Minuto a Minuto

El negocio de ser diputado

Que lejos quedaron aquellos tiempos donde ser político o escucharlos, era en verdad un privilegio, todavía se recuerdan en San Luis Potosí, los grandes discursos que salían del Palacio de Gobierno a la Plaza de Armas en los plenos de los Diputados Locales, es cierto el Congreso del Estado siempre ha sido controlado por el Gobernador en turno, por presiones políticas, amenazas de desafuero o a billetazos pero el Jefe del Ejecutivo Estatal tenia sometidos a los Legisladores.

La diferencia con al menos las últimas seis Legislaturas es que ya se habla de una política prostituida, esto según definición en el diccionario mexicano, significa hacer mal uso de un cargo o puesto concedido, y como se refleja esto que mejor ejemplo que los escándalos y falta de capacidad política de nuestros Diputados, que ocasionan cada vez peores Legislaturas, y llega una nueva con algunos legisladores ya conocidos no por su buen comportamiento sino todo lo contrario.

Los Diputados de antaño se peleaban en buena lid, defendían su ideología, su líder o contrincante mayor que era el Gobernador y su Partido Político, ahora no es negocio de pesos, o sea, de a como o a cambio de que, a y todavía los señores curuleros, se enojan porque el Pueblo les reclama, que infamia, cobardía y atrevimiento el que una persona les haga saber sus errores y abusos, hasta su hermana la lleva, nadie les debe decir nada son unos angelitos.

Antes ser Presidente Municipal era uno de los mejores negocios políticos, ya no se diga el de Gobernador, pero ahora las cosas han cambiado, el Diputado es el privilegiado, al menos en San Luis Potosí de entrada en tres años de Legislador se vuelve millonario, ya que cuando menos se va con cerca de cuatro millones de pesos entre sueldos y bonos diversos, otros se van con mucho mas dinero con los famosos moches de favores al Ejecutivo Estatal, y lo que tanto se escuchó con la saliente LXI Legislatura, los apoyos falsos de miles de pesos, y que por el momento y ya sin fuero veremos a cuantos ex diputados denunciados vía penal por gestorías amañadas se les envía a prisión.

En fin ser Diputado es un buen negocio, buen sueldo, bonos, gastos médicos mayores, asistentes, gastos de representación que también incluyen borracheras, viajes, auto y presupuesto para gestoría y como son bien honestos y buenas personas pues ayudan a la gente necesitada, que mal les va a ir a los nuevos legisladores locales, porque ya se eliminó este rubro pero de seguro encontrarán otra forma de sacar dinero para eso se las gastan solos.

El negocio de ser Diputado consiste en no tener vergüenza, quienes forman parte de una Legislatura y tienen dignidad y pena, que aun cuando son pocos si los hay, pero están fuera del objetivo eso de irse con los millones de sueldo y bonos únicamente, pues como que no está bien, cuando menos hay que bajarle algo de dinero a unos Presidentes Municipales a cambio de maquillarles sus cuentas públicas, otro de los buenos ingresos para quienes ocupan una curul.

Ya inicia la LXII Legislatura Local y como siempre los Potosinos esperamos una mejor que la anterior, pero y los nuevos Diputados estarán dispuestos a ser diferentes, porque llegan unos que ya son liebres muy lampareadas, y que eso de no tener ya el fuero, siempre lo he dicho no es una garantía de que habrá honestidad y lo otro es la capacidad y dejar los escándalos, pero esperemos que los morenistas acepten su propio reto y terminen con el negocio de ser diputado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.