LO DESTACADO

Cohesión azul en proceso

Huitzi-Ortega-Tepantlahtoani-izqSuele ser motivo de discusión entre académicos la discriminación de lo que es ciencia y no, la calidad de unos y otros, la complejidad, importancia y los métodos para obtener resultados, así como la eficacia y comprobación, de ahí se derivan cualquier cantidad de criterios u opiniones en cuanto a la clasificación de ciencias desde las muy conocidas como ciencias formales, naturales y sociales, hasta las más detalladas como la experimental o aplicada.

Han pasado siglos y los sabios siguen sin ponerse de acuerdo en los métodos, la clasificación o la eficacia de unos y otros, para quienes nuestra profesión se fue por el área de humanidades del bloque de ciencias sociales, siempre resultará fastidioso que quienes tomaron el campo de las ciencias formales o naturales que tienen que ver con el razonamiento lógico matemático o bien las disciplinas que estudian la naturaleza, pretendan establecer como estructura única de calificación sus modelos y sus sistemas de investigación y comprobación, pero dicha arbitrariedad solo demuestra ignorancia de quien cuestiona, ya que la ciencia del derecho como tal, cuenta con su propia metodología para llegar al conocimiento y la verdad jurídica.

Una disculpa por la expiación en cuanto a mis fantasmas de profesión, pero resulta analógico cuando lo llevamos al ámbito político, en específico a los partidos, me explico, el paso de los años me ha permitido conocer a diversas personas, todas dignas de escuchar y de aprender, cuando hablan de disciplina y discreción en los temas internos de los partidos, se refieren específicamente a la discreción y disciplina del PRI, no de los partidos, cuando hablan de cómo debe resolverse tal o cual diferencia partidaria y dan ejemplos, se refieren otra vez al mismo partido, al PRI.

La predisposición a analizar bajo los criterios de un partido que hegemónicamente gobernó por tantas décadas resulta natural, los politólogos, los analistas y la gente que vive en torno a todo esto crearon un paradigma y han vivido de él durante muchos años, estos estereotipos solo reafirman que existen más de una manera de ver la política, ese es el caso del PAN; Acción Nacional es un partido que nació en la disidencia, en sus venas lleva la discusión, la confronta y el desacuerdo, los panistas no saben de disciplina partidaria, porque eso implica condicionar su manera de pensar y de expresar lo que piensan, si, muchas veces desgraciadamente primero hablan después piensan, pero es esencia y así conviven, ahí no hay fuego amigo, hay reclamo público y de frente, a eso se tendrán que acostumbrar los politólogos y los analistas, cuando pretendan analizar la vida interna del PAN.

Hace tiempo llegó a oídos propios un rumor de que la estructura que actualmente detenta el Edil capitalino adolecía en el cimiento de personajes con experiencia, pero sobre todo, de inteligencia política notable o sobresaliente, es decir, dicho en términos coloquiales, hay mucha tropa pocos generales, pues todo parece indicar que el rumor se fortaleció con la verdad, a resultas de quien sabe quién o por sugerencia de quien seguramente no conoce los demás partidos ni siquiera por encima, de pronto lanzaron una ofensiva mediante espectaculares en contra del Presidente del Comité Municipal del PAN, la maniobra concuerda exactamente con una declaración que impide momentáneamente una reforma a la Ley Electoral del Estado y como ocurrencia perversa trataron de colocar como autores del agravio a otro grupo de panistas que han mostrado inconformidad con la dirigencia de marras.

Pues flaco favor le hicieron al movimiento gallardista, ya que los politólogos, incluidos los más inocentes, advirtieron de inmediato el desaseado movimiento político y comentaron en lo cortito y algunos en lo público el yerro, por su parte a Acción Nacional no le queda más que agradecer ya que le ayudaron a la dirigencia local y estatal a ganar semanas sino es que meses en un proceso que ya se venía desarrollando para aceitar la estructura interna y con esos acontecimientos redujeron significativamente los tiempos de cohesión partidaria, pues bien al final en política todos los movimientos hasta los que no se hacen tienen resultados.

HUITZI ORTEGA PÉREZ / Tepantlahtoani / San Luis Potosí, S.L.P. / Mayo 17 de 2017.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s