Minuto a Minuto

¿Otra vez habrá premios de consolación?

Desesperados porque luego de haber perdido en las pasadas elecciones del primero de Julio pasado, y con deudas contraídas bajo promesa de pagar luego de lo que veían como una segura victoria en las urnas, algunos de los excandidatos del PRI que cayeron derrotados estrepitosamente en los sufragios, ahora buscan a sus padrinos políticos para que los ayuden con una chamba en el Gobierno, pero principalmente a quien más asedian es al Gobernador del Estado Juan Manuel Carreras Lopez para que los ayude y no quedarse desempleados y en la calle.

Acostumbrados a vivir de la política o de la urbe oficial, y con el antecedente de que en las votaciones del 2015, el Gobernador Juan Manuel Carreras Lopez, otorgo puestos públicos como premio de consolación a algunos candidatos del PRI que perdieron en las urnas, pues ahora buscan que esto se repita, quieren una chambita algo modesto de Director de Departamento para arriba nada más.

El jefe del Ejecutivo Estatal sorprendió cuando dentro de su gabinete, incluyo excandidatos priistas que habían sido derrotados entre estos los más sonados fueron, Manuel “Meme” Lozano candidato a la Alcaldía de la Capital a quien designo como Secretario del Trabajo, Margarita Hernández Fiscal y Paulina Castelo la primera candidata a Diputada Local y la Segunda a una Curul Federal por Distritos de Soledad de Graciano Sánchez, se les coloco en la Titularidad de la Dirección de Gobernación y Coordinación General de la Defensoría Social, esta acción ahora es reclamada por algunos excandidatos vencidos del tricolor, bajo el argumento  de que trabajaron e invirtieron mucho en sus campañas y necesitan trabajo para pagar las deudas o bien tener de que vivir.

Se dice que por el momento los más próximos no seguros a beneficiarse con su premio de consolación, serian Martha Orta y Martín Vaca Huerta, todavía se desconoce a qué puesto público se les asignara, los demás perdedores todavía no tienen ni esperanzas de conseguir algo, ya que también hay quienes dejan cargos de elección y buscan su huesito, como el caso del todavía Diputado Local Fernando Chávez y quien fungió como representante en San Luis Potosí de la campaña presidencial del abanderado del PRI José Antonio Meade, hombre hábil para moverse tras los cargos públicos.

El Gobernador Carreras López por el momento analiza a quien darle premio de consolación o dejarlo a la deriva, ya que le espera un final de sexenio complicado, con un Presidente de la República que no es de su partido Político y un Congreso del Estado, con mayoría opositora al PRI, por lo que además de realizar cambios muy estratégicos en su gabinete, deberá integrar personas con mucha experiencia y capacidad para poder salir bien librado al término de su gestión como jefe del ejecutivo Estatal.

San Luis Potosí no está para premios de consolación, y menos con personas perdedoras y algunos hasta con dos derrotas electorales seguidas y otros que no ganan una o simplemente no cuentan con la capacidad para un cargo público, por algo el Pueblo no les dio el voto mayoritario, así que el Gobernador deberá dejar de lado su sentido de agradecimiento o pago de favores, si incorpora nuevamente derrotistas el pronóstico es que no le irá nada bien.

ARMANDO CAMPOS AMAYA / Dichos / San Luis Potosí, S.L.P. / Julio 13 de 2018.