Minuto a Minuto

Educación y la farsa de la Reforma Educativa en México

“En este país hay muchos y muy buenos maestros para muy poca Secretaría de Educación. Los maestros tienen razón en protestar y debemos apoyarlos”.

Maestro, enseña con amor la educación que impartes, no sabes de qué tormentas vienen tus alumnos, a veces el único lugar seguro que algunos tienen es su salón de clase y tu ejemplo. Saber ser feliz con lo que tienes, eso es riqueza de individuo, riqueza de gremio y riqueza de Nación. Hace tiempo me preguntaron quiénes eran mis maestros, aun hoy lo tengo claro: me educan todos los días personas anónimas. Todos somos maestros y alumnos, unas veces enseñas, pero en todas las demás aprendes (Fernando de La fuente García).

Un país no es rico porque tenga diamantes o petróleo, un país es rico porque tiene educación. Educación significa que aunque puedas robar no robas, educación significa que tú vas pasando por la calle la acera es estrecha y tú te bajas y dices disculpe, a la persona que viene hacia ti, educación es que aunque vas a pagar la factura de una tienda o un restaurante dices gracias cuando te la traen, las propinas cuando te devuelven lo último que te devuelvan vuelves a decir gracias, cuando un pueblo tiene eso, cuando un pueblo tiene educación, un pueblo es rico, o sea definitiva , la riqueza es conocimiento, y sobre todo un conocimiento que le permite el respeto ilimitado por los demás. (Fernando de La Fuente García).

En Sudáfrica, en la entrada de una universidad está el siguiente mensaje, para reflexión de los estudiantes: “Para destruir una nación no se requiere de bombas atómicas o misiles de largo alcance. Solo se necesita bajar el nivel de educación y permitir que se copie en los exámenes”, eso permite que pacientes mueran en manos de tales doctores, permite que edificios colapsan en manos de tales ingenieros, permite el dinero es perdido en manos de tales economistas y contables. Eso permite que el humanismo muera en manos de tales religiosos, y permite también que la justicia muera en manos de tales jueces. El colapso de la educación es el colapso de la nación.

Ese colapso de la educación que a la vez es el colapso de la nación, nos permite ver lo que la farsa de Reforma Educativa se llevó de los maestros, que hoy en día tienen que jubilarse so pena de que en el futuro cercano dejaran de existir las jubilaciones, Eduardo del Río en su participación durante la presentación del libro “La Dizque Reforma Heducativa” de Rius lo deja ver de esta forma: La Reforma Educativa busca sustituir en un mediano plazo el Contrato Colectivo de Trabajo, por Contratos Individuales, recibos por evaluaciones individuales, que permitan justificar despidos individuales, y por último la reforma propone, lo que llaman un Servicio Profesional del Magisterio lo que significaría el establecimiento de nuevas reglas laborales e individualizadas, esto quiere decir que se van a chingada (sic) todos los derechos laborales que tanto tiempo le costó conseguir al magisterio.

Ahora, esta Reforma Educativa no solo afecta al magisterio, también afecta a todos los ciudadanos, entre otras acosas porque atenta contra la educación gratuita, contra lo que dicen los neoliberales el estado mexicano gasta realmente muy poco en educación, según datos de la OCDE el gasto promedio por alumno de primaria en los países de esa asociación es de 7,719 dólares, cuando en México es de 2,875 dólares, es decir, menos de la mitad, un Artículo Transitorio de la reforma, decía que los padres de familia se deben proponer mejorar la infraestructura de las escuelas, comprar materiales educativos y resolver problemas de operación básica, eso, contra lo que dicen los promotores de la reforma, lo que hacen es legalizar las cuotas y abrir las puertas a la privatización, si nos afecta, por supuesto, que esa reforma como ciudadanos comunes y corrientes.

Una parte importante del gasto a la educación, como les mencione hace un ratito, (como se ha dicho infinidad de veces) se va al aparato del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y no hay una sola pinche línea (sic) en todo el documento, que hable de evitar esos desvíos y controlar esos gastos, eso quiere decir que piensan seguir con ese aparato de fraude, solo que lo piensa controlar el PRI-Gobierno, ese es el objetivo de esa reforma. Peña Nieto, básicamente lo que está buscando es restablecer la vieja dictadura presidencialista, y para eso impuso a un señor en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que le ayude a mangonear el sindicato, lo que quiere Peña, es quedarse con el aparato electoral del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que construyo Elba Esther Gordillo.

Ahora bien, si no viene de un diagnóstico preciso, de la realidad, de donde carajos salen estas reformas, lo que hay detrás de estas reformas, es una cosa muy sencilla, es una visión neoliberal del mundo, que es la misma visión que alienta, la reforma laboral, energética, y hacendaria, y es una visión que tiene que ver básicamente con las lógicas del mercado, el texto que les menciono Rius, el texto de la reforma, es curioso, no habla de educación, ¿Saben de qué habla?, usa términos, todo el tiempo usa términos como eficacia, eficacia de gestión, optimización de recursos, competencia, calidad, inversiones redituables, es un proyecto neoliberal puro.

En la realidad, lo importante en la educación deberían de ser las condiciones de aprendizaje, la Pedagogía, los planes de estudio, la matricula, los recursos   educativos y lo demás; pero esos a estos señores no les importan, el tema de la matricula no viene, lo que quiere decir que tienen muy poca ma-atricula (sic); entonces que no nos engañen, en ningún momento se proponen más inversión en Ciencia ni en Tecnología, ni en Educación Superior, ni en Educación a secas. Todo el plan de Peña, todas sus reformas, buscan consolidar a México como un pinche (sic) país de maquila, como una colonia del tercer mundo al servicio de las multinacionales, Los maestros tienen razón en protestar y debemos apoyarlos.

Ese colapso de la educación que a la vez es el colapso de la nación, Daniel Carreón nos permite ver en aquellas palabras que muchos de nosotros adultos hoy en día diríamos así de nuestros viejos maestros así lo leeremos: Un día decidiste que querías ser y, querías ser una persona que daría amor y enseñanza a los demás, decidiste ser profesor, sería interminable enumerar la cantidad de vidas que fueron, serán y son modificadas por el estímulo, la motivación y el ejemplo de un gran maestro o de una querida maestra, son incontables las historias de cómo fueron cambiados drásticamente los recuerdos de muchos alumnos, como resultado de haber tenido un buen mentor.

Quien no recuerda a ese profesor que además de enseñar, su asignatura escolar, también destinaba algún tiempo, para hablar a sus alumnos de los retos de la vida diaria y el cómo enfrentarlos, siempre es y será necesario contar, con la guía de un maestro con vocación para la enseñanza, pero sobre todo se recordara al profesor que puso el toque humano a la clase, y al que nos hizo ser mejores personas, al que se preocupó por nosotros, al que nos dijo las palabras indicadas en el momento exacto, al que nos exigía más que a nosotros mismos, aun en contra de nuestra voluntad.

Aquel que creyó en nosotros, que nos hizo sentir seguros, y nos alentó a superarnos, al que ayudo a que venciéramos nuestros miedos, que nos dio palabras de aliento, aquel o aquella que admiramos alguna vez, y siempre será nuestra más grande inspiración; si eres maestro o maestra y estás leyendo este documento es porque estarás de acuerdo conmigo en que eres un gran ser humano, que se te admira, que se te respeta, que se valora tu trabajo y sobre todo que eres un gran ejemplo, porque a veces podremos olvidar los sueños, pero sin duda nunca olvidaremos a quien nos hizo soñarlos, gracias por todo, de corazón, muchas gracias. Nunca debemos de dejar de agradecer a aquellos que nos ayudaron a ser una mejore persona.

Por otra parte ese colapso de la educación que a la vez es el colapso de la nación, El Rector de la UNAM Enrique Graue nos lo deja ver criticando la reforma educativa de México, considera insuficiente que esté concentrada en los procedimientos de contratación y supervisión de los profesores, reclama una revisión integral del modelo educativo, incluyendo contenidos y asignaturas. Enrique Graue Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), lanzó un dardo a la reforma educativa implantada por el gobierno de Enrique Peña Nieto. Graue consideró insuficiente que la reforma esté concentrada en los procedimientos de contratación y supervisión de los profesores, y reclamó una revisión integral del modelo educativo del país, incluyendo las materias y los contenidos que se imparten en las aulas.

“Es un primer paso pero no es una Reforma Educativa. Hasta este momento es una reforma en la forma de contratación de los profesores y evaluación de ellos, esperamos ver la verdadera Reforma Educativa pronto”, dijo al finalizar la última sesión del año del Consejo Universitario, con el consenso de los grandes partidos, el gobierno abrió el melón educativo en 2012.  Tras una reforma constitucional, el nudo gordiano del proyecto pasa por reordenar el acceso y evaluación de los docentes. La reforma impone el concurso obligatorio, dejando atrás un modelo de plazas heredadas y control sindical producto del México clientelar anterior a la apertura democrática del 2000.

Falta reformar la educación, los modelos educativos, los contenidos, materias. Eso es lo que es una reforma educativa y está por verse, añadió el Rector de la UNAM, la crítica al sesgo excesivamente administrativo de la reforma es compartida por gran parte del estamento académico mexicano, que echa en falta una mayor profundidad en las políticas educativas. México, con la mitad de su población sumida en la pobreza y una de las brechas de desigualdad de renta más grandes de la región, es el país que menos inversión pública dedica por número de estudiante en la OCDE, al a vez que cuenta uno de los índices más bajos en la evaluación internacional PISA.

La mayor oposición a la reforma ha venido de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (La CNTE), una escisión del sindicato de maestros, que ha logrado durante meses sostener un pulso contra el Gobierno y provocar la suspensión de las pruebas a los maestros en Oaxaca y Michoacán, dos de los Estados más pobres del país, la evaluación obligatoria de los docentes ha provocado fuertes enfrentamientos. Miembros de la CNTE han sido encarcelados por ese motivo.

El nuevo modelo, sin embargo, ya está en vigor, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ratificó en junio la validez de los exámenes a los profesores, en respuesta a un recurso de amparo de los propios maestros el máximo tribunal de México estableció la constitucionalidad de las evaluaciones, a partir de ahora, los maestros con plaza fija que suspendan tres pruebas consecutivas serán apartados las aulas y reubicados en otro puesto de trabajo. Los docentes sin plaza fija que no pasen las evaluaciones, serán cesados.

Ese colapso de la educación que a la vez es el colapso de la nación, lo deja ver en sus reflexiones del pasado mes de mayo el periodista Àlvaro Cueva en su columna Ojo por Ojo al apoyar a los maestros en contra del odio a los maestros, sus comentarios simples y directos van así: Yo sé que está de moda hablar mal de los maestros, que se ve bien, que hay que quejarse de ellos. Perdón, pero yo no puedo hacerlo. Son maestros. Pobres o ricos, buenos o malos, pero son maestros.

En este país hay muchos y muy buenos maestros para muy poca Secretaria de Educación. ¡Maestros! ¿Por qué diablos en este país condenamos a los maestros y elogiamos a los narcotraficantes? ¿Qué es lo que tenemos en el cerebro como para estar pensando así? ¡Qué! ¿No se supone que México es un país de valores, donde todos somos muy buenos y nos apoyamos en cuestiones tan hermosas como la familia? Pues con la pena, pero cazar maestros no es de un país con valores, no es de gente buena y no tiene nada ni de hermoso ni de familiar.

Si nuestros maestros se están quejando, deberíamos escucharlos, atenderlos. ¿Y qué hacemos? Los atacamos, nos quejamos de que van a ciudades como el Distrito Federal a bloquear las calles y los acusamos de ser los responsables de las peores desgracias. ¡No se vale! ¿Por qué atacamos a los maestros en lugar de atacar a los secuestradores? Ellos solo quieren ganar mejor, trabajar mejor, tener una certeza. ¿Eso está mal?

Los maestros tienen razón en protestar y debemos apoyarlos. Sí, yo también he llegado tarde a mis citas por culpa de los bloqueos de los maestros. ¿Pero sabe qué? Estoy de su lado. Los admiro. Ya quisiera yo tener un sindicato que pelee por mis derechos como las diferentes instancias que pelean por los derechos de los maestros en México. ¿A usted quién lo representa? ¿Quién lo defiende? ¿Quién va y lucha para que le suban el sueldo, para que no le quiten su trabajo y para que al final de su carrera se retire con una pensión digna? ¿Quién? ¿Sí se da cuenta? Aquí hay una especie de truco para que nos pongamos contra de algo que todos deberíamos estar exigiendo. Que si los sindicatos son corruptos. Sí, seguramente lo son, pero también lo son los partidos, las empresas, las universidades, las religiones y muchos gobiernos.

La diferencia está en que en los sindicatos, al menos, alguien hace algo por los demás. Poco o mucho, pero algo. ¿Está mal que un sindicato de maestros vele por los intereses de sus agremiados? ¿Eso es lo que queremos que desaparezca? ¿Para qué? ¿Para qué nuestros maestros anden por la vida sin contrato, sin prestaciones y cobrando por honorarios probablemente como usted o como yo? ¿Y eso es lo que le va a garantizar a México un mejor nivel escolar? ¿Eso es lo que nos va a convertir en una potencia como Corea? O estamos confundidos o nos estamos dejando confundir.

¿Cuántos años tenemos discutiendo el pésimo estado de la educación en México? ¿Y qué es lo que hemos logrado desde entonces? ¿A poco desde el primer periodicazo subieron los niveles de matemáticas en nuestros niños? Querer perjudicar las condiciones laborales de los maestros ya se convirtió en un pretexto para muchas cosas como el no querer asumir nuestra responsabilidad, como sociedad, en el proceso educativo.

En este país hay muchos y muy buenos maestros para muy poca Secretaria de Educación. los maestros tienen razón en protestar y debemos apoyarlos. Es muy fácil echarle la culpa a los maestros de que nuestros hijos van mal en sus materias cuando ni siquiera nos tomamos la molestia de sentarnos a revisarles la tarea. Es muy fácil jugar con la educación a “no es mi culpa” como juegan los políticos cuando se les presenta cualquier bronca. Pero sí es nuestra culpa y en algún momento la debemos asumir precisamente para no ser como nuestros políticos. Yo, en lugar de condenar a los maestros, los escucho, y en estos días, en vez de atacarlos, los felicito, como cuando era niño, con amor. ¡Felicidades Maestro!

En este país hay muchos y muy buenos maestros para muy poca secretaria de educación. Maestro, enseña con amor la educación que impartes, no sabes de qué tormentas vienen tus alumnos, a veces el único lugar seguro que algunos tienen es su salón de clase y tu ejemplo. Saber ser feliz con lo que tienes, eso es riqueza de individuo, riqueza de gremio y riqueza de N        ación. Hace tiempo me preguntaron quiénes eran mis maestros, aun hoy lo tengo claro: me educan todos los días personas anónimas. Todos somos maestros y alumnos, unas veces enseñas, pero en todas las demás aprendes (Fernando de La fuente García). 

BIBLIOGRAFÍA:

  • Fernando de la Fuente García. La Brecha. Entre Griegos y Troyanos. “Más fácil es dividir que unir”
  • Daniel Carreón. Columna Jaquemate
  • Álvaro Cueva. Columna Ojo por Ojo
  • Enrique Graue Rector de la UNAM. Critica a la Reforma Educativa de México. Periódico El país 2015. Davis Marcial Pérez.
  • Eduardo del Río. Ponencia sobre La Reforma Dizque Heducativa de Rius
  • Fernando de La Fuente García Breviario Cultural. Maestro, enseña con amor la educación.
  • Fernando de La Fuente García Breviario Cultural. La Educación

 

ENTRE GRIEGOS Y TROYANOS

Mtro. QFB. Fernando De la Fuente García

E-Mail: ferdelafuenteg@gmail.com

Facebook: Fernando delaFuente García

Twitter: @FerranFercho

WhatsApp: 4444-16-9864