Minuto a Minuto

Alberto Anaya, líder anquilosado en el PT. 22 años enquistado, con 4 mil millones de pesos

En sus 22 años como dueño del PT, Alberto Anaya ha manejado a criterio personal cuatro mil 634 millones de pesos quitados al contribuyente mexicano para mantener a su partido.

Sin embargo, ahora se negó a devolver 54 millones para los damnificados por los sismos del 7 y el 19 de septiembre.

Esos 54 millones que Anaya no quiso restituir al erario, para ayudar a los afectados por los terremotos, saldrían apenas de las cuotas de los últimos tres meses que le corresponden al PT, como parte de la manutención que les da el Estado a los partidos a través del INE.

Sin contar que, únicamente para hacer campaña de abril a junio, el PT recibirá de nuestros impuestos 376.7 millones de pesos. Sí, para tres meses de campaña presidencial, como aliado de Morena y con AMLO en la candidatura.

En cambio, de los nueve partidos con registro en el INE, el PT ocupa la séptima posición en claridad en el manejo de los dineros públicos que recibe, con 52.72 puntos en una verificación realizada por el INAI al Sistema de Portales de Obligaciones de Transparencia, medido con base en 100 puntos.

Es decir, encima de que el dueño del PT se niega a devolver dinero público para los damnificados, lo usa sin transparencia, aunque ni siquiera puede recibir multas o sanciones por parte del INE, ya que lo que hizo el INAI no tiene validez legal. Es sólo “una evaluación”.

Dinero del erario es lo que le sobra a Anaya, quien desde hace 22 años es inamovible como presidente del PT, manteniendo en puestos perpetuos de dirección a tres compinches: Rubén Aguilar, Alejandro y Óscar González Yáñez, reelectos seis veces, igual que su esposa, María Guadalupe.

Además, la autoridad electoral le vale sorbete. La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le ordenó, el pasado 22 de junio, renovar la dirigencia nacional (y con paridad de género) por primera vez en 22 años. Pero Anaya no se molestó en atender el ordenamiento.

El pasado día 8, el TEPJF le ordenó otra vez emitir la convocatoria para renovar sus cargos de dirección nacional a más tardar el 22 de este mes. El INE también le ordenó, tras la aprobación de los estatutos del partido, que Anaya no podrá volver a reelegirse.

¿Qué le sucederá a Anaya si incumple la orden? Poco: pagar medio millón de pesos, una bicoca si se tiene en cuenta que sólo este año ha manejado 218 millones del erario. Pero, aun siendo una bicoca, ese medio millón de pesos saldrá del contribuyente.

Al igual que los 54 millones para los damnificados por los sismos, aunque sea dinero nuestro.

Pero mantenemos a zánganos como Anaya.