Minuto a Minuto

¿Ataque al Municipio? ¿Libre Municipio?

“El verdadero renacimiento municipal está por hacerse, si no se emprende pronta y eficazmente se compromete sin remedio todo esfuerzo nacional, el municipio es el cimiento y es la clave, necesitamos restituirle la conciencia de su ser, de su dignidad, de sumisión, devolverle su ámbito propio y dejarlos surgir de sus ruinas, reconstruyendo su propia vida.” Así se expresaba Don Efraín González Luna en 1942, ideólogo panista muy sabio en este pronunciamiento. Sin embargo, lamentablemente había un error, no se inició el renacimiento del municipio en 1942 ni en 1983 con la Reforma de Miguel de la Madrid, ni lo hemos iniciado ahora, al contrario seguimos sobajándolo. Necesitamos hacerlo revivir pero no se ve ninguna actitud de los gobiernos para hacerlo y menos aún de los legisladores. La autonomía municipal y la base municipal democrática que representa para el federalismo están muy lejos mientras más ataques lleve en su contra esa autonomía. Los ataques son de índole económica, de índole política, de índole social y de índole interna de sus propios actores municipales.

Pero ¿Qué tipo de ataques tiene esa autonomía municipal? en los económicos podemos citar la distribución de participaciones mediante fórmulas inequitativas y hasta falsas como son las que provienen de censos de población con cifras más que moderadas, adulteradas por parte del INEGI y de malos funcionarios que hay en todos lados, alterando notablemente hacia abajo normalmente la cantidad de dinero que les es asignada de participaciones a los municipios. También está la aplicación de los factores en esas mismas fórmulas de los factores de pobreza y grado de marginación que se hacen más bien con cifras alegres. ¿Por que con cifras alegres? porque son las que le modifica el panorama a los que se interesan por el tema y pareciera que vivimos en un país menos pobre donde hay más esperanzas, algo así como Disneylandia. Esto es un ataque también a la autonomía municipal porque usted estará de acuerdo conmigo que el no obtener dinero representa ser ineficaz, ser ineficiente, ser insuficiente para poder prestar servicios. Otro ataque es la distribución discrecional de recursos que provienen de las legislaturas vía los diputados federales, los senadores, los diputados locales y otros que vienen de Hacienda y otros de los gobernadores, todos ellos entre sí correlacionados porque son actores de una repartición discrecional de recursos que supuestamente obedece a la importancia de los proyectos y a que estén bien hechos estos. Sin embargo, personalmente he comprobado cómo no los mejores proyectos necesariamente son los que son beneficiados, los que resulten beneficiados normalmente son los que van más bien apadrinados por un diputado. Diputado que desde luego llevaba normalmente una mochila para los boys scouts, un porcentaje, una comisión y además aterrizan en los últimos meses de la administración municipal X de la que se trate en todo el país. Hay que ver por ejemplo las graficas que el INAFED (Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal) ha publicado en diferentes cuestiones, donde consta un subejercicio de esos recursos. ¿Por qué? Porque muy pocos Presidente Municipales logran hacer los proyectos ejecutivos para que los revisen las comisiones correspondientes en la Cámara para que después sean negociados con la Secretaria de Hacienda.

Los diputados tampoco son autónomos y están muy contentos de no serlo, porque de esa manera tienen un manejo de los recursos. Ahí hay otro ataque económico a la autonomía municipal y hasta la legislativa. ¿Qué alcances debería tener la autonomía para realmente serlo? Pues tiene que generar autosuficiencia en los municipios, pero mientras se tengan tan sobajados, cuando se les asigne tan poco dinero, cuando sigue haciendo el último escalón hacia abajo de la coordinación fiscal y solamente se les permita cobrar unas cuantas cosas y además de lo que se cobra recibir más poco. Entonces aquí las preguntas son ¿Autosuficiencia o insuficiencia? ¿Eficacia o ineficacia? ¿Bienestar o problemas sociales? ¿Dependencia o independencia? de tal suerte que esa es la importancia precisamente de contar con suficientes recursos económicos y si no fuera por la Reforma de 83 ni siquiera se estarían cobrando los impuestos prediales, traslado de dominio, uso de suelo, etc. que en algo apoyan también a los municipios pero nunca será suficiente. La cuestión económica presupuestal resulta muy afectada, se afecta lo técnico por qué no se pueden tener técnicos profesionales capaces con poco dinero, se requiere de constante capacitación y actualización permanente. Se afectan las obras de beneficio, se afectan muchas cuestiones y se genera cada vez más corrupción y ese es el mal más importante de nuestro país. Así que usted dirá, vamos por la autonomía, vamos por la democracia. No vamos por ella, seguiremos empeorando.

PEDRO OLVERA / Retruécano / San Luis Potosí, S.L.P. / Enero 20 de 2018.