LO DESTACADO

Nunca pensé que fuéramos a terminar así

En una ocasión una joven pareja de amigos compartían una vivencia por demás incómoda para ellos, pues cada uno tenía pareja, donde ella siempre deseo algo más que amistad con él, ¿Qué pasaría si nunca lo hubiéramos intentado? Si todo lo nuestro se hubiera quedado en esa relación de amistad tan bonita que teníamos, nos contábamos todo y estábamos ahí siempre que uno o el otro lo necesitaba.

Ahora con la privacidad de la comunicación uno a uno se llega a tener una serie de complicidades e intimidades con amigos o personas diferentes a nuestras parejas que han llevado a la infidelidad de ambos, la abundante comunicación exterior por contactos desde su casa, diferente a como ahora lo tiene en Facebook, y cuando digo Facebook me refiero tanto para hombre como la mujer, a través de si teléfono móvil o algún otro dispositivo.

Recibo una tormenta de pensamientos de porqués, de culpa, arrepentimiento y tristeza. Nunca pensé que fuéramos a terminar así, y creo que tú tampoco lo pensaste. Congeniábamos tan bien que pude llegar a pensar que estábamos hechos el uno para el otro. Lo que duró nuestra relación, por mi parte puedo decir que fue una aventura de la que no me voy a olvidar, que lo recuerdo como lo más bonito de mi adolescencia, y si me llegaran a preguntar, podría afirmar que para mí, tú sí fuiste el amor de mi época. Llegaste tú, la vida parecía hasta bonita.

Pero no sé si esos momentos valieron tanto la pena para perderte. Ahora con la privacidad de la comunicación uno a uno se llega a tener una serie de complicidades e intimidades con amigos o personas diferentes a nuestras parejas que han llevado a la infidelidad de ambos, la abundante comunicación exterior por contactos desde su casa, diferente a como ahora lo tiene en Facebook, y cuando digo Facebook me refiero tanto para hombre como la mujer, a través de si teléfono móvil o algún otro dispositivo.

El adulterio, la infidelidad siguen destrozando amistades y familias, se ve hasta normal que los casados, en particular los hombres, tengan relaciones sexuales fuera del matrimonio. entre amigos, con compañeros de trabajo y ahora con Facebook, incluyendo todas las redes sociales; WhatsApp, Instagram, Messenger, incluyendo todo lo referente a video llamadas, y todo lo que le sigue, es más frecuente mucho más frecuente el adulterio o la infidelidad de las mujeres y más ahora en muchas mujeres casadas, desde luego que también los hombres, siempre ha sido así, pero ahora ellas encontraron una fuente idónea para dar rienda suelta a su naturaleza sexual esa naturaleza que estaba siempre dentro de ellas, ellos.

Teníamos una vida hecha cada uno, pero la insistencia de ambos era increíble, No podíamos tapar el sol con un dedo, sabíamos que por circunstancias ajenas a nosotros, teníamos que terminar, ¿Pero por qué terminamos mal, si se supone que hicimos todo bien? Nunca lo entendí, éramos demasiado compatibles como para terminar así. La verdad es que te extraño, y por más bonita que fuera nuestra relación, no te extraño por eso.

Extraño a mi amigo, extraño sus locuras que se complementaban con las mías, extraño tener a alguien a mi lado a cualquier momento, por Messenger, por WhatsApp, en Video llamada, tratando de entender lo que ni yo sola podía entender de mí. Maldigo esa semillita de amor que fue creciendo entre nosotros. ¿Valió la pena perder nuestra amistad por un romance que no funcionó?

Lo perdimos todo. En un abrir y cerrar de ojos todo lo que cosechamos por años, se había ido, lo intentamos y no funcionó, pero ¿Por qué tuvimos que perderlo todo? de no haber ocurrido, seguiríamos hablando y llevándonos tan bien como lo hicimos por tantos años, nos pudimos haber ahorrado este mal rato de ahora toparnos y no querer voltear a vernos, ni la colitis que me daba sólo con pensar que ibas a venir y te tendría que ver.

¿Por qué no decidimos quedarnos ahí?, ¿por qué tenía que existir esa duda de saber si era amor o amistad y decidimos dar ese paso? nunca pensé que fuéramos a terminar así. ¿Cuántas veces te puedes enamorar? “los inteligentes disfrutan su soledad, los demás la llenan con cualquier persona” te enamoras cada vez que le sonríes a la vida, enamorarse depende de ti y de él, nos enamoramos de los momentos compartidos, los besos, los abrazos, y las sonrisas, la persona que llega para un nuevo amor es quien nos alegra los días y en ocasiones no lo permitimos porque –aunque no lo queramos- estamos comparando, pero de nada sirve estar midiendo si estabas o estas más enamorada ahora que antes, porque cada etapa es distinta.

La aventura de la vida es aprender, el objetivo de la vida es crecer, la naturaleza de la vida es cambiar, el desafío de la vida es superarse, la esencia de la vida es cuidar, el secreto de la vida es atreverse, la belleza de la vida es dar, la alegría de la vida es amar, ella me escribió: Tú eres genial, yo le respondí: No, tú eres genial, ahora ella cree que me gusta y yo solo estaba corrigiendo su ortografía.

Le pedí a la vida que me pasaran cosas bonitas y me pasaste tú; el fracaso es parte de la vida; si no fracasas, no aprendes y si no aprendes, no cambias; quien esté contigo en tus momentos difíciles merece estar en tus triunfos, me encantan las mujeres que no buscan un buen partido para casarse sino que buscan ser un buen partido para que un buen hombre las merezca.

Bien me decían que en las amistades no se debe de meter el amor, pero ahí estábamos, juntos, el destino nos separó, o tal vez las cosas pasaron así porque era como tenía que pasar, te fuiste y sé que te dolió tomar esa decisión, pero no creo que la peor parte sea irse, sino quedarse, porque sé que nunca vas a regresar, y honestamente hago mi mayor esfuerzo por mantenerme firme y seguir adelante. Era tan injusto que tú te fueras, y yo me quedara aquí con todo, es tan injusto habernos conocido, contado nuestros secretos, miedos, lo que odiamos, lo que nos gustaba, literalmente todo, para volver a ser extraños.

Pero lo volvería a hacer, repetiría cada locura y cada error que cometí contigo, me volvería a entregar por completo a ti, te perdí, pero me dejaste enseñanzas que creo que sólo con estos tropiezos de la vida pueden aprenderse, ahora sé que no puedo esperar a una persona para que me complete, porque me enseñaste a ser independiente, pero te doy las gracias por haberme aguantado, por haber creído en mi cuando ni yo sola podía hacerlo, por conocer mi lado obscuro y amarme tal y como era, tomamos la oportunidad, Dios sabe que de verdad lo intentamos.

BIBLIOGRAFÍA:
QFB. Fernando de la Fuente García. La Brecha. Artículo: ¿Cuántas veces te puedes enamorar?
QFB. Fernando de la Fuente García. La Brecha. Artículo: ¿Es el adulterio un pecado imperdonable?
QFB. Fernando de la Fuente García. La Brecha. Artículo: Adulterio e infidelidad de hombres y mujeres.
Sofi Arenas. FOX. Artículo: Valió la pena perder nuestra amistad por un romance que no funcionó.

Entre Griegos y Troyanos
Mtro. QFB. Fernando De la Fuente García
E-Mail: ferdelafuenteg@gmail.com
Twitter: @FerranFercho
WhatsApp: 4444-16-98

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s