Minuto a Minuto

El aborto termina con la creación de Dios

Existe el caso de una pareja en situación de estar viviendo el don de la nueva vida que late en el vientre de la mujer es decir que sin estar consciente de que al quedar embarazada estaría siendo una mujer bendita entre las mujeres, pues se convertiría en una colaboradora consentida de Dios en crear vida nueva, como Santa María de Guadalupe, que al decir “Si” al don de vida que le otorgó Dios trajo la vida al mundo. También existe el caso contrario, el de las parejas en situación de estar viviendo el don de la nueva vida que late en el vientre de la mujer es decir que sin estar consciente de que al quedar embarazada está siendo una mujer bendita entre las mujeres, y se va a convertir en una colaboradora consentida de Dios en crear vida nueva, con su embarazo no deseado, solo que en el presente caso están negados a decir “Si” al don de la vida que les otorgó Dios.

sta última pareja, la que se está negados a decir “Si” al don de la vida que les otorgó Dios, está muy confundida está contando el tiempo que pasa urgentemente para decidir sobre el futuro del concebido, para decidir el quedarse o no con el don de la nueva vida, la pareja está muy abatida y no piensa en que su hijo sea bienvenido y protegido, su pensamiento es egoísta, piensan solo en ellos, en su futuro, en el que dirán, no sabemos si en alguno de los dos existen pensamientos de generosidad, de preocupación por el bienestar de la madre y del fruto del concebido; esta pareja esta vulnerable, tal vez su pensamiento no sea claro entre tantas cosas que pasan por sus cabezas, no son objetivos, están viendo la responsabilidad que tienen enfrente, están dudando el ponerla en práctica, están por decidir el futuro del don de la vida.

Estoy convencido de que existe una “guerra real” que se lleva a cabo, “trabada por los que ya nacieron contra los que no han nacido”. Ante esta encrucijada, tanto ustedes como yo y con los que conmigo estén de acuerdo, tenemos que pronunciarnos como humanistas a que se pone a prueba una vez más la eterna lucha entre el Bien y el Mal (50% de probabilidades de que gane el Bien y 50% de probabilidades de que gane el Mal), llamemos Bien a los que nos consagramos y prometemos a la Virgen María y a Jesús Sacramentado defender la vida humana desde su concepción hasta el momento en que Nuestro Señor llame a cada uno a su presencia, y llamaremos Mal a todas aquellas beatitudes del Diablo que son capaces de engañar a los futuros padres para convencerlos de que no nazca el don de la vida, en la persona de su hijo.

Por otra parte existe una luz de esperanza para que pueda protegerse al “don de vida que le otorgó Dios trajo la vida al mundo,” en las palabras la diputada Andaluza María Esperanza Oña Sevilla afirma -Soy una mujer libre que no considero que sea más libre porque he abortado o no he abortado, no he abortado y soy una mujer libre, no he abortado nunca, afirmaba la diputada María Esperanza Oña Sevilla en su intervención en la que defendió la vida de los no nacidos en el Parlamento de Andalucía que el PP por Ley despenalizará el aborto y ampliará el derecho a la vida. “Sería más progresista defender la vida que el aborto”.

Afirma la diputada Oña Sevilla, no estamos de acuerdo con eso del derecho de la mujer a su cuerpo, porque mire si lo que hubiera dentro del cuerpo cuando yo estaba embarazada, era un ser inanimado, podríamos estar de acuerdo, pero eso no era un quiste, no era un bultito de grasa, no era un lunar, era un ser vivo, un ser humano vivo, por mucho que las ministras del PSOE consideren que no son seres humanos, es un ser humano vivo, por tanto derecho a decidir y derecho a mi cuerpo no, porque lo que tendría dentro de mi cuerpo es un ser humano vivo, que se está desarrollando en lo que se llama la vida intrauterina. Por tanto tampoco estamos de acuerdo con que esta sea una ley permisiva, pues depende de lo que esperamos obtener de las leyes, si ustedes lo que quieren es una ley permisiva con la muerte, pues si, si queremos una ley permisiva con la vida, es esta.

Continúa afirmando la Diputada. Nosotros pretendemos favorecer la vida, el derecho a existir, el derecho a nacer, eliminar los obstáculos que una mujer tenga y encuentre como problema y que pueda dar a luz, es lo natural, ustedes sin embargo consideran progresista y generoso, impedir que los niños nazcan, pues yo creo que no puede haber una ley más generosa que favorecer que los niños nazcan, y ustedes decían, es que todos los países europeos, y es que se considera un derecho humano y es que en el parlamento europeo, no es verdad, el parlamento europeo en diciembre les ha dicho a ustedes que no tiene razón, que no es un derecho humano el aborto, que no lo es, es que el derecho humano es más bien el derecho a la vida, que es lo que estoy defendiendo aquí, no el derecho a destruirla.

Afirma la Diputada. El tribunal constitucional se ha pronunciado varias veces con los derechos del no nacido, que ustedes no quieren ni siquiera tocar el tema, puedo entender señora Pérez, que usted encuentra un conflicto entre la maternidad no deseada y el derecho al no nacido, pero existe derecho de ambas partes en ambos casos, o fulminamos por completo al no nacido como material desechable, por favor señora Pérez, eso es lo que está usted diciendo aquí, si, ustedes anteponen, el problema que pueda suponer en una maternidad al derecho del no nacido, y yo le digo como mujer, como madre y como diputada, que si lo pongo en una balanza ningún problema me parece tan enorme como para destruir una vida, como para sacarlo y tirarlo al basurero de un hospital, ningún problema me parece tan enorme.

Continúa afirmando la Diputada. El reto de nuestro país sería, que una mujer embarazada, en ningún caso encuentre que su maternidad es un problema, pero ustedes sin embargo lo que hacen es favorecer la postura del empleador que no permite que promocione una mujer porque está embarazada o puede estarlo, y yo lo que quiero es que esa mujer tenga libertad y que en la vida se abra paso, y que lo que tenemos que hacer es erradicar los prejuicios que impiden vivir la maternidad en libertad, porque eso es lo que ocurre y tenemos derecho a vivir la maternidad en libertad. No me parece aceptable y no estoy de acuerdo, con que nosotros no tengamos derecho a defender un posicionamiento ideológico, ustedes si, así son libres las que abortan, las que botan al pequeño no son mujeres libres, son esclavas, pero que está diciendo usted señora Pérez.

Afirma la diputada Oña Sevilla. Por lo tanto, yo reivindico el derecho del no nacido a existir, a desarrollar su vida, porque tiene genética propia, porque es un ser irrepetible, es un ser único y tiene derecho a existir. Han puestos ejemplos esperpénticos, porque la izquierda tradicionalmente en Andalucía y en España siempre en cuestiones morales lo que hacen es ridiculizar banalizar, frivolizar, no tiene otra forma de abrirse paso, han puestos ejemplos esperpénticos y han dicho –esta niña violada por su padre, que espanto, ¿y usted cree que a nosotros no nos horroriza eso? Claro, pero usted sabe, usted que lo ha dicho, y usted que a lo mejor lo puede decir, que la ley que defiende Gallardo, si permite abortar después de una integral violación, pero este ejemplo no le vale para para usar, lo que pasa es que se ha demostrado que desde el año 2000 por violación abortan cero, esas son las estadísticas, sabe que es lo que ocurre, el 93 % de los abortos se acogen ahora en esa apología del aborto libre, barra libre, dos mejor que uno, a esa apología que son las catorce semanas, el 93%, pero de ese 93%, el 40% ha abortado entre dos y cinco veces y más del 30% no usa ningún método anticonceptivo.

Una vez más, continúa afirmando la Diputada No le parece a usted, a la izquierda, a ustedes, que una mujer es mucho más libre si es responsable, una mujer es mucho más responsable si toma anticonceptivos, o utiliza cualquier otro método anticonceptivo, no tiene que ser la píldora, hay otros muchos métodos anticonceptivos, que si va a abortar cada vez que se queda embarazada, eso no es responsabilidad, eso no es una mujer libre, eso es una mujer sin corazón, y se lo digo como lo pienso, sin corazón, dejen de priorizar y de poner ejemplos esperpénticos, para llenarse de una razón que no tienen, porque les puedo asegurar, es mucho más libre defender la vida que la muerte, es mucho más libre dar viabilidad a ese feto de 22 semanas, que tirarlo a la basura, ¿ustedes han visto alguna vez un basurero de un hospital lleno de fetos humanos?, no lo vean, porque a mi sí, no me daría ninguna gracia, porque les puedo asegurar que su opinión sobre el aborto cambiaria al día siguiente, para ser libre hay que saber lo que estamos decidiendo. Cuándo Dios creo al hombre no hizo basura (QFB. Fernando De la Fuente García)

Afirmaba Stojan Adasevic, el médico abortista de la antigua Yugoslavia. Ahora que, gracias a la intervención de santo Tomás de Aquino, soy capaz de mirar la humanidad del feto, él está convencido de que existe una “guerra real” que se lleva a cabo, “trabada por los que ya nacieron contra los que no han nacido” El día que la mujer deje de concebir, ese día termina la creación de Dios… les recomiendo que busquen en TouTube el video El grito silencioso, del Dr. Bernard Nathanson; a Adasevic le gustaba citar a Madre Teresa de Calcuta: “¿Si una madre puede matar a su propio hijo, cómo les decimos a las personas que no maten a otras?” Actualmente, la mayor parte de los abortos se realiza en CDMX y en clínicas privadas, las cuales no divulgan estadísticas sobre el procedimiento.

Adasevic calcula que un número muy alto de abortos sucede en la región: “Lo que complica un análisis en esa área es el uso de abortivos como el DIU y la píldora RU-486, oficialmente clasificados como anticonceptivos. Los ancianos del Monte Athos, con los cuales hablé, clasifican los anticonceptivos entre pecaminosos y satánicos. Los primeros son los que previenen la unión del espermatozoide y el óvulo. Los segundos son los que matan al niño ya concebido – precisamente lo que el DIU y la píldora del día después hacen. El dispositivo intrauterino actúa como una espada, que separa al pequeño ser humano de su fuente de alimento en el útero. Es una muerte terrible.

Ahora que, gracias a la intervención de santo Tomás de Aquino, en Los sueños de Adasevic, Adasevic es capaz de mirar la humanidad del feto, él está convencido de que existe una “guerra real” que se lleva a cabo, “trabada por los que ya nacieron contra los que no han nacido” Un ser humano muere de hambre en un lugar lleno de nutrientes”. En esa guerra, ya crucé la frontera varias veces: primero, como feto condenado a la muerte, después cuando me volví abortista y ahora como apóstol próvida.

No hay que dejarse engañar. El significado de algunas palabras usadas por los grupos pro abortistas, puede confundir a las personas, sobre todo cuando se refieren al aborto, en este caso me refiero las palabras interrupción del embarazo, lo hacen para que abortar suene menos golpeado, mas amortiguado para lo que va a suceder, pero estos pro abortistas juegan con el significado de la palabra interrupción del embarazo para ocultar la palabra asesinato de un ser vivo. Basándome en el análisis realizado de la tesis sustentada por Eda Joanne Angelo en su libro Psychuatric Sequelae of Abortion: The Many Faces of Post-Abortion Grief (1992) durante la Conferencia de Dirigentes Pro Vida en relación al aborto en 2011.

Un hombre que confundido y engañado por el juego de palabras usadas por los grupos abortistas insistió en el aborto, lo pagó o no hizo nada para intentar disuadir a su pareja de que contrate a una abortista para que mate a su hijo, puede sentirse abrumado por la culpa, la vergüenza y el odio a sí mismo, en cambio un hombre que intentó evitar que su pareja aborte y descubrió que no tiene el derecho legal de proteger la vida de su hijo puede sentirse emasculado y privado de su paternidad., ambos grupos de hombres suelen sentir ansiedad, o ira y ansiedad al mismo tiempo y dejan de confiar en las mujeres, cerrándose a los sentimientos tiernos que harían posible cualquier relación íntima en el futuro, cada niño que muere en un aborto tiene un padre así como una madre.

Los hombres también sufren la tragedia del aborto. También sufren por los hijos que perdieron, en circunstancias como estas que presento ante ustedes, ante tales circunstancias tendremos que reconocer que se ha iniciado el rompimiento del vínculo que existe entre la pareja, como ha dicho el Dr. Vincent Rue: “Tanto para los hombres como para las mujeres, el sentimiento de vacío puede durar toda la vida, ya que los padres son padres siempre, incluso de un niño muerto”.

Al igual que las mujeres, los hombres sufren síntomas de estrés postraumático y enfermedades psicosomáticas. Pueden refugiarse en el alcohol y las drogas como automedicación para la depresión que los agobia como resultado de su desesperación de no poder ser nunca los esposos y padres que esperaban ser, también pueden volverse adictos al trabajo, al ejercicio o a la actividad sexual promiscua. Los hombre se sienten menos cómodos que las mujeres de expresar sentimientos vulnerables de sufrimiento y pérdida, o incluso admitirse estos sentimientos a ellos mismos. Por lo tanto, es incluso menos probable que pidan cuidados de salud mental para lidiar con la pérdida posaborto.

En los hombres, los problemas mencionados anteriormente pueden presentarse años antes de que ellos o sus proveedores de cuidados detecten la relación entre sus síntomas y el trauma de un aborto previo, una vez más, se debe recalcar la importancia de incluir preguntas sobre pérdidas de embarazos al realizar las historias clínicas o psicológicas tanto de hombres como de mujeres.

La relación entre la aparición de los síntomas y la fecha del aborto deben tenerse en cuenta, comprendiendo que pueden haber pasado muchos años durante los problemas que el hombre ha sufrido en silencio de esta manera, la persona que brinda atención puede no solo trabajar para aliviar los síntomas sino también buscar ayuda para su causa subyacente. En mi opinión, considero también importante preguntarles a los hombres si tienen antecedentes de pérdidas posaborto mientras se preparan para el matrimonio o para el seminario, ya que un duelo no resuelto y la culpa pueden interferir en el cumplimiento de estas vocaciones. Quizás algunos ejemplos (Dr. Vincent Rue) sean útiles para comprender cómo el aborto puede afectar a los hombres:

1 Una larga psicoterapia de un empresario a raíz de su depresión, insomnio, baja productividad laboral y problemas en las relaciones con su esposa y familiares fue infructuosa hasta que el paciente recordó un sueño en el que una antigua novia lo invitó a su habitación y le presentó a un niño de 12 años diciendo: “¡Es tu hijo!”. Recién entonces su terapeuta pudo comenzar a ayudarlo a lidiar con la pérdida de su hijo abortado 12 años antes.

2 Un empleado de una fábrica buscó tratamiento para una úlcera estomacal que le causaba gran dolor y lo invalidaba, los síntomas habían empezado poco después del primer aborto de su esposa, el cual ella se hizo sin que él lo supiera, su úlcera fue diagnosticada después del segundo aborto de su esposa, el cual él intentó impedir, sin éxito, el tercer embarazo resultó en un bebé sano que se convirtió en el centro de la vida de su padre, sin embargo, también sintió la pérdida de ese hijo cuando su esposa pidió el divorcio, recibió la custodia exclusiva del niño y se mudó lejos. “No me arrancaron a tres bebés del vientre. ¡Me los arrancaron del corazón!”, exclamó entre sollozos, entonces fue evidente la urgente necesidad de remitirlo a un especialista de la salud mental.

3 El tercer caso trágico se hizo conocido cuando fue demasiado tarde para ofrecer ayuda. Un joven que trabajaba en una estación de servicio fue hallado muerto de un tiro en la cabeza, solo un amigo cercano sabía lo angustiado que había estado cuando descubrió que su novia había abortado a su hijo, un bebé que quería llamar como su padre, que había fallecido hacía poco, esperaba casarse con la joven madre de su hijo y formar una familia juntos pero los padres de ella insistieron en que se hiciera un aborto inmediatamente y le prohibieron seguir en contacto con él, su suicidio fue resultado de sus abrumadores sentimientos de dolor y pérdida: la pérdida de su padre, de su hijo, de la madre del bebé –que quizás era su primer amor– y la pérdida de su sueño de una relación con ella para toda la vida que hubiera sido el cimiento de una familia nueva y estable.

Para poder tratar a los hombres que sufren la tragedia del aborto se necesitará mucha educación para despertar la conciencia de sus problemas, como se hizo en las recientes conferencias sobre los hombres y el aborto en Estados Unidos: “Reclamando la paternidad: un examen multifacético del hombre que lucha con el aborto” y la subsiguiente publicación de artículos en publicaciones sobre el tema como en la edición de julio de 2008 de la revista de Columbia publicada por los Caballeros de Colón llamado “Un informe especial sobre los hombres y el aborto”, otro ejemplo de ayuda a los hombres es una campaña publicitaria para el Día del Padre que dice: “El Día del Padre no es fácil para quienes han perdido un hijo a causa del aborto… Pero si le das a Dios los pedazos, Él podrá renovar tu vida”, también hay disponibles varios sitios digitales, por ejemplo los patrocinados por la Oficina Nacional de Reconciliación y Sanación Posaborto, la Fundación Paternidad
para Siempre y el Ministerio de Padres y Hermanos.

Además de las formas de educación y terapia psicológica tradicionales, de los grupos de apoyo, de los días de recogimiento y de los retiros, quizás sea necesario implementar nuevas formas de tratamiento en las que hombres hablan con hombres que han tenido experiencias similares, tal vez esto pueda ocurrir en contextos de grupo, mientras se realiza alguna actividad que sea significativa para ellos como construir casas para las mujeres con embarazos en situaciones de crisis o para las madres solteras, u organizar torneos deportivos u otros acontecimientos para recaudar fondos para causas pro vida. El sufrimiento posaborto en las familias así como en los proveedores del aborto será materia de otro análisis, hasta entonces.

Entre Griegos y Troyanos
Mtro. QFB. Fernando De la Fuente García
E-Mail: ferdelafuenteg@gmail.com
Facebook: Fernando delaFuente García
Twitter: @FerranFercho
WhatsApp: 4444-16-9864

EL ABORTO TERMINA CON LA CREACIÓN DE DIOS
“Cuándo Dios creo al hombre no hizo basura”.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.