Minuto a Minuto

Un Bronco atribulado…y un Tribunal enbroncado

Eso es lo que tenemos actualmente  con los graves cuestionamientos que la opinión pública y actores políticos tienen respecto del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación,  que se metió en camisa de once varas al resolver favorablemente al Bronco la impugnación sobre el rechazo que había hecho el INE contra las firmas aportadas por este candidato aparentemente “independiente”. La figura del Bronco y su pretendido carácter autónomo, de hecho son muy cuestionables desde su primera incursión como candidato para Gobernador de Nuevo León, porque era una independencia extraña pues se identificaba con grupos económicos tradicionales de Nuevo León y él mismo es un empresario fuerte cuya candidatura no obedece a cuestiones más auténticas, como podrían ser las de un Kumamoto u otras personas que se han esforzado por llegar a la candidatura independiente y hacer algo por el país; es decir figuras más frescas entendiéndose por ellos a  quienes no han sido, cuando menos en un pasado inmediato, parte del sistema partidocrático. En aquella ocasión el Bronco se convirtió en una especie de Plan  “B” del PRI ante su predecible debacle después de todos los problemas del medinismo neoleonés, y así lo demostró el resultado final de la elección.

En esta ocasión el sentido común y la percepción de quienes le entienden aunque sea poquito al asunto, hacen suponer que la bronco participación trata de minar la fuerza de quien encabeza las encuestas desde hace meses y a solo setenta y cinco días de la elección presidencial, más que enfocarse hacia una muy remota posibilidad de triunfo. Ahora el Tribunal Electoral parece de esos árbitros que quieren a fuerza todas las fotografías del partido y empeñado en protagonizar una serie de interpretaciones y atribuciones que no le competen y que debería de rechazar de plano, para no meter en problemas al INE y al país. ¿A quién agravia esa resolución de manera directa? A todos nosotros: cuando agrede al organizador  de las elecciones y al poner en un serio peligro la elección, lo que hace preguntar ¿De eso se trata? ¿De que la Elección se invalide? Pero veamos por qué razón nos invade el sospechosismo:

De la lectura de la resolución emitida por el Tribunal se concluye que el Acuerdo del INE que niega el registro de la candidatura a Jaime Rodríguez Calderón (el Bronco) está enfocado hacia la recolección de apoyos ciudadanos que no pudo lograr pese a haber presentado 2 millones 334 mil 403 supuestos apoyos tanto con la  aplicación móvil  como con las cédulas de respaldo. Así el primer status registral del INE emitido por su Dirección de Prerrogativas, ya concluido el período para recabar dichos apoyos, presentó un rechazo inicial de un millón 209 mil 607 inconsistencias detectadas en los apoyos registrados hasta el 26 de febrero, de ellas 824 mil 796 obedecían a diversas causas tales como “duplicados entre el mismo aspirante” con un total 264 mil 520 (uno de los principales agravios argumentados por el afectado Bronco se refería a esos duplicados argumentando que se trataba de duplicidades entre otros aspirantes, lo que no es preciso ni cierto); “bajas” en una cantidad de 15 mil 955 (la razón por la que usted, su servidor o el INE darían de baja del padrón electoral seria por muerte y en una mínima cantidad por suspensión de derechos políticos en razón de una sentencia judicial) “datos no encontrados” 6,719; “apoyos ciudadanos con inconsistencias” 511 mil 911  “mesa de control” tan sólo 1565, lo que fue motivo de enfáticas alegaciones por parte del aspirante. Aun así de esa cantidad 1, 209,607 inconsistencias detectadas se descontaron sólo 387 mil 897 enlistados  en las denominaciones técnicas de “simulación” 158 532; “foto copias” 205 mil 721 y “no validos” 23 mil 644.

Se le notificó y se le dio tiempo para que pudiera revisar con su personal y el del INE todas y cada una de las inconsistencias. Del contenido del dictamen mismo puede apreciarse que el personal operativo que representó al Bronco manifestó su conocimiento y conformidad respecto de diversos registros que no podían subsanarse; y sobre inconsistencias y datos no encontrados en cédulas que fueron desestimadas (326 mil 537) ya habían sido analizadas durante la etapa de obtención del apoyo; y por otra parte el equipo del aspirante manifestó su intención de no revisar toda las que se acompañaron con capturas de fotocopias de credencial para votar. O sea que el Bronco estuvo en posibilidad de ejercer su garantía de audiencia y se negó, sin embargo el argumento principal del Tribunal para Justificar la revocación del acuerdo del INE y ordenar el registro del bronco aspirante es ¡que no se le permitió revisar!. Por último, le informo que aunque se hubiese negado la posibilidad de revisar esos apoyos, el Tribunal no debería suponer que aquellos en verdad existían y eran legítimos, pues en todo caso debió ordenar una nueva e inmediata revisión esos apoyos, tal como lo hizo en el asunto planteado por Armando Ríos Piter, expediente que se juzgó al mismo tiempo y en la misma resolución que la del Bronco. ¿Es o no preocupante la actuación de los Magistrados? Juzgue usted.

PEDRO OLVERA / Retruécano / San Luis Potosí, S.L.P. / Abril 15 de 2018.