Minuto a Minuto

Sociedad apática

Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo, y saldrás triunfador en mil batallas: Sun Tzu “El Arte de la Guerra”

Lo hemos platicado muchas veces, no sólo un servidor, también lo han hecho quienes, a través de plasmar su pensamiento en los espacios que se nos da la oportunidad de hacerlo, advertir que, si el gobierno en sus diferentes niveles, no va por el camino que se plasma en el discurso, tampoco la sociedad ha estado haciendo bien la tarea, ni desde los hogares, tampoco en lo correspondiente a la vida gregaria.

Hablar de accidentes, asaltos, secuestros, pérdida de vidas jóvenes en forma violenta, pero también de cualquier edad, además de feminicidios, y cuanta calamidad podamos contar, sabemos que en todo está inmersa la autoridad pero, igualmente hay, como debería haber corresponsabilidad de las personas que habitan en la vida diaria, en una comunidad. Lo hemos comentado en varias ocaciones , parece que la ciudadanía se volcó en contra de la misma ciudadanía.

La persecución del dinero y el poder, la opulencia fácil, ausentes de la cultura del trabajo y el esfuerzo, nos ha cerrado el paso a los principios de los que tanto se hablan en los discursos de las personas que los reclaman, pero que no aterrizan en los hechos. Nuestra sociedad tendría que marcar el ejemplo y este, ser traducido a quienes nos gobiernan en formas claras y sin lugar a dudas. Presionar con el ejemplo, en defensa de nuestros derechos, es y, debe ser el camino, cumpliendo con los mandatos legales, en primer término y, luego exigirlos a quienes gobiernan.

Es en la división de los intereses sociales y, desde luego su aparente resolución, en el sector oficial, en donde se dejan amplias avenidas para que quienes quieren ser impunes, los hagan. Hay parte y contra parte en todo.

Fin de semana, el pasado, con más de lo que hemos vivido. Los encabezados de las noticias, se remarca la violencia y el descuido para conducir un las vías de tránsito. Las pérdidas de vidas son lo que la curiosidad hace comprar la noticia y, la capacidad de asombro dura lo que dura el miedo. Se vuelve al descuido, a la indolencia, todos en esta sociedad de la cual formamos parte todos, indistinto del origen de ocupación, todos estamos inmersos en corresponsabilidad en los hechos.

El sufrimiento alberga miedo, resentimiento y, muy posiblemente venganza. Se desborda y, así, lo hemos dicho muchas ocasiones, la República, en actos que son incontenibles, pero igualmente, en la falta de respeto a una autoridad con respuestas muy pálidas que van creando la impunidad, casi garantizando la falta de castigo de quienes infringen la ley. Así nace el gusto por la fácil.

En medio de todo ello, la sociedad, absorta en la resolución de los problemas particulares, se ausenta de la solidaridad, para la ayuda y colaboración en la resolución de la problemática, si, particular, pero también social. La despersonalización y el desinterés de nosotros, es ya, un problema social, uno que debemos resolver, desde la sociedad y no desde la cultura que se produce con la civilización del espectáculo, como señaló Mario Vargas Llosa, quedando solo en eso, espectáculo y desprestigio, posiblemente de personas inocentes con tal de encubrir los intereses mal habidos.

Insisto, la tarea es de todos y, alejados de la polarización que se crea desde las campañas políticas, generalmente de odios entre ellos y que, corresponde a ellos, que se conocen muy bien, dirimirlas, y no, a las personas que luego ni se conocen en lo individual, pero que, libran batallas ajenas que le sirven a quienes las fustigan.

La división social no le sirve más que a unos cuantos, a ellos son a los que les reclamamos cada día de nuestra existencia, pero sin ir al fondo del problema y la respuesta está en la organización y firmeza del conjunto, dejando intereses personales, para cambiarlos por el interés común.

México necesita refundarse en todas sus estructuras, pero también, la sociedad en la persecución del bien común. Los modelos Politico y Economico están agotados. Las legislaturas, han dejado convenientes lagunas para que la ley sea solo aplicable muy convenientemente. Patriotas es lo que necesitamos para tener un nuevo México, un País para todos.

Amar a nuestro País, México, en los hecho y no sólo en le discurso, es el camino.

@jaimechalita