Minuto a Minuto

Buena observación

En relación a las dos últimas columnas que un servidor a publicado en este medio, donde reconozco lo valioso de la participación ciudadana en el proceso legislativo para la desaparición del fuero, e insisto en que el pueblo debe continuar la lucha por limpiar de corrupción, impunidad y excesos de poder, un buen amigo me hizo una buena observación, en su opinión él considera que no basta quitar el fuero a los políticos que ostentan un cargo público o de elección para terminar con los abusos del poder y que efectivamente únicamente se puede cambiar fuero por impunidad, es decir seguir bien con el de arriba para estar protegido.

La Sociedad no debe quitar el dedo del renglón en el combate al abuso del poder que el Presidente, los Gobernadores y Diputados Federales y Locales, así como Senadores de la República saquen las manos de las propuestas ratificaciones o vistos buenos de funcionarios como Procurador, Contralor, Auditor, Jueces y Magistrados, tanto de la Procuraduría General de la República y de los Poderes Judiciales Estatales.

Pero algo importante de la observación que tal vez mi único lector me hace, es que si se ciudadanizan estas propuestas y designaciones, es en suma básico que quienes representen los grupos sociales que tendrán la responsabilidad de la designación y elección, también sean analizados en cuanto a su calidad moral, de honestidad, que no sean miembros activos de algún partido político, que en su pasado no existan situaciones delincuenciales y sobre todo que no tengan intereses personales, económicas ni grupales con sus propuestas.

Esto en verdad es importante, lo que mi estimado amigo como decía una parodia de un vocero presidencial “me quiso decir”, fue que los representantes ciudadanos que con voz y voto lleven propuestas y poder de designación de funcionarios no tengan cola que les pisen, porque entonces se caería en lo mismo del fuero, los políticos se promueven con los líderes y dirigentes sociales o bien estos para obtener beneficios personales o de grupo le ofrecen su apoyo a determinado personaje para un cargo público y de esta manera obtienen protección.

Sin lugar a dudas es una buena observación el hecho de que no sean empresarios deshonestos coludidos con el gobierno, activistas sociales que solo buscan su beneficio, dirigentes sindicales eternizados a base de amedrentar a los trabajadores o líderes estudiantiles comprometidos con el poder oficial o político, representantes de asociaciones de profesionistas al servicio del Gobierno o que ni afiliados tienen, dirigentes de organizaciones fantasmas entre otros, o personajes conocidos por sus antecedentes penales, violentos o porriles, los que propongan y ratifiquen.

Es importante que sean ciudadanos honestos conocidos por su correcta calidad moral, “porque claro que los tenemos”, los que suplan las funciones y cabildeos del gobernador y diputados para elegir funcionarios de del ejecutivo y judicial, y que dichos personajes tanto elegidos como quienes los avalan no tengan ningún compromiso político ni de ningún interés en sus propuestas, con esto definitivamente se quedarían sin protección los malos políticos y funcionarios, servido mi amigo.

ARMANDO CAMPOS AMAYA / Dichos / San Luis Potosí, S.L.P. / Agosto 11 de 2017.