (18 de sus victorias por nocáut).

Pero al final de la pelea se generó un batalla campal entre los componentes de los equipos de trabajo de ambos luchadores y tuvo que subir la policía al octágono después que un individuo no identificado también entró para golpear al McGregor que necesitó ser escoltado fuera del mismo por los agentes del orden y personal de seguridad, mientras era abucheado por los aficionados.

Antes del lamentable espectáculo final dentro y fuera del octágono, el luchador ruso cumplió lo que ya había adelantado, que iba a acabar con el mito de McGregor y a demostrar que era muy superior a él, como así lo demostró ante un lleno que se dio en las gradas del T-Mobile Arena, donde regresó la acción de la UFC.