Minuto a Minuto

Argentina dice Si a la Vida

En una sesión que se extendió por 16 horas y con total de 72 senadores, de los que 38 votaron en contra, 31 a favor y dos abstenciones, el Senado de Argentina rechazó el proyecto del aborto libre.

El proyecto buscaba permitir el aborto hasta la semana 14 de gestación y hasta los nueve meses de embarazo bajo las causales de violación, riesgo de vida y salud de la madre e inviabilidad fetal, además de prohibir la objeción de conciencia institucional.

Con este resultado, el proyecto se cierra de forma definitiva por este año legislativo y recién podría volver a abrirse a un debate parlamentario en 2019.

Durante el debate participó la expresidenta y ahora senadora Cristina Fernández de Kirchner para defender su promoción del aborto. Una de las encargadas de cerrar las ponencias a favor de la vida fue la senadora Silvia Elías de Pérez.

Elías de Pérez recordó que “nada justifica” que la vida quede “a merced de nada ni de nadie” y advirtió que el proyecto del aborto significaba “instaurar una nueva discriminación, entre aquellos que son deseados y los que no lo son”.

Tras señalar que el Estado debe acompañar a la mujer embarazada, la senadora denunció que durante los meses que se discutió el proyecto “se ha denostado a los que profesamos la fe católica como nunca ha sucedido en la Argentina”.

Mientras se debatía el proyecto en el Congreso, numerosos fieles desbordaron la Catedral de Buenos Aires para celebrar la Misa por la Vida, presidida por el Arzobispo local y Primado de Argentina, Cardenal Mario Aurelio Poli.

En su homilía, el Cardenal reiteró que “el aborto siempre será un drama” y “lejos está de ser una solución”. Además, dijo a los senadores que “confiamos en que siempre legislarán para el bien común, pondrán lo mejor de sus experiencias para que se salvaguarde el derecho a la vida de todos, en especial a los más débiles e indefensos”.

El resultado de la votación provocó distintas reacciones en argentinos que esperaban fuera del Congreso a pesar de la lluvia.

Las secuelas lmegaron hasta la Capital potosiba, donde jóvenes se solidarizaron con la lucha en favor del aborto portando un pañuelo verde característico de la causa, como una muestra de empatía y la búsqueda de la legalización del aborto en San Luis Potosí.

Colectiva la Castilla Combativa y Nipol, entre otras se reunieron para discutir los puntos por los que consideran una necesidad abolir las leyes.

Dentro de sus argumentos destacan el hecho de que el aborto sea ilegal no impide que se practique, sólo lo hace peligroso y promueve la clandestinidad lo que conlleva a la muerte de aproximadamente 5000 de mujeres en México y América latina y el Caribe.

La promoción del aborto por la que luchan es previa a trrs meses, las manifestantes señalaron que la decisión es individual por lo que respetan a las mujeres que no deseen hacerlo.