Minuto a Minuto

De autonomías, miopías y dicotomías

No cabe duda que hay de autonomías a autonomías. Este miércoles 10 de enero se celebró el aniversario 95 de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, que coincide precisamente con el ser universidad y con haber obtenido la autonomía, esto durante el gobierno de Rafael Nieto Compeán en 1923. Con gran atino, hubo invitación del Rector de nuestra universidad a varios de sus pares en el país. Fué un evento más que interesante porque concurrieron diferentes ópticas, de los rectores de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la Universidad Autónoma de Nuevo León, de la Universidad de Guadalajara con el Rector de la UASLP y el Secretario de la Asociación Nacional de Universidades e Institutos de Enseñanza Superior. En el diálogo que se diseñó en conmemoración de la Autonomía, hubo puntos de vista muy interesantes, especialmente rescaté algunas cuestiones de lo que dijo el Dr.Enrique Grauer que es el Rector de la UNAM, persona muy centrada y con una clara visión de lo que acontece en el país en lo presente y para lo futuro. Enrique Graue habló de los grados de la autonomía, que usted sabe es la facultad de gobernarse por sí mismo, darse sus propias leyes, sus propios reglamentos y de esa manera cumplir sus objetivos de institución .Pero, ¿de quién se autonomiza la persona o el ente? ¿De quién se independiza? Lo hace del del Estado, del poder público básicamente, tal como sucedió en Argentina, en Córdova, que fue la primera Universidad que se hizo Autónoma en 1918. Las Universidades necesitaban independizarse del poder público y también del clero que las tenía muy sometidas, los planes de estudios y programas, la evaluación de profesores, la selección de aspirantes a cursar estudios, todo tiene que estar en manos de un ente autónomo, de directivos autónomos para que no pueda prevalecer la posibilidad de intromisión del Estado. Esa autonomía según Grauer que nació en el 29 para la UNAM o en el 23 para San Luis Potosí, siendo la primera Maxicana que lo logró, no era una autonomía plena y quizás ahora mismo no lo sea, porque para ser independientes hay que ser autosuficientes y esa autosuficiencia habla de economía, habla de dinero y de dinero público destinado a las universidades y ese es el gran reto, ya que ahora existe la posibilidad de que el recurso no llegue a las Universidades y que con esa falta de apoyo del Estado estén quebrando varias Universidades Públicas. Sería un grave problema para nuestro país y nada lejano, porque significaría precisamente el renunciar a la educación pública superior sobre todo a las clases mas vulnerables.

Por ejemplo la autonomía empezó a consolidarse, incluso en lo constitucional en el parte aguas de 1968 ¿Por qué? Porque el rector Barros Sierra y los estudiantes decidieron que el Gobierno no podía seguir entrometiéndose en las universidades así como así, el movimiento estudiantil que dejó tantas muertes pero que también dejó un precedente muy importante en nuestra historia además de un rumbo que definir para las universidades, para los estudiantes y para la sociedad entera, logrando fortalecer las autonomías. El asunto es que todas las historias de cada una de las universidades, pasan por esas diferencias con el Estado, hay que recordar que en 1923 con la autonomía que decretó Nieto Compean, ésta en realidad solo duro un par de años y volvió a suspenderse por la decisión del Gobernador Aurelio Manrique y no fué sino hasta que el gobernador en turno Hernández Netro, con la iniciativa del exgobernador Cedillo, lograron devolverle la autonomía a nuestra a universidad en el 35. Hubo un suspenso y una diferencia con el estado o con los representantes del Estado y tuvo lugar un fortalecimiento definitivo de nuestra autonomía. Curiosamente con la intervención de un militar que fue el que se la devolvió y paradójicamente fue el Profesor Aurelio Manrique quien se la quitó… el colmo, el mundo al revés. Por otra parte, esta autonomía está amenazada nuevamente por el sometimiento que hace el Estado a través de la cerrazón para entregar recursos, gobierno federales que han sido muy miopes para revisar la urgencia de apoyar más a la educación en este momento, como única forma de superar los problemas de este país; los problemas sociales, los problemas de entendimiento, los problemas de la comunidad, de solidaridad, de convivencia, etc. todos son y giran alrededor de la educación. Los problemas de productividad y economía igualmente y por el contrario se cierran los canales para que fluyan los recursos en la educación y la salud y fluyen más hacia cuestiones de seguridad que es lo que nos tiene tratando de resolver lo urgente, no lo importante. Lo importante y definitorio es la educación y la educación Superior sobretodo. Por lo que hace a San Luis debemos felicitarnos, pero habrá que ir viendo y revisando los grados de autonomía que verdaderamente se tienen en cada lugar y sin duda llegaremos al punto en que lo económico es lo que más vulnerable hace a nuestras autonomías… eso y la miopía.

PEDRO OLVERA / Retruécano / San Luis Potosí, S.L.P. / Enero 12 de 2018.