Minuto a Minuto

Senegal y su Primer Baile Africano en el Mundial

Senegal consiguió el primer triunfo africano en la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 al imponerse 2-1 a Polonia en el estadio del Spartak de Moscú. El resultado recordó al de su última campaña mundialista , cuando derrotó a Francia, luego campeona del mundo, en su partido inaugural en Seúl.

El delantero senegalés Mbaye Niang no solo certificó la victoria de los suyos con el segundo gol, sino que además se mostró incansable y creó numerosos problemas a la defensa rival con su presencia física mientras estuvo en la cancha.

Si bien Polonia no era un rival a la altura de aquella selección francesa, el combinado africano no partía ni mucho menos como favorito para llevarse los tres puntos. Sin embargo, su sólida actuación le permitió dar la sorpresa. Thiago Cionek introdujo en su portería un disparo raso de Idrissa Gueye, pero los Leones de la Teranga habían hecho méritos suficientes para ir por delante en el marcador.

Tras el descanso, Mbaye Niang sacó petróleo de la indecisión de la zaga polaca para batir a Wojciech Szczesny y doblar la ventaja de su equipo. Grzegorz Krychowiak, que había cometido un error en la jugada del segundo tanto senegalés, redujo distancias con un gol en los últimos compases del encuentro.

Finalmente, los hombres de Aliou Cissé mantuvieron su ventaja y se llevaron los tres puntos. Es el primer triunfo de Senegal en una Copa Mundial desde que el propio Cissé capitaneó a los suyos en la victoria sobre Suecia en los octavos de final de Corea/Japón 2002.

La mayor preocupación de Polonia antes del partido era si su retaguardia podría contener los ataques de Senegal pese a la ausencia de Kamil Glik, convaleciente de una lesión en el hombro. Conocido como “el jefe de la defensa polaca”, quedó demostrado que, hoy por hoy, Glik no tiene un sustituto a su altura en la selección. Polonia necesita mejorar también en otras facetas de cara al choque contra Colombia.