Minuto a Minuto

¡Ya!

Escribo desde una especie de parque a partir de mis apuntes de días anteriores. Más bien, digamos, reviso las notas que junté a lo largo de la semana en papel o archivo electrónico. Y miren, por ejemplo, al contestar mi envío del artículo anterior, un familiar muy querido sólo me señaló: “Estos días me puse en mode ‘inmune’ a la política… Güeva, lo mismo”.

Bueno, me pareció un gran escape ante tantas estupideces y perspectivas de horror. Pero, la verdad, siempre me pico en el análisis político, que al menos uno que otro lector me dice que le sigue interesando e inquietando como a mí.

Hace una semana veíamos que, para las elecciones del 2018, sería pertinente una agenda de reformas con una segunda vuelta y sanciones a apoyos irregulares. Todo ello, desde luego, daría más claridad y legitimidad a los triunfadores que hayan sido postulados, aunque no necesariamente contribuiría a que tengamos mejores gobiernos o legislaturas.

Para evitar un mal gobierno (quizá lo que más nos decepciona en la democracia) se tienen que fortalecer los métodos de selección de candidatos. En el principal partido del país sería ineludible que se eliminara el dedazo, lo cual supondría relegar al priismo de EPN con sus conocidos antecedentes de gobernadores (Duarte, Borge…) y precandidatos cercanos (Osorio o Videgaray).

Entre los analistas más avispados se destaca que, sin modificaciones reales al viejo sistema político (una revuelta contra el dedazo), el PRI va a experimentar su colapso final. Se trataría de un entramado que le urge a México, en lugar de que procuren mantener el mundo de corrupción, privilegios e impunidad bajo nuevas reglas (L. Rubio, ‘La rebelión que viene’, Reforma, 11/VI).

A su vez, me pregunto: Aunque no resulte probable, ¿entenderá esto EPN en su última oportunidad? ¿Percibirá López Obrador que él mismo podrá enfrentar un déficit de legitimidad como Calderón y Peña Nieto en su momento? ¿La izquierda desunida siempre será vencida… o acaso un ala progresista de un nuevo PRI con otro nombre sería capaz de armar una vía alterna ante la lamentable soberbia mesiánica de AMLO?

En suma, eso de volver al pasado se ha convertido en una auténtica amenaza para nuestro futuro.

Sin excluir a todos los que dan risa por sus limitados alcances, ofrezco ahora un listado de la gran cantidad de individuos que han brotado en este campo a lo largo de años. ¿35 le parecen muchos a usted? Pues, oiga, hay quienes dicen: de tantos, a duras penas se hace uno… tal vez no pasen de 5 los que tengan posibilidades reales y de 10 los que acrediten capacidades relevantes. ¿Cómo ve?

Por el PRI (14): Miguel Ángel Osorio Chong, Luis Videgaray, José Antonio Meade, Aurelio Nuño, Manlio Fabio Beltrones, Eruviel Ávila, José Narro Robles, Enrique de la Madrid, Claudia Pavlovich, Ivonne Ortega Pacheco, Claudia Ruiz-Massieu Salinas, José Calzada Rovirosa, Aristóteles Sandoval y Carlos Slim Helú.

Del PAN (6): Ricardo Anaya, Rafael Moreno-Valle Rosas, Margarita Zavala, Ernesto Ruffo Appel, Juan Carlos Romero Hicks y Miguel Márquez. Para el PRD (5) se incluye a Miguel Ángel Mancera, Graco Ramírez Garrido, Silvano Aureoles, Alejandra Barrales y Juan Manuel Zepeda.

En otros partidos (3): Andrés Manuel López Obrador (Morena), Enrique Alfaro (Movimiento Ciudadano) y Manuel Velasco (PVEM). E independientes (7): Jaime Rodríguez Calderón, Jorge Castañeda, Pedro Ferriz de Con, Emilio Álvarez Icaza, Armando Ríos Piter, Juan Ramón de la Fuente y Manuel J. Clouthier Carrillo.

Algunos serán identificados sin dificultad e igual con el resto se podría checar de dónde son o dónde andan.

De ellos, si se fijan, hay unos que ya no debían estar en las listas (son historia, pues) y varios nunca habrían estado allí de no haber intentado meterse. Me resistí a incluir a gente que, como Noroña, ha expresado interés pero estimo que no tiene seriedad ni oportunidades, a la vez que otros (Carlos Slim…) representan una opción ciudadana para el necesitado PRI aunque difícilmente aceptarían entrarle a todo esto.

En el PRI los aspirantes del estrecho círculo de EPN no se han distinguido en sus encargos, y además deberían descartarse al no tener perspectivas de ganar afuera del partido en paralelo a la idea de la revuelta interna que mencionábamos, lo que deja precandidatas y precandidatos no mexiquenses más frescos. Del PAN, los exgobernadores experimentados ofrecen mejores horizontes que quienes hasta ahora se han ubicado al frente de esos esfuerzos. Dentro del PRD nadie cuenta con probabilidades serias, mientras que de otros partidos sólo está López Obrador, y entre los independientes acaso quedan Clouthier, de la Fuente y el disminuido Bronco.

La mayoría en las listas no tiene idea de qué se trata eso de la Presidencia. Nunca han mostrado el potencial que se derivaría de la experiencia, la preparación y el carácter o liderazgo, aparte de que no queda tiempo para añadir y placear a otros.

¿Saben qué? El destino ya anda por aquí… y ahora no es cosa de simples cambios para actualizar trampas y mantener el poder. Creo, en fin, que al sacrificarse EPN podría ayudarse a sí mismo.

* EJERCER LA AUTORIDAD ES tan relevante que, para decirlo a secas, resulta muy grave lo que sucede en algún estado del país con omisiones o ausencias en áreas fundamentales. Entiendo que un mandatario se resista a inmolarse por cualquier problema, incluso que prefiera evitar riesgos o “conflictos” y nadar de muertito lejos de lo incierto o desgastante, pero está obligado a acreditar interés y autoridad en funciones esenciales bajo un Estado de Derecho y, ojo, ante lo que la sociedad exige al Ejecutivo.

* LOS GRANDES ESCÁNDALOS DE corrupción en el Congreso y la Auditoría Superior del Estado, dan la ocasión de partirle su madre al crimen organizado en esos ámbitos y recuperar un poco de credibilidad y respetabilidad que tanta falta hacen. Me queda claro que la ruindad, el cinismo y la imbecilidad de algunos generan un daño enorme a la comunidad y la gobernabilidad. ¡Ya! Eso no deberá perpetuarse, y espero que no se haya perdido la oportunidad de dar un golpe de timón y asumir el liderazgo contra la impunidad y otras desgracias.

cpgeneral@gmail.com

@cpgarcieral

CARLOS PÉREZ GARCÍA / Opinión / San Luis Potosí, S.L.P. / Junio 17 de 2017.