Las Mujeres Desaparecidas en SLP Son Recurrentes ¿Dónde Están?

A pesar que las mujeres desaparecidas en San Luis Potosí se ha convertido en un hecho recurrente, para las autoridades de los diferentes niveles de gobierno no pasa nada. El año pasado sumaron 502 casos, en éste que apenas inicia van 42, pero llama la atención el reencuentro de casi la mitad y nacen las siguientes preguntas: ¿Cuántas nos faltan realmente? ¿Quién se las llevó? ¿Dónde las encontraron? ¿Cómo las localizan? ¿En qué condiciones?

La realidad es que pocos o tal parece que nadie sabe dónde están.

Algunos organismos sociales y activistas señalan qué hay más de 30 mujeres desaparecidas, mientras que medios nacionales y organismos en la ciudad de México revelan el dato de que son 42 y que casi la mitad han sido localizadas en varios estados del país y las desaparecidas tienen entre 15 y 29 años de edad

Para Urenda Navarro, investigadora de la UASLP, este fenómeno está relacionado con la falta de confianza de los ciudadanos, en este caso, las víctimas hacia las autoridades.

Un «sentir» similar, desde la opinión de Diana, una joven de 26 años, que prefirió no denunciar ante la Procuraduría General de Justicia del Estado, que un auto la venía siguiendo, mientras ella caminaba desde su casa hasta su trabajo, en la Colonia Morales.

Como protección, Diana decidió mandar su ubicación a un par de amigas y contarles por medio de «Whatsapp» que había «alguien sospechoso».

«No lo hice porque no pasa nada, siempre te interrogan como si tu tuvieras la culpa y en lugar de sentirse segura te sientes expuesta, que si porque saliste a tal hora, que porque la zona es peligrosa, que porque ibas vestida así, y demás, eso es lo que te dicen», platica Diana.

«Me parece que muchas veces las víctimas, por lo menos las que han narrado en medios de comunicación, manifiestan que no se consumó el delito y en consecuencia la falta de de confianza en la Procuraduría provoca que no tengan interés en generar o denunciar y las autoridades toman esto para decir que no hay casos, porque no hay denuncias formales», señaló la investigadora Urenda.

La falta de denuncias ante las autoridades se convierte en la  «justificación», o el «pretexto» perfecto, para decir que en San Luis Potosí «No pasa nada», cuando el mensaje es completamente contrario, y en San Luis Potosí, sí pasa y mucho, tanto, que las víctimas ante la ola de violencia, inseguridad e impunidad prefieren callar.

En las últimas semanas,  el número de las desapariciones de personas, específicamente mujeres potosinas o habitantes del estado incrementó.

El rango de edad de las mujeres desaparecidas era de entre 15 y 29 años.

Datos de la Procuraduría General de Justicia del Estado, indicaban que eran cerca de 42 mujeres las desaparecidas en lo que va del 2018.

Pero, después se informó que la mayoría de las jóvenes fueron localizadas. Pero el dato clave no está en las mujeres que fueron localizadas, sino en donde las encontraron, cómo las encontraron y en qué condiciones estaban.

Medios nacionales, han puesto sobre la «lupa» a San Luis Potosí con el tema de las desapariciones, un tema que no es nuevo pero que sí se está comportando diferente.

Y como no va a ser diferente, si las autoridades siguen declarando que «la cifra de personas desaparecidas es cambiante», pero no existe un seguimiento que aclare lo que pasa con las mujeres, que están fuera de su hogar.

«Hace falta generar confianza en las instituciones, que las victimas sepan que no sólo les darán carpetazo a su denuncia», explica, Navarro.

El manejo que se le da a las desapariciones de personas en San Luis Potosí no ha sido adecuado.

«No, porque en realidad no hay una estrategia clara institucional sobre el seguimiento. Se aplica protocolo Amber pero no Alba. Nunca concretaron por ejemplo, un proyecto de protocolo homologado de búsqueda», señala la investigadora Urenda Navarro.

Y si usted se pregunta cuál es la diferencia entre el protocolo Amber y el Alba, esto es simple, pero sumamente importante.

El protocolo Amber, es para Niños y Niñas.

Mientras que el protocolo Alba es especializado en la desaparición de mujeres.

La Activista y consejera social del Instituto Nacional de las Mujeres, Arely Torres, alerta sobre la importancia de no ignorar lo que pasa en San Luis Potosí.

Recordó también que en las ultimas semanas se han reportado jovencitas como desaparecidas, que días después son encontradas, pero que luego vuelven a desaparecer.

«En algunos casos, las pesquisas mencionan que las víctimas que ya habían sido reencontradas tienen lesiones y eso es aún más grave. hace falta atención a las adolecentes, no ha quedado en claro la problemática de las desapariciones», enfatizó.

Precisó que también el fenómeno que ocurre en redes sociales, donde algunas publicaciones describen la denuncia de un hecho o una alerta, deberían de ser revisadas.

«La prevención también debería de ser parte de la alerta de género. Urge un esquema de “ciudad segura”, mayores rondines.

San Luis Potosí es inseguro por factores tan simples como que no existe iluminación, en el transporte público no hay botones de pánico, las cámaras fallan, los paraderos de camión son  inseguros, además de todos los terrenos baldíos que hay», agregó Arely Torres.

Y mientras todo esto sucede, en la Procuraduría de Justicia del Estado aseguran que están  trabajando, pero siguen sin responder la pregunta ¿Dónde están?

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.