Minuto a Minuto

El suicidio en San Luis Potosí es un “problema grave”: Mónica Rangel

En San Luis Potosí el suicidio es la primera causa de defunción entre la población de cinco a 14 años. En materia de suicidio, el estado se encuentra ubicado en el lugar 13 de entre los 32 estados del país, incluyendo la Ciudad de México, informó, la Secretaria de Salud en el Estado Mónica Liliana Rangel Martínez, al poner en marcha los trabajos del Foro por el Día Mundial de Prevención del Suicidio

“Si esta cifra no nos mueve a hablar del tema, a hacer conciencia del problema que existe, insistentemente tendremos que seguir haciendo eventos como éste en el que estamos dando a conocer a la sociedad, en donde estamos dando a conocer en específico a los padres de familia, la gravedad del tema del en San Luis Potosí”, dijo.

Al comparar el número de suicidios del año 2013 a la fecha, detalló que entre la población de cinco a catorce años ha crecido el número de casos de quienes toman la decisión de quitarse la vida. En el año 2013 ocurrieron 129 suicidios; en el 2014 se presentaron 158; en el 2015 decreció a 142; en el 2016 volvió a incrementarse, registrándose 172 casos; y de enero a julio, el año pasado se registraron 94 suicidios y en este año solo son 9 casos.

“Sabemos que si nos tomamos un minuto para poder escuchar a aquella persona que se acerca, que nos dice que se siente mal, que esta triste podemos hacer la diferencia sin hacer nada más que escuchar, atender y apoyar para que acudan con un profesional”, abundó.

La Secretaria de Salud en el estado explicó que siguiendo las instrucciones del gobernador Juan Manuel Carreras se ha establecido el programa de concientización sobre el tema del suicidio en los planteles escolares:

“Estamos yendo a las escuelas y en ellas trabajamos con los planteles completos sobre la prevención del suicidio hablando de manera frontal del tema y convocando también a los padres de familia, a los maestros y directivos, porque a veces a los adultos se nos dificulta el entender los problemas de jóvenes por la brecha generacional, por eso trabajando unidos logramos hacerles entender que es muy fácil hablar con los jóvenes, escucharlos, orientarlos”.

Es por ello, precisó la funcionaria estatal–, que tenemos que empezar a hacer este llamado a los padres de familia, a todos aquellos que tenemos hijos en la adolescencia, para que nos demos tiempo para escuchar, de poner atención a nuestros hijos, de estar conscientes de que poner un minuto de nuestro tiempo es también demostrar amor por nuestros hijos, es motivarlos seguir adelante, orientarlos, demostrarles que siempre hay múltiples posibilidades de tomar decisiones y que el suicidio no es la única salida, y eso marca la diferencia”.

Previo al mensaje de la Secretaria de Salud, la joven Dalia compartió los motivos que le llevaron a intentar suicidarse en dos ocasiones por no recibir atención de sus padres: “Vengo de una familia donde mis padres eran muy estrictos, en la que no existía esa parte afectiva; mi papá siempre me decía que yo tenía todo y sí tal vez me daban lo económico, pero nunca me preguntaba ¿cómo te fue?”.

“Yo me fui aislando de ellos porque me sentía rechazada; porque cuando yo buscaba contarles algo ellos me decía: “espérate”, “más tarde”. Mi papá nunca se encontraba en la casa y mi mamá era una persona que lo que decía mi papá se hacía, entonces no tenía comunicación con ellos, ni con mis hermanos, tampoco tenía amigos; llegó un momento en que ya no quería ir a la escuela y me salí de la preparatoria, ya no tenía motivos por los cuales estar viviendo, yo me sentía muy sola y fue cuando decidí en dos ocasiones suicidarme pero mi mamá llegó a tiempo y pudo salvarme. Hoy sé que hay mucho por salir adelante, a veces pienso que la vida es demasiado corta para todo lo que tengo que hacer; que hay que vivir cada día como si fuera el último y con muchas ganas”. Contó Dalia.