Minuto a Minuto

Cuba: La transición sin Trump

Está por concluir una de las etapas más representativas del siglo XX y XXI de la República de Cuba, termina el periodo de Raúl Castro al frente de la Jefatura de Estado y con ello la dinastía que dominó por casi 60 años y que instauró el primer gobierno socialista en occidente.

Después del triunfo de la Revolución en 1959; Cuba sufrió un bloqueo económico por parte de los Estados Unidos; vivió la crisis de los misiles cuando Rusia aprovechó la posición geográfica de sus aliados cubanos, lo que pudo desatar la tercera guerra mundial; soportó el ataque a Bahía de Cochinos y ahora ya se sabe de los múltiples intentos de asesinato a Fidel Castro.

Con la renuncia de Fidel en el 2006 y con la toma de posesión como presidente de la isla de su hermano Raúl formalmente en 2008, comenzó un nuevo periodo de apertura hacia el exterior con los Estados Unidos como con sus ciudadanos al otorgarles mayores libertades.

La nueva disposición de Raúl Castro propició un acercamiento de la administración de Barack Obama con el apoyo del Vaticano para negociar el bloqueo comercial que se ha tenido por más de medio siglo.

El legado de Raúl Castro incluirá una apertura de libertades a los cubanos, que se pueden resumir en retomar las actividades diplomáticas con los Estados Unidos con la instalación de sus respectivas embajadas; la reforma migratoria que establece la oportunidad de viajar para los ciudadanos cubanos; el gobierno ya permite la propiedad privada, con el otorgamiento de licencias para abrir locales y transporte privado; la libertar para compra-venta de casas y automóviles; los cubanos ya pueden disfrutar de internet en lugares públicos; los ciudadanos ya pueden ingresar libremente a los hoteles; aumentó la inversión extrajera y definió edades y periodos para líderes del Comité Central del Partido Comunista donde los presidentes podrán permanecer 5 años con opción un periodo de reelección.

Todo indica que será Miguel Díaz-Canel actual vicepresidente quien ocupe el cargo de Jefe de Estado de Cuba, después de que comenzó el proceso electoral en marzo con las votaciones generales donde más de 8 millones de cubanos ratificaron a su Asamblea General y ellos elegirán al Jefe de Estado.

La transición hacia una república con mayores libertades comenzó con Raúl Castro y el próximo presidente deberá continuar con esta transición hacia una sociedad con mayores oportunidades para los cubanos; sin embargo, con la posición nacionalista de Donald Trump se truncaron mayores negociaciones para el levantamiento del embargo económico, por lo que dependerá de ambas voluntades para lograr una mejora en el desarrollo social y económico de la isla de Cuba.