Minuto a Minuto

Alerta de Género, una Simulación que No ha Erradicado la Violencia Contra las Mujeres en SLP

A un año de la activación de la Alerta de Género en San Luis Potosí, nada ha cambiado, la violencia en contra de las mujeres es una constante que resulta alarmante.

El pasado 21 de junio del 2017, la Secretaría de Gobernación a nivel federal declaró a seis municipios de la entidad potosina en la Alerta de Género: San Luis Potosí, Soledad de Graciano Sánchez, Ciudad Valles, Tamuín, Tamazunchale y Matehuala, y fueron señalados para que se implementaran  protocolos  para combatir  la violencia de género.

A un año de que el gobierno de Juan Manuel Carreras López quedara obligado a desarrollar estrategias para garantizar la seguridad de las mujeres y crear nuevas medidas de protección, ha fracasado, afirma Urenda Navarro, Maestra Investigadora de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

Dijo que “no nota” las supuestas acciones de prevención de violencia. “Es un trabajo muy deficiente, que incluso se ha dado en los últimos meses para inventar, supongo yo, para poder decir que se hicieron algunas cosas”, abundó.

“Lo que argumentan algunas de las autoridades es que mucho de lo que han hecho son transformaciones internas, yo lo pondría en tela de duda”, dijo.

De acuerdo la Secretaría de Gobernación, la alerta de violencia de género contra las mujeres (AVGM) “es un mecanismo de protección de los derechos humanos de las mujeres único en el mundo que busca garantizar la seguridad de mujeres y niñas, el cese de la violencia en su contra y/o eliminar las desigualdades producidas por una legislación o política pública que agravia sus derechos humanos. (Artículo 23 de la Ley de Acceso)”, puntualizó.

Para erradicar la violencia de género se emite un protocolo de acciones, que a decir de académicas e integrantes de asociaciones civiles, en San Luis Potosí no se han aplicado. “La alerta de género contemplaba tres tipos distintos de medidas emergentes que tendrían que haberse aplicado y que no es necesario hacer un estudio profundo para poder percatarnos sobre la ausencia de esas medidas”, asegura la investigadora.

Este 21 de junio vence el plazo para que las autoridades estatales, emitan  un informe a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) sobre las acciones que hicieron  para implementar lo marcado en la Alerta de Género.

“Es 21 de junio y no hay un diagnostico sobre los tipos de violencia, no se han creado las unidades de contexto que iban analizar los expedientes de muertes violentas de mujeres. A la fecha seguimos sin una Fiscalía de Mujeres”, precisó.

En lo que va del 2018, según datos de la Fiscalía del Estado se han registrado 32 muertes violentas de mujeres, mientras que en 2017, de acuerdo a datos de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), se registraron 25 feminicidios en la entidad potosina.

Investigadoras señalan que la “laguna” que existe en las  cifras sobre la violencia de género ha provocado las fallas en la alerta.

“Como no hay indicadores claros, no hay acciones claras. No hay un seguimiento puntual de las instancias que fueron promoventes en el caso particular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, pero en general si enumeráramos la mayor parte de las acciones contenidas veríamos que no se le ha dado seguimiento”, señala Navarro.

Actualmente, en el país existen más de 10 Alertas de Género, en el Estado de México, Morelos, Michoacán, Chiapas, Nuevo León, Veracruz, Sinaloa, San Luis Potosí, Guerrero, Quintana Roo y Nayarit.