Yavé Dios creo a la mujer y será llamada varona

Y dio el hombre nombre a todos los ganados, y a todas las aves del cielo, y a todas las bestias del campo; pero entre todos ellos no había para el hombre ayuda semejante a él. Hizo pues, Yavé Dios caer sobre el hombre un profundo sopor; y dormido, tomo una de sus costillas, cerrando en su lugar con carne, y de la costilla que del hombre tomara formo Yavé Dios a la mujer y se la presento al hombre, el hombre exclamó “Esto sí que es ya huesos de mis huesos y carne de mi carne; esta se llamará varona, porque del varón ha sido tomada”. Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se adherirá a su mujer, y también, a ser los dos una sola carne. Estaban ambos desnudos, el hombre y su mujer, sin avergonzarse de ello.

En la Biblia el texto del Génesis 2:23 aporta datos importantes respecto a la relación hombre-mujer, sin embargo ha sido usado por algunos tradicionalistas para demostrar jerarquía, proponen que la expresión “será llamada varona” es un indicio de que el hombre puso un nombre a la mujer, una investigación demuestra mediante un análisis exegético la improbabilidad de dicha teoría, resaltando “varona” no es un nombre, sino una descripción genérica, careciendo totalmente de jerarquía. Aunque en la Biblia Nacar Colunga, en el Génesis dice claramente “Esto sí que es ya huesos de mis huesos y carne de mi carne; esta se llamará varona, porque del varón ha sido tomada” y ocurre exactamente después de que el hombre dio nombra a todos los seres vivos de la tierra. La expresión “será llamada varona” es un indicio positivo de que el hombre puso un nombre a la mujer, “será llamada varona”.

Dios creo el sexo y lo bendijo en el momento del matrimonio, todos sabemos que el matrimonio religioso es para siempre, solo que al parecer algunos de ellos se olvidan de las cosas que se comprometieron a la hora de su casamiento. Después viene el papel tan importante para Dios dado a la mujer. Toda mujer ante la maternidad es bendita entre las mujeres al aceptar y dar el sí, al ser colaboradora de Dios en dar la vida en la vida de sus hijos, eso solo se consigue gracias de Dios, tan es verdad lo que les digo que ustedes y yo, nosotros, todos juntos y los que conmigo estén de acuerdo sabrán que ninguna mamá puede dar vida a su hijo muerto, eso solo puede ser por obra y gracia de Dios, imagina cuanto aprendizaje responsable.

Existen una serie de valores humanos, cristianos de moral de civismo, que se van perdiendo en las generaciones posteriores a los años 90`s y que como consecuencia de eso las generaciones que logran contraer matrimonio lo hacen pensando más bien en que si ni me va bien me divorcio, es como si fueran matrimonios light, luego entonces los padres en edad otoñal se pregunta acerca de los hijos cosas como la siguiente reflexión.  Y en dónde quedo ese amor que una vez nos juramos frente al altar.

En el matrimonio, lo que tienes que preguntarte es lo siguiente, vale la pena trabajar en alentar, trabajar en conservar una relación en crisis, en el matrimonio todo está en nuestra contra, se debe estar dispuesto, es decir ambos deben estar dispuestos a trabajar para arreglar las cosas, esto también significa dejar ir nuestro ego o preocuparnos de quien se esfuerza más

¿Qué haría el amor frente a esta situación? De seguro buscaría la necesidad de un nuevo comienzo. Si una pareja que está en situación de sentimientos encontrados, que siente que las cosas no están marchando lo bien que se desean, debe intentar hacer cosas nuevas e interesantes, para mejorar su situación, para ello será necesario que se esfuercen los dos como pareja porque valen la pena.

A continuación les voy a narrar un cuentito como un ejemplo tan sencillo de cómo se puede dejar de ser el esposo o la esposa que mi pareja quería. Una vez una mujer joven, mientras estaba en la profundidades de su habitación limpiando, encontró una vieja caja de metal LLENA de cartas, sentada en el piso, comenzó a leerlas una tras otra, eran cartas de amor que escribió para su esposo Francisco, su corazón se apretó y sus ojos se llenaron de lágrimas mientras leía: Hola lindo, ¿Cómo está mi hombre querido, sexy, encantador, romántico, pensativo y amoroso?

Al leer sus cartas ella se sentía celosa. ¡Ella era sexy, divertida, romántica y estaba totalmente enamorada de su esposo!, se sentía como si estuviese leyendo las cartas de la amante de su esposo aunque la verdad era que no era su amante; estas cartas las había escrito ella misma cuando tenía veintitantos años, sentía muchas cosas, pero por sobre todo sentía vergüenza esa mujer ya no existía. ¿En su lugar había una mujer de 40 años, madre de dos niños. Una mujer estresada y ansiosa.

Ella ya no hacía que Francisco se sintiese querido o deseado, sino que era más como un compañero de cuarto o un amigo con el que compartía la misma casa pero objetivos y metas diferentes, cuando leyó estas cartas, vio como se había perdido a sí misma, ya no estaba presente aquella mujer que se casó con su marido, la parte de ella de la que él se había enamorado y con quien se había casado, ya no existía, esa mujer era alentadora, propositiva, siempre se reía, contagiaba de su buen humor, siempre estaba bailando y cantando y veía la belleza y el amor en cada detalle de todo lo que la rodeaba, esta mujer actual como les decía mis estimados lectores, digamos que tenía muchas cosas que hacer y que estaba bajo mucha presión todo el tempo.

Eso me hace recordar las beatitudes del Diablo cuando le dijo a sus demonios persuadan a las esposas para que vayan a trabajar por largas horas y a los esposos a trabajar de 6 a 7 días cada semana y de 10 a 12 hrs al día, para que puedan costearse sus estilos de vida vacíos. –Y enfatizó- Por nada del mundo los dejen pasar tiempo con sus hijos y seres queridos. A medida de que sus familias se fragmenten, pronto, sus hogares no serán un escape a las presiones del trabajo. -E insistió en lo siguiente- Sobre estimulen sus mentes para que no puedan escuchar esa voz. Tiéntenlos a que escuchen sus equipos de audio siempre que conduzcan sus vehículos.

Tiéntenlos a que mantengan constantemente encendidos, en sus hogares, su iPad, su Pantalla, su DVD y que su mundo toque constantemente música mundana; que se pierdan las horas en el teléfono celular, el WhatsApp, el Twitter, el Facebook, Instagram y que estén presentes en la mesa o en la reunión, pero al mismo tiempo estén ausentes de toda convivencia enriquecedora con la familia; -Les dijo también-llenen las mesas de centro con revistas y periódicos con modelos bella y delgadas.

Bombardeen sus mentes con noticias las 24 horas del día, Inunden su correo y sus mensajes de redes sociales con basura, catálogos, rifas, servicios y falsas esperanzas.

-insistía Satanás- manténganlos todo el día metidos en la computadora; pongan mujeres bellas atractivas y semidesnudas en las revistas, en la TV, para que los esposos crean que la belleza exterior es lo que importa y se sientan insatisfechos con sus esposas. -En cuanto a las esposas les decía Satanás- Mantengan a sus mujeres demasiado agotadas para amar a su esposo por la noche. Denles dolores de cabeza, si ellas no les dan a sus esposos el amor que ellos necesitan, ellos lo empezarán a buscar en otra (mujer) aparte y rápidamente.

Todas las mujeres modernas en un porcentaje alto son mujeres que decidieron optar por la soltería, tal vez porque nunca se consumó una relación apropiada para el casamiento, otras porque optaron ejercer su profesión y el casamiento y la llegada de los hijos resultaba un obstáculo que les impedía realizarse profesionalmente, otro porcentaje muy alto son mujeres felizmente casadas y trabajan, y tienen hijos, y sobrellevan las cosas con su pareja

Hoy día y en porcentaje elevado son cabezas de familia por la desvinculación de su matrimonio, es decir, se divorciaron, otras porque quedaron viudas, y algunas otras porque han decidido valientemente ser madres solteras, con mucha entereza y dignidad. Todas ellas mujeres modernas, que son grandiosas y muy inteligentes, realizadas, liberadas y abandonadas. Hoy en día el diablo ha ganado muchas batallas y ha logrado romper el vínculo matrimonial entre muchos esposos.

Ahora me pregunto, cuando se rompe la promesa del matrimonio. ¿Qué hay detrás de las mujeres que coquetean con hombres comprometidos’. Esta pegunta en mi artículo busca generar un punto de reflexión en las mujeres que les gusta coquetear e involucrarse con hombres casados o comprometidos y además da pautas para salir del comportamiento.

La respuesta a tan importante pregunta, dará lugar a respuestas encontradas, te colocará entre griegos y troyanos, veamos un ejemplo, Un incidente en que se vio involucrado el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama y la primera ministro de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt durante el funeral de Nelson Mandela, en el cual aparentemente ella coqueteaba abiertamente con él sin mayor reparo frente a la esposa del presidente, desató una gran polémica y me da un buen tema para hablar acerca de las mujeres que coquetean con hombres casados o comprometidos.

Sin desconocer que muchos hombres hacen de manera permanente alardes de su capacidad seductora sin intención de ir más allá, en esta nota analizo el por qué a una mujer le puede resultar atractivo coquetear e incluso involucrarse seriamente con hombres que no pueden, o mejor dicho, no deben corresponderle. Para muchas mujeres una sortija de matrimonio en la mano de un hombre indica un alto como la luz roja del semáforo mientras que para otras resulta el más increíble de los atractivos masculinos. ¿Qué se esconde detrás de esta mujer?

Desde una perspectiva psicológica voy a analizar solo un aspecto que considero que puede dar respuesta a la pregunta, pero antes, me parece importante aclarar que no busco justificarla, solamente generar un punto de reflexión para quienes se sientan identificadas y tal vez porque no, una salida a esa penosa situación: Lo primero que se me viene a la mete es el Miedo al compromiso. Sin duda, esta mujer teme al compromiso real que implica una relación estable y posible.

En una sociedad desvinculada se presenta la idea de la ruptura entre las personas y las instituciones (matrimonio), la idea de una sociedad desvinculada, intenta ser un modelo para explicar por qué nuestro tiempo es un tiempo de crisis acumuladas, en el que la última crisis nos hace olvidar las anteriores, pero todas siguen funcionando, porque a pesar de ser el tiempo de mayor abundancia en los recursos materiales y científicos y técnicos, somos tan incapaces, la sociedad y las instituciones de abordar estas crisis y resolverlas.

Esto se ve reflejado en un breve análisis que realice de la tesis sustentada en el libro La Sociedad Desvinculada de Josep Miró i Adrevòl (ver mi artículo de septiembre de 2015 “La Sociedad Desvinculada El Aborto Y Los No Nacidos”) que refiere que estamos viviendo una gran crisis y seguro que no será la primera ni será la última, y que la frustración y la desesperanza están muy generalizadas y profundas.

Entonces podemos preguntarnos lo siguiente: ¿Cuál es la causa moral de estas crisis?, ¿Es la posmodernidad una denominación formal de la degradación y ruptura de los vínculos humanos? En una sociedad desvinculada se presenta la idea de la ruptura entre las personas y las instituciones, la idea de una sociedad desvinculada, intentan ser un modelo para explicar por qué nuestro es un tiempo de matrimonios desvinculados.

¿Qué haría el amor frente a esta situación? de seguro buscaría la necesidad de un nuevo comienzo, remover todos los escombros entre ustedes y toda estrategias de salida pónganlas en marcha. Saquen la palabra “divorcio” de su vocabulario, no amenacen con irse en lugar de solucionar las cosas, nunca pierdan de vista su compromiso mutuo inamovible. «Cuando le dices Te Amo a alguien, no estás expresando tus sentimientos en ese momento solamente; estás haciendo una promesa de compromiso por su futuro compartido, el Amor, por su propia naturaleza, está siempre enraizado en un compromiso sólido como una roca».

Recuerdas como fue en un principio,  de la costilla que del hombre tomara formo Yavé Dios a la mujer y se la presento al hombre, el hombre exclamó “Esto sí que es ya huesos de mis huesos y carne de mi carne; esta se llamará varona, porque del varón ha sido tomada”. Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se adherirá a su mujer, y también, a ser los dos una sola carne. La mujer nunca debe separarse de su hombre, pues Dios mismo la creo para hacerle compañía, (La mujer es el manjar de los dioses mientas no la cocine el diablo, ¿Acaso se refiere a la serpiente ya la fruto prohibido?), ambos hombre y mujer en el matrimonio adquieren ese compromiso amarse y respetarse todos los días de su vida, leíste bien mi estimado lector, todos los días de su vida; y permanecer unidos hasta que la muerte los separe.

Un matrimonio fuerte requiere decidir amarse el uno al otro aún en los días en los que esto resulta más difícil, no debes tener secretos para con tu cónyuge, saquen la palabra “DIVORCIO” de su vocabulario, erradica la idea de que el matrimonio es desechable. Si ahora no te encuentras pasando por una crisis matrimonial, quiero que dirijas tu atención a estos puntos para prevenir que esto ocurra, rodéate de personas que fortalezcan tu carácter y remueve de tu alrededor personas que comprometan tu carácter, no cometer nunca el error de tomar decisiones permanentes, por culpa de emociones temporales.

Busca a quienes tienen un matrimonio fuerte y a quienes aman y demuestran compromiso y preocupación por toda su familia, nunca pierdan de vista su compromiso mutuo inamovible que los unió en un principio, no se busquen estar entre griegos y troyanos, pongan en práctica, usen la medicina y los talentos que Dios les otorgo a la hora de su matrimonio, AMOR Y PACIENCIA y si no llegara a funcionar en el primer intento, entonces dupliquen la dosis hasta aplicarla setenta veces siete.

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • org. https://es.wikipedia.org/wiki/Divorcio
  • Biblia Nácar-Colunga. Génesis
  • Artículo: Análisis de la expresión “será llamada varona” Daniel A. Mora
  • net. Padre Ángel Espinosa de los Monteros L. C. Reflexiones sobre Defender el Amor
  • net. Padre Ángel Espinosa de los Monteros L. C. Reflexiones sobre escuchar la voz del amor.
  • Fernando de la Fuente García. La Brecha. Entre Griegos y Troyanos. “La familia vs las beatitudes del diablo”
  • Fernando de la Fuente García. La Brecha. Entre Griegos y Troyanos. Deje de ser la mujer que mi esposo quería.
  • Fernando de la Fuente García. La Brecha. Entre Griegos y Troyanos Renuncio a mí puesto de mujer moderna
  • Fernando de la Fuente García. La Brecha. Entre Griegos y Troyanos Matrimonio a prueba de divorcio
  • Fernando de la Fuente García. La Brecha. Entre Griegos y Troyanos Matrimonio católico íntima comunidad de la vida y del amor conyugal

ENTRE GRIEGOS Y TROYANOS

Mtro. QFB. Fernando De la Fuente García

E-Mail: ferdelafuenteg@gmail.com

Twitter: @FerranFercho

WhatsApp: 4444-16-9864

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.