Minuto a Minuto

2016 año de la irritación

aurelio-gancedo-letra-politicaHace un año hacíamos planes para el año llegadero, creíamos como cada ciclo traslatorio, que el próximo seria el “año” y si, ha sido un parteaguas de un sinfín de sorpresas. Este ha sido un año en el que no hay nada escrito, en el que las expectativas han sido totalmente contrarias a la realidad, pero sobre todo es un año en el que la decepción y la irritación del ser humano ha experimentado el llegar a límites. Y hoy al pasar del año tristemente vemos que lo que esperábamos de este año, no ha sido del todo halagador lo único realmente importante y de agradecer, es que pese a las duras pruebas de este 16 llegamos con vida y con esperanza de que el que viene si, si sea nuestro año.

Irritación Política. – este año ha sido parte de una indescriptible variación política en México las expectativas de desánimo y descrédito social han tocado limites que no creíamos fueran posibles, en el recuento, el partido en el poder ha perdido bastiones electorales y de gobierno sumamente importantes a causa del hartazgo social por el descredito de los Gobernadores que extraviaron el rumbo, los partidos políticos de oposición se encuentran confrontados y divididos y sin expectativa, la naciente izquierda esperanzadora sigue dominada por el patriarcado de la ambición política y la ola independiente toco el fondo de una inviabilidad descrita antes de su temprana debacle, y por qué la irritación política, porque la clase política este año se regodeo en un debate interno y no dialogó con una sociedad enojada, sumamente molesta por la influencia de los experimentos sociales llamados “redes” y lastimada por la palpable descomposición de un proyecto de país que esperabamos fuera sólido.

Irritación Gubernamental. – La administración Peña, este año toca el más bajo fondo, y no de niveles de aceptación si no de compromiso de quienes la conforman, vimos de todo, el desmembramiento del equipo cercano al Presidente la egolatría de quienes en el navegar del proyecto a cuatro años abdicaron a él y se convirtieron en usufructuarios de lo que mejor les pueda beneficiar a costa del descrédito y malestar social que acaba pagando su jefe; hoy ya no sabemos incluso hasta donde los adelantados en la carrera de la sucesión, hacen trabajo por un proyecto de ser candidateables o simplemente de no salir de la comodidad de la nómina oficial. Lo lamentable es que en un clima de “quasi” crisis política-económica, los funcionarios de primer nivel han decidido seguir las rutas marcadas por las burocracias bajas y anquilosadas de sus dependencias que se aferran a sus chambas con un patético fervor y han arrastrado a esa mediocridad a sus líderes que ya no se ven con ánimo de conducir un proyecto exitoso para México. Vemos cada día a un Presidente que hace ya de todo por enarbolar discursos que a veces ya ni los que más le estimamos, le creemos o sentimos nos ericen la piel, porque el equipo de gobierno simple y sencillamente se desinfló y está en la rapacidad de creer que son los últimos meses que quedan para construir fortunas, iniciar proyectos privados o montar herencias que se cuelen en lo que pueda quedar después del gobierno.

Irritación Internacional. – Estamos al borde de un quien sabe que… si así como se escribe y se escucha, “un quien sabe que” nos apanica saber que en cuestión de días un prefecto desequilibrado asumirá el liderazgo de la nación más “poderosa del mundo” que hoy no tiene proyecto, este 2016 así lo decidieron hordas de americanos producto de los “influencer” de Facebook o twitter, nos espanta saber que pasará con una inminente recreación de la Guerra Fría aunque tal vez Trump no sepa ni a que se refiere el término, con unos Estados Unidos que parecen pareja arrepentida de haber echado al cónyuge después de descubrirle una infidelidad y quisiera que volviera pero sabe que no sucederá, un escenario Europeo que pinta más bien para una balcanización que para consolidar integración, una América Latina que en La orfandad policía y económica lo único que tiene son liderazgos menguados y a la deriva y un dragón gigante asiático (China) que parece se peleará por liderar a las economías emergentes que hoy por hoy son todas, en absoluto.

Irritación Económica. – Estamos irascibles porque no sabemos a qué nos enfrentaremos, vivimos un año de devaluación constante, las gráficas de las monedas frente al dólar parecen toboganes que no encuentran un fondo estamos a la expectativa de un incertidumbre en nuestra micro economía y así, tal cual estamos nosotros están los factores macroeconómicos, no sabemos a dónde y por donde, no tenemos rumbo, no vemos estabilidad de los valores, los factores de producción no se quieren arriesgar y se alistan a generar los mínimos para no arriesgar capitales y esa es una condición mundial no privativa de México, la macroeconomía global pende de alfileres y nos impacta sensiblemente a todos.

Irritación Mediática. – los medios de comunicación tradicionales este año tocaron fondo, en México las televisoras son hoy monolitos que generan más ruido que dinero, contenidos más hediondos que la basura y noticias que solo enojan y son cada vez más equiparables a la nota roja más burda y barata, los periódicos y las revistas están navegando en un mar sin playas parecen náufragos que solo hablan a sí mismos y presionan –por decirlo elegantemente- a sus patrocinadores para que no se caiga la publicidad y sí también lo que venden es nota irritante que, adivinemos,… Sí,! se piratean de las redes sociales. Las redes sociales, son hoy la teología, son la divinidad cualquiera con un Smartphone, somos periodistas, reporteros, opinadores, corresponsales de guerra. El “face” el “twit” marcaron este año la agenda y movieron y orientaron masas con informes ligeros, notas falaces y banalidades de #hashtag.

Irritación de Seguridad. – hoy por hoy en 2016 cualquiera que aspirara a ser delincuente culmino su carrera, un nuevo sistema penal que solo derrocho dinero a lo “estúpido” genera procesos penales tal vez más rápidos, pero confusos, mal integrados con servidores públicos que no atinan a adaptarse y que tienen todo un bloof de nuevo sistema pero una operatividad limitada, miremos; los policías están limitados a ejercer coerción y peleándose al mismo nivel que las pandillas las plazas y los espacios, los ministerios púbicos integran carpetas con informes policiales solamente porque la investigación no es exhausta, los elementos científico-periciales están totalmente limitados, los jueces están tan limitados que más parecen chalanes que autoridad, los que tienen honorabilidad tienen la dignidad de un cacahuate garapiñado y los que nada de honorable tienen hacen el negocio de su vida en la cálida tibieza de un poder judicial dominado por el favoritismo y la corrupción económica y burocrática. En este escenario lo único que se cultiva es impunidad, impunidad y más impunidad, delinquir es negocio aspiracional, es sensacionalismo mediático, es medio de negociación para lograr poder, es orgullo de des-prestigio pero sobre todo es una norma conductual que están haciendo suya las nuevas generaciones, los limites ya no están conociendo fronteras entre lo bueno y lo malo y el castigo es sinónimo de obsolescencia o de “quid pro quo” por eso no nos espantemos que robar, violar, extorsionar, golpear, o matar sean sinónimo de ordinarieidad en nuestras vidas.

Irritación Social. – La gente estamos extraviados no vemos a donde ir, la religión ya no es límite buscamos a las deidades para sanar nuestras inquietudes pasajeramente cuando nos sentimos bien regresamos al “face al netflix o al twit” ya ni siquiera conversamos vamos con la familia o con los amigos y nos irrita que no interrumpan la peli, que nos distraigan del whats y nuestra convivencia es con el aparato móvil que nos da seguridad la “Nomofobia” es un epidemia más temible hoy que el mismo sida o el cáncer nuestros jóvenes están endiosados con este nuevo estilo de vida este año los sucesos mundiales son dictados por esta dependencia enfermiza, imaginemos si la falta de gasolina estuviera acompañada de una caída de internet aseguro que debiéramos encerrarnos en sótanos para preservar nuestras vidas que nada valdrían sin teléfonos móviles conectados, eso, eso solo y llanamente es irritación social, nuestro “megabyte y móvil” son nuestro neo pan y circo romano. Y este 2016 exponencio esa dependencia tecno-social que irrita y mucho.

¿Y… en este caos que? Pues nos queda esperanza, y claro que queda, está en nosotros mire, siga estos pasos, si fuera yo doctor… y no de esos irascibles… este sería mi RX

1. Para la Irritación Política. – Vea y lea los memes, sí ríase de ellos, pero Analice. Estudie, no se tome como dogma la banalidad y tenga criterio, hágalo tres veces al día o cada que lo sienta necesario, y procure no ser parte del experimento reproduciendo cada cosa que le mandan para que viralice.

2. Para la Irritación Gubernamental. – Si es Gobernado, sea proactivo contribuya al cambio no solapando a las burocracias bajas corruptas y no con denuncias de #hashtag , si no negándoles al acceso a las mordidas o dinero fácil, pásmeles con dignidad la obligación para la que se les paga y haga comunidad cuando vea que a alguien lo extorsiona la burocracia, Si es Gobernante, es muy fácil despida y castigue la inutilidad de sus subordinados un ejemplo cundirá y los demás pondrán sus barbas a remojar (Con lo de la gasolina, Yo, por ejemplo cesaba a Pepe Toño de Pemex con toda su burocracia baja incluyendo la sindical, y sin millonaria liquidación.)

3. Para la Irritación Internacional. – ¡Tómelo con calma desde nuestra trinchera poco podemos hacer lo que nos queda es no generar pánico y alarma, deje de difundir rumores de espantar incautos y generar dichos mentirosos o fantasiosos, deje que los factores de poder mundial limiten la imbecilidad que al cabo de cuentas aseguro lo acabaran haciendo porque tienen mucho en juego que proteger, y mientras no vivamos en otro planeta este seguirá siendo nuestro hogar así que calma por favor!

4. Para la Irritación Económica. – Gaste menos, consuma lo necesario no se endeude, administre, y busque generar alternativamente un ingreso por pequeño que sea, ya ve que ahora hasta en el Facebook se venden cosas, si gana mucho comparta y ahorre, si gana poco no se conforme trabaje y cuide su trabajo y aspire a mas siempre es posible superarse, pero hágalo con cuidado y nunca gastando más de lo que tiene dejando de prever el mínimo elemental, alimentación, salud y educación.

5. Para la Irritación de Seguridad. – No difunda Rumores, no se sienta reportero del crimen, no fomente en sus hijos la cultura de la impunidad, denuncie, no viole la ley por mínima que sea la norma, eduque con ejemplo y con civismo, sea solidario con las víctimas, combata que nuestros niños y jóvenes aspiren a ser delincuentes. Si es autoridad, deje de ser mediano, aspire a ser útil, sirva y proteja, si no tiene estos valores o vocación, hágase a un lado simplemente y si quiere estar ahí para delinquir sea congruente y váyase al bando que le corresponda sea delincuente fuera de las instituciones sobre el riesgo de que le capturen y le castiguen; Si es autoridad sancionadora, no se deje, ejerza la autoridad y si el sistema no lo deja, mándelo a la fregada, no sea cómplice y desde la trinchera social trabaje y construya proyecto para combatirlo sin caer en la anarquía.

6. Para la Irritación Social. – Fácil dejemos de ser inútiles “Nomofóbicos”, sí utilicemos la tecnología a nuestro favor pero hagámoslo con prudencia, no creamos cuanta imbecilidad encontremos en nuestras redes, no publiquemos hasta la intimidad de nuestros baños, conservemos un poco de nuestra privacidad y un mucho de nuestra inteligencia, divirtámonos si, pero al límite de la sana convivencia, platiquemos, convivamos presencialmente y compartamos la vida, entre menos creamos ciegamente lo que dicen las redes más felices seremos.

¡Este año se acaba y por fin! Espero que el año que viene sea menos irritable que este, estas 6 recetas que he escrito serán mis propósitos de año nuevo y se los comparto para que si le viene bien los haga suyos también, y por favor, crea, tenga fé, esperanza y nunca crea que esta en este mundo por generación, espontanea, sea feliz tiene usted un propósito y busque como Aristóteles la (εὐδαιμονία) eudaimonia que es un ejercicio virtuoso de buscar la felicidad, (lo puede encontrar en Wikipedia) 😉 Feliz Año Nuevo.

AURELIO GANCEDO.

1 Comment on 2016 año de la irritación

  1. Excelente aportación, sin duda algo que todos debemos tomar en cuenta, hago míos estos propósitos también y los reproduzco en mi familia y en mi comunidad. Hay mucho que hacer en nuestra vida cotidiana para mejorar las condiciones de Nuestro País, caminar dando ejemplo de rectitud, de perseverancia, de emprendimiento, de trabajo, de unidad es la base para que la sociedad empiece a cambiar. Saludos!

Los comentarios están cerrados.