Minuto a Minuto

La inmadurez del ciudadano

Solo se es joven una vez, pero se puede permanecer en la inmadurez interminablemente. Hoy nuestra realidad nos golpea y la responsabilidad es de todos; de esta sociedad que debe re orientar su rumbo desde lo personal, para dar frutos a la sociedad. 

¿Qué hemos hecho de nuestro país, México? ¿Qué hemos hecho con nosotros mismos, los mexicanos? ¿Por qué nos enfrentamos, no sólo en Mexico, en todo el Mundo, por aquellos que nos siguen traicionando? 

Enfrentar nuestras fortalezas y debilidades, siempre nos ha dividido en escenarios que nos separan en un gran universo de verdades, para dejar a la deriva enormes diferencias sin definir o, cuando menos aclarar, en beneficio de nosotros mismos.

La apuesta a una sola persona, o, a un solo proyecto de nación a, cualquiera que sea, ha sido un rotundo fracaso para nuestra vida de conjunto. Peor aún, la separación y antagonismo de familias enteras por defender aquello, es imperdonable. Nada ni nadie, ha dado resultado en rescatar a nuestra gran República Mexicana.

La reestructuración, el reencuentro, la reconciliación de nuestra sociedad, para fortalecernos, es el camino. Los intereses de quienes quieren ser el o, la presidente de México, no son los de la ciudadanía pero, somos, equivocadamente la sociedad civil, quienes, pensando que nos premiarán, enderezando nuestro rumbo, peleamos por ellos.

La incertidumbre y la falta de oportunidades, una vez más me ha golpeado el fin de semana pasado. Acudiendo a un intercambio de ideas, que no conferencia, pues el nombre no me agrada, me enfrenté con la desilusión, la desesperación, quizá reproche, de universitarios que, a punto de terminar sus licenciaturas, no encuentra las oportunidades que deberían en un País como el nuestro.

El precio del éxito es el trabajo duro, consistente, determinado, y con dedicación. Estoy muy seguro que esto es lo que pasa en las aulas de nuestras universidades pero, por alguna razón seguimos perdiendo a nuestra juventud brillante en aras de las equivocaciones que desde la sociedad hemos cometido. Enfrentamos una vez más al error social y político de defender a quienes prometen y jamás cumplen. Hoy no encuentro una sola razón para pensar diferente.

Miles de millones de pesos se han gastado en estas precampañas, miles más se gastarán en las campañas políticas y, si Usted piensa que las inter campañas, no nos costarán dinero, es un grave error.

Créditos y oportunidades de inicio para quienes en nuestro país, inician su vida productiva. Quizás becas para estudiar, alimento para seguir adelante y no claudicar. vivienda digna a donde arribar, trabajo de dignidad, salud atendida a tiempo y con calidad. Para todo lo anterior, mínimamente necesario para una sociedad digna, es necesario dinero.

Entre el Yo mero, las buenas noticias una buena y otra mejor, pero también, la corrupción se va a terminar, se han llevado miles de millones de pesos que hubieran necesitado aquellos que pelean por otros, defendiendo sus intereses, pero que, jamás han respondido. Nadie, pero nadie distrajo un solo peso para ayudar a quienes necesitan. Cuánto dinero tirado a la basura en camisas, gorras, bandera, etcétera, del dinero de todos, dinero público.

Mentira, todo eres y, es mentira.

Los intereses de la sociedad no son los de los candidatos; somos muy diferentes.

@jaimechalita 

 JAIME CHALITA / Espacio de Reflexión / San Luis Potosí, S.L.P. / Enero 12 de 2018.