Minuto a Minuto

Al menos 844 heridos, entre ellos 33 agentes y una cantidad indeterminada de detenidos, en los disturbios del 1-O

Un hombre de entre 50 y 60 años resultó herido de gravedad en el barrio de la Mariola de Lleida tras una carga policial para impedir el referéndum. El Govern confirmó que la cantidad de heridos asciende a 844, (un hombre se encuentra en estado grave), entre ellos 33 policías y guardias civiles, después de las cargas policiales efectuadas en las inmediaciones de varios colegios electorales con motivo del referéndum independentista de Cataluña. La Generalitat insta a los heridos a que denuncien ante los Mossos.

Un hombre de entre 50 y 60 años se reporta como grave en el barrio de la Mariola de Lleida tras una carga policial para impedir el referéndum, y se le han practicado técnicas de reanimación, han informado fuentes presenciales. Su estado era grave y ha pasado a estable.

Dos personas han resultado heridas de carácter leve por arma blanca mientras se encontraban en un colegio electoral en Santa Margarida de Montbui (Barcelona), según han confirmado los Mossos d’Esquadra.

En el colegio electoral del barrio se enfrentaron agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y vecinos que se concentraban para custodiar urnas y papeletas. Fuentes vecinales, médicos que se encontraban en el lugar le han practicado acciones de reanimación, y el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) dijeron que los llevaron a un hospital.

Son seis personas detenidas, entre ellas un menor. La Guardia Civil arrestó a un joven por desobediencia en el Centro de Atención Primaria (CAP) de Sant Andreu de la Barca (Barcelona), habilitado como punto de votación del referéndum. Según han relatado testigos oculares, después de desalojar el instituto de la localidad para requisar urnas y papeletas, se han dirigido al ambulatorio. Los testigos han explicado que los agentes sacaban a personas arrastrándolas, y a uno de los que han mostrado resistencia se lo han llevado.

Otra persona resultó herida en un ojo por una pelota de goma, entró a quirófano para ser operada en el Hospital Sant Pau de Barcelona, después de sufrir el impacto en una carga policial. El hombre herido durante la actuación policial en las inmediaciones de la escuela Ramon Llull de Barcelona, donde los antidisturbios de la Policía Nacional han disparado pelotas de goma cuando, tras requisar las urnas del centro, se disponían a retirarse y han quedado atrapados entre los manifestantes.

También, una anciana ha resultado herida durante la entrada de la Policía Nacional en el colegio Freire del barrio de Roquetes de Barcelona, punto de votación del referéndum de este domingo.

La actuación policial ha tenido lugar en un momento en el que decenas de personas estaban agrupadas ante las puertas del centro, como ha ocurrido hoy en otros puntos de Cataluña, y se han visto escenas de agentes utilizando sus porras y dispersando a los concentrados a golpes y empujones.

Al menos 40 personas han resultado heridas tras una intervención de agentes antidisturbios de la Guardia Civil cuando han intentado entrar en el pabellón ferial de Sant Carles de la Ràpita (Tarragona), donde se han unificado todos los colegios electorales de la localidad.

Sobre las 09:30 horas, en las puertas del pabellón estaban concentradas unas 200 personas esperando poder votar y, en se momento, han llegado varios furgones de la Guardia Civil.

Ante la resistencia de los vecinos para que los agentes pudiesen entrar en el colegio electoral para requisar las urnas y las papeletas han intervenido con sus porras. Tras un primer intento, los agentes se han retirado para pedir refuerzos y cuando han llegado más dotaciones de la Guardia Civil se ha producido una segunda carga.

El alcalde de la localidad, Josep Caparrós (ERC), acudió al lugar y pidió a las personas concentradas, que se dispersen y dejen entrar a los agentes al pabellón ferial. Una ambulancia ha llegado al lugar para atender a varias personas contusionadas, entre ellas dos o tres con sangre en la cabeza,

Varios heridos en el CAP de Cappont de Lleida

Los enfrentamientos entre la Policía Nacional y vecinos de Lleida concentrados para votar en el CAP de Cappont han ocasionado varios heridos y dos de ellos han sido atendidos en ambulancias, según testigos presenciales. Los agentes se llevaron las urnas, pero cuando se han marchado los responsables de la mesa han vuelto a colocar urnas.

La Policía Nacional se ha llevado también las urnas de los Servicios Territoriales de Trabajo, Bienestar Socios y Familia de Lleida y algunas personas aseguran que han recibido golpes y empujones. Quienes hacían cola para votar se han trasladado a la puerta de la Diputación, en la Rambla Ferran.

En la Escuela Oficial de Idiomas también se han producido enfrentamientos entre los concentrados y la Guardia Civil; mientras, unas 400 personas hacen cola para votar en la Diputación de Lleida. Con información de El Confidencial.