LO DESTACADO

Reformas Electorales: de lo ocioso a lo tendencioso

pedro-olvera-retruecano

En estos días se circulan entre los Ayuntamientos las Reformas Electorales que el CONGRESO del Estado ha comenzado a aprobar y que requieren de modificaciones a la Constitución del Estado. Dos tercios de los 58 Ayuntamientos potosinos deben avalar dichas Reformas con su aprobación en Sesión Oficial de Cabildo, en un ejercicio diseñado por el legislador para lograr la participación de las representaciones ciudadanas en las modificaciones constitucionales y un control o equilibrio para que el legislativo no se extralimite con las normas básicas y fundamentales del Estado Federado al que pertenecemos. El asunto de reformar la Constitución es de suyo delicado pues significa meter el bisturí del que están provistos los diputados por mandato popular, en el Pacto Social que para una sana convivencia hemos adoptado los potosinos hace precisamente cien años y que siguiendo con la analogía se equipara al Órgano mas importante del cuerpo que es el Estado…y para ello se requieren manos firmes y expertas, dirigidas por cerebros prudentes y mesurados que no permitan pinchar en el lugar equivocado, que no vayan a perforar ni a mutilar de mas; que respeten y valoren lo que con anterioridad se ha creado sin caer en la tentación de asumir que solo porque lo hicieron otros y en otro momento, están mal hechos; sin actuar movidos por la arrogancia simplista de dejar huella de su paso o verse interesantes y productivos; menos aún por generar condiciones favorables a sus intereses e inequitativas en la competencia cuando se le agrega el ingrediente de ser materia electoral.

Pues bien, uno de los primeros “aportes ” de esta legislatura para la muy cíclica Reforma Electoral consiste en facultar al Instituto Electoral (CEEPAC) para que intervenga en la organización y calificación de Organismos Auxiliares, Comités, Juntas de Mejoras y otros similares de los Municipios. Hasta ahora había una previsión también desafortunada pero de menor alcance donde el CEEPAC podía (solo a petición de los Municipios y previa forma de convenio) intervenir apoyando la organización. Pero la propuesta actual que prácticamente es ya un hecho establece toda una intromisión en la Autonomía Municipal y un despropósito que atenta la democracia y la libre elección a cargo del Municipio como Gobierno dotado de Autonomía para darse su propia organización. Si el interés es que las autoridades municipales no metan mano, ello no puede lograrse promoviendo que un Órgano Estatal o Gobierno lo puedan hacer e incluso el propio INE que está por encima del Órgano Estatal y tiene facultad de atracción sobre elecciones locales de acuerdo con la medida de retroceso que con la Reforma del 14 entró en vigor. Pienso en improvisación, en distracción, en falta de preparación pero también en…mala intención SLP y SOLEDAD han rechazado la propuesta, pero cuantos más defenderán la Autonomía de la ocurrencia de un Diputado que quiere parecerlo…y no puede.

El manejo tendencioso y violento contra la Autonomía y esencia de los Municipios no es algo que este lejos del alcance de un observador común y nada acucioso, Entonces ¿Cómo puede explicarse que un Cuerpo Colegiado con asesores legislativos y personal dedicado plenamente a esas labores y presuntivamente especializado en el tema pueda permitir que este tipo de “errores” lleguen a  verificarse y sin mas resultar aprobados en Comisiones y en el mismo Pleno del Congreso, a una  velocidad digna de mejores causas? Pues piense mal y acertará: ¿Se trata del nada novedoso y si muy cínico procedimiento por el cual la partidocracia se reparte ya no solo los puestos y nombramientos sino los asuntos? Negociándolos no por su contenido ni calidad sino por manojos como el perejil o el cilantro; dándoles un espacio para que las iniciativas se acomoden y estiben en el camión de carga cual si fueran pacas de alfalfa o rastrojo…esas son desgraciadamente muchas de las Reformas que a veces nos parecen inexplicables porque  benefician clara y descaradamente a una o dos fuerzas de las que ya sabe usted, siempre se ponen de acuerdo pero que todos sin chistar votan en peculiar y sospechosa unanimidad. Siempre pasa, pero en asuntos electorales, la ingenua preocupación que mortifica nos sigue haciendo, neciamente, rehenes de la impotencia y la inconformidad. En materia de legislación y lastimosamente en lo electoral como el mismo tema especifico, hemos pasado de lo ocioso a lo tendencioso y nos instalamos ya en lo pernicioso. Que el patrón de las elecciones nos agarre confesados.

PEDRO OLVERA / Retruécano / San Luis Potosí, S.L.P. / Mayo 5 de 2017.