Minuto a Minuto

¡Nos están matando!

Querida sirena, es una ironía horrible que te hayan asesinado en el mar, no te conocí pero en ti me veo a mi misma y también a las demás. No sabes el coraje y la impotencia que me da que te arrebataran la vida de esa manera, tan sin sentido y de manera tan cobarde. Este pesar no solo es de tu familia y de tus mas cercanos, es el de todas nosotras, las mujeres.

Emprendiste un viaje con el que soñabas, en el que esperabas aprender, conocer, conectarte con la naturaleza y llenarte de pura vida. Lograste empacar en esa pequeña maleta tus sueños, tu independecia y tu valentía, pues no habia cabida para los miedos y juzgamientos de los demás.

Días antes nos compartias tu experiencia con agresores sexuales, las que te daban miedo o pena decir anteriormente, pero que lograste superar y enfrentar. Sirena, tu no lo sabes, pero nos llenaste de valentía para contar los asaltos y agresiones que todas hemos vivido y callado por años.

Nos llenaste de música, de tu voz, de tus fotos y de tu arte. Llegaste a varios corazones pero dos desconocidos te cortaron las alas a tus pocos años de vida.

Hoy sufrimos una pérdida más de una mujer mexicana, de una mujer que es ciudadana del mundo, hoy sufrimos la pérdida de una mujer. Se suma un asesinato a esta lista incontrolable, imparable y misogina.

Nos están matando, en cada viaje, en la calle, en el autobús, en el Uber, en el Cabify, en el taxi, en nuestro coche, en nuestro trabajo, en nuestra casa. Nos están matando desconocidos, nuestros hermanos, nuestros tíos y nuestras parejas. Nos está matando la impunidad, el machismo, la misoginia, la ignorancia, el patriarcado.

Nos estas matando, porque no es solo María Trinidad “sirena”, porque somos todas, porque cada agresión nos resta ya sea propia o de nuestra hermana. Nos estas matando con tus comentarios, con tu incomprensión de nuestra libertad y de nuestra sexualidad. Nos estas matando porque nos quieres calladas, sumisas y obedientes. Nos estas matando porque guardas silencio y te tapas los ojos ante la injusticia.

Hoy quiero hacer un llamado a las mujeres, para que sientan esta pérdida como suya, para que el asesinato de María no sea uno más, si no uno menos para llegar a la justicia y a la igualdad; pero hoy más que nunca quiero hacer un llamado a los hombres, para que dejen de ser indiferentes ante nuestro dolor y nuestro miedo, para que juntos podamos lograr erradicar la violencia que vivimos día a día las mujeres.

En memoria de María Trinidad Mathus Tenorio, asesinada en Playa el Carmen de Santa Teresa Cóbano en Costa Rica el 5 de agosto del 2018.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.