Minuto a Minuto

Congreso del Estado no paga reparación de coches nuevos dañados: Oficialía Mayor

De los 27 vehículos del año que el Congreso del Estado compró a los diputados, 11 están dañados, sin embargo, la Oficialía Mayor aseguró en un comunicado de prensa que el Congreso del Estado no ha desembolsado ni un solo peso de los recursos públicos para la reparación de las fallas mecánicas de los vehículos recientemente adquiridos, bajo el argumento de que lo cubre la garantía en su totalidad.

El Congreso del Estado gastó 6.2 millones de pesos para comprar vehículos de la marca Chevrolet, Cruze, modelo 2017, con precios que, según agencias, fluctúan entre los 304 mil y 389 mil pesos. Sin embargo, 11 están dañados, según la versión del presidente de la Junta de Coordinación Política, ocho de ellos tienen fallas en las cremalleras.

En un comunicado de prensa, la Oficialía Mayor explicó que las fallas en la cremallera de las unidades son de fábrica, de tal suerte que su reparación corresponde a la agencia automotriz que las vendió, como se establece en la garantía que se otorgó al momento de su adquisición.

La Oficialía Mayor del Congreso del Estado dio a conocer en el comunicado, que a dos vehículos se les hizo el cambio de motor y también el costo se cubrió con la garantía, sin que le representara ningún gasto a la institución.

Lo único que es cubierto con el presupuesto legislativo es el servicio de mantenimiento que se le debe dar a cada unidad cada vez que se cumple determinado kilometraje, precisamente para mantener el vehículo en buenas condiciones y mantener vigente la validez de la garantía.

Informó que todos los vehículos son sometidos a inspección mecánica con regularidad por personal especializado en la agencia donde fueron adquiridos, para garantizar su funcionamiento y seguridad de quienes los utilizan.

Las otras tres unidades averiadas fueron asignadas a Guillermina Morquecho Pazzi, a Rebeca Guevara Terán y a Manuel Barrera Guillén. Los asistentes chocaron los autos de las diputadas a mediados del año y el coche del diputado del Partido Verde, “se le quedó en Monterrey” y como había que traerlo la Jucopo autorizó 9 mil 520 pesos para el traslado de la unidad.

“Estamos checando con el seguro para que cubra los gastos y hay que llevarlo a la agencia más cercana”, mencionó el presidente de la Jucopo.