LO DESTACADO

A veces duele

lorena-purata-expresionesMi estómago reconoce esta sensación, un vacío, un hueco muy dentro, duele incluso la piel, siempre lo he dicho… hay veces que duele hasta el alma, duele cada movimiento. No quiero llorar, pero voltear para atrás… a veces duele.
Pasé tantos y tantos años desolada, desesperanzada, angustiada, aferrada a culpar mi supuesta gran desdicha, vi tan de cerca la cara del sufrimiento, sin saber a dónde ir, qué hacer, culpando a todo y a todos por mi condición, cada paso que daba, por más que cambiaba el rumbo, todos los caminos me llevaban al mismo infierno, cada paso me regresaba a la tristeza, incluso la gente, un amanecer, mis hijos, mis perros, mi casa, todo mi entorno me parecía tan extraño. Pensaba… ¿dónde fue que me perdí? ¿Dónde fue que me abandoné?, ¿En qué momento me desvié y eché todo a perder? Incluso la luna que siempre fue mi aliada en mis noches de insomnio, empezó a ponerse en mi contra, la miraba e imaginaba que hasta ella se reía de mí.
Mi edad, en aquél entonces me retumbaba y volvía a preguntarme ¿Qué hice de mi vida?
Ayer fue un día que me recordó mi condición, una mujer ALTAMENTE SENSIBLE, enferma de mis emociones, aferrada incluso al dolor, con una facilidad para adaptarme al sufrimiento impresionante, si me descuido… dependiente absolutamente a todo lo que me distraiga de la realidad, que me ausente de mí.
Ayer volví a vivir tan de cerca la fragilidad del Ser humano, la gran locura de entregarle de lleno tus emociones a otra persona, sentir que la vida no tiene sentido, vivir en una gran obscuridad, seguir aferrada a que podrás resolver tu vida sin la ayuda de alguien o de algo, difícil aceptar cuando necesitamos ayuda, cuando la vida se derrumba y los años te alcanzan, cuando los hubieras se repiten uno a uno en tu cabeza, hubiera elegido diferente, no hubiera hecho esto, o si lo hubiera hecho, es que si hubiera, hubiera, hubiera. El hubiera no existe, ¿Será tan difícil vivir Sólo el momento?
Alguien me dice BENDITA LOCURA; a estas alturas de mi vida, no lo puedo negar, disfruto Ser Diferente, pero cuando la obscuridad se apoderó de mi alma, renegaba, peleaba, ¿Por qué yo? Dolía, dolía hasta respirar; ayer lo recordé, no lo reviví, pero los pensamientos empezaron a llegar y es por eso que las letras se empezaron a acomodar.
Definitivamente escribo esto como válvula de escape, he aprendido a hacerlo, porque por experiencia sé, que si no lo hago, tantos gritos ahogados, tantas lágrimas derramadas, tantas preguntas no contestadas, tanto aislamiento puede dañarme.
Incluso he aprendido hacerlo con las emociones agradables, cada día intento equilibrarlas, reconozco que no es un trabajo fácil, pero en mi caso, se ha convertido en una necesidad.
Esto de madurar casi llegando al quinto piso puede tornarse complicado, bien dicen que para todo hay edades, no quiero ni puedo rendirme, busco constantemente mi bienestar emocional e intento ser de ayuda para con las personas que comparten mi mundo, considero que es tan corta la vida que en un abrir y cerrar de ojos pasé de ser una niña asustada a una adulta con una necesidad inmensa de disfrutar la vida, de no desperdiciar ningún momento, de disfrutar cada detalle, cada suspiro, cada amanecer.
¿No has pensado que el tiempo vuela? Que ves a tus hijos y te preguntas ¿Cuándo fue que se convirtieron en adultos? RECONSIDERALO, VIVE, DISFRUTA, Y PRINCIPALMENTE AGRADECE.
TE ABRAZO
SOY LORENA REPORTÁNDOME

LORENA PURATA / Expresiones / San Luis Potosí, S.L.P. / Abril 6 de 2017.