LO DESTACADO

Sí hay violencia política de género: Moreno Estrada

maria moreno estrada - Samalou-AC-
Todo aquel hecho que tenga como objeto lastimar o hacer sentir mal en el ámbito de sus funciones públicas o en el marco de sus derechos políticos electorales son tomados como violencia política de género, aseguró María Moreno Estrada, presidenta de la Asociación Civil Samalou.
Consideró que es necesario estudiar el contexto en el que fueron emitidos los mensajes del diputado José Luis Romero Calzada contra la legisladora Xitlálic Sánchez Servín para determinar si existe violencia política de género.
Comentó que hay casos donde se aplica violencia política de género, aseguró que sucede en todos los espacios y partidos políticos, que en algunos casos es invisible y tolerada por otras mujeres, y esto lo aprovechan algunos hombres para ejercerla en magnitudes más amplias.
Consideró que en el caso de Sánchez Servín se hablaría de existencia política si los mensajes tenían como fin el demeritar el ejercicio legislativo de la diputada o de cierta manera intervenir en sus derechos electorales.
“Hay que estudiar los casos en lo particular para ver si estas acciones u omisiones están en el protocolo de violencia política, tenemos que ver si estos mensajes intervenían en el ejercicio de sus derechos, si existe una razón”, apuntó.
En caso de que se demostrara la existencia de violencia política, podrían acudir a diversas instancias, dependiendo del tipo de agresión.
Respecto de los insultos que recibió la diputada en la barda de la sede del PAN, señaló que el caso debe de ser investigado para sancionar a los responsables.
La consejera del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Arely Torres Miranda, afirmó que le corresponde al Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (Ceepac) y al Tribunal Electoral, determinar si en este caso existe violencia política de género y recalcó que en base a su experiencia en la defensa de los derechos de la mujer, este caso si lo es.
“Se debe dar el trato de violencia política contra las mujeres y no sólo como una amenaza simple; además es un hecho de misoginia y de violencia hacia una mujer, ocurrido en pleno 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer”, abundó.
Debe dejarse de invisibilizar y solapar estos actos de violencia en el ejercicio de la participación política de las mujeres en la política, concluyó y exhortó a las instancias correspondientes a que le den atención al caso.