Minuto a Minuto

La deforestación provoca graves cambios en las precipitaciones pluviales

Continuar con la deforestación que se ha promovido desde hace algunos años en la zona Huasteca de San Luis Potosí representa un riesgo que puede provocar grandes cambios en las precipitaciones pluviales, cambios que pueden representar una afectación económica de la zona, que desarrolla su economía a través de la ganadería y la agricultura advirtió Alfredo Ávila Galarza, catedrático de la licenciatura de Ingeniería Ambiental de la Facultad de Ingeniería de la UASLP.

El especialista recomendó que ante la amenaza de la deforestación del bosque de niebla que se ubica en el municipio de Xilitla, se busquen otras alternativas para reconocer el valor natural de la zona ya que este municipio cuenta con una vegetación muy abundante, por lo que espera un manejo adecuado de la zona, basado en estudios forestales y ambientales.

Consideró que la zona Huasteca tiene una vocación turística muy interesante, la cual puede explotarse más, pues apuntó que ejemplo Xilitla, es un Pueblo Mágico, por ello debe de haber un esfuerzo en conjunto entre la población, los inversionistas y gobierno, para buscar mejores formas de utilizar los recursos naturales con que cuenta.

EL doctor en ingeniería ambiental, agregó que los esfuerzos de la localidad, se deben abocar a potenciar la actividad turística y no en desarrollar una actividad comercial basada en la explotación forestal.

Reconoció que según datos de estudios que se han realizado en la UASLP por parte de especialistas del área de recursos naturales, en la zona Huasteca de San Luis Potosí, se está dando una deforestación de manera muy acelerada, lo que es un reflejo de que la zona ha sufrido una deforestación alarmante en los últimos años, lo cual tiene un impacto en la masa vegetal y la fauna que pudiera dar el hábitat.

Alfredo Ávila Galarza añadió que esa deforestación también tiene repercusiones importantes en las precipitaciones pluviales, en la frecuencia de estas, en la cantidad de agua y humedad que hay en la zona, pues señaló que la masa vegetal es un motor muy importante para la regulación de la actividad pluvial.

Destacó que en los últimos años se ha comprobado que la cantidad de agua que actualmente llega a la zona Huasteca es menor a la de años atrás. “Si seguimos deforestando vamos a afectar las precipitaciones pluviales, el comportamiento de los ríos, de los cuerpos de aguas superficiales y la economía de la zona, que depende de su actividad agrícola y ganadera”.